• marzo 1, 2024

Evolución de la Industria de la Construcción con mayor tecnología en las maquinarias 

El flujo constante de distintos tipos de maquinaria que se incorpora al país responde a las necesidades de las diversas empresas constructoras, ansiosas por optimizar sus procesos en múltiples proyectos. La alta demanda de equipos como plataformas elevadoras, grúas, retroexcavadoras y elevadores de carga, fundamentales en las actividades diarias de las obras. Cada una de estas máquinas cumple un papel esencial y específico en el ámbito de la construcción, agilizando y garantizando la seguridad en los trabajos. Esta variedad de equipos permite optimizar los tiempos y la mano de obra empleada en las construcciones, una prioridad para mejorar la eficiencia en este sector.

La integración de la tecnología en maquinaria y entornos laborales ha revolucionado la gestión de equipos de construcción, disminuyendo los gastos de mantenimiento y operación. La mayoría de los equipos nuevos en la industria de la construcción están equipados con tecnología que permite a los propietarios y distribuidores evitar paros innecesarios gracias al mantenimiento preventivo y la detección temprana de problemas mecánicos. A pesar de este avance, la adopción generalizada de esta telemática aún no alcanza cifras significativas, con índices que apenas superan el 50 % y, en algunos casos, apenas alcanzan el 30 %, según los indicadores de mercado de la Cámara Boliviana de la Construcción.

El reto principal radica en la diversidad de flotas que poseen los clientes, en contraposición a la especialización de los distribuidores en una sola marca. Esta disparidad ha generado cierta reticencia en la adopción de la tecnología. A pesar de ello, el panorama está cambiando. Las máquinas necesitan comunicarse entre sí, uniendo la construcción con la implementación de la Inteligencia Artificial, según destaca Carlos Burgoa, director de servicios y soluciones de Volvo CE.

Volvo CE, por ejemplo, ha logrado conectar alrededor del 60 % de sus máquinas con su sistema telemático avanzado, ActiveCare Direct. Estos equipos son monitoreados constantemente en busca de alarmas que puedan indicar un problema, enviando información procesable a los administradores de equipos de los clientes y distribuidores en minutos, permitiendo resolver problemas sin la necesidad de intermediarios.

La tecnología no solo optimiza la eficiencia en las piezas y el servicio, sino que también impulsa la productividad si se implementa adecuadamente. Sin embargo, la adquisición de piezas para las máquinas puede ser un desafío para los usuarios finales y los distribuidores de alquiler, con costos elevados y múltiples fuentes de suministro. Esto ha llevado a cambios significativos en la cadena de distribución, reduciendo la cuota de mercado de los distribuidores para piezas.

El sector del alquiler de maquinaria sigue en crecimiento, impulsado por los altos precios de la maquinaria de construcción y el aumento de las tasas de interés. El concepto de “equipo como servicio” gana terreno, transfiriendo la responsabilidad del equipo al fabricante o distribuidor, permitiendo a los clientes enfocarse en sus operaciones principales. Esta modalidad puede implicar el suministro de una flota completa durante varios años, con tarifas vinculadas al uso, ofreciendo flexibilidad de pago a los clientes.

“Los contratistas están interesados en el resultado final, en el hoyo que deben cavar. Ven el equipo simplemente como un costo operativo”, menciona Lucia Zalles, CEO de Komatzu. La flexibilidad de pago asociada con este modelo ha generado interés entre los clientes, lo que está llevando a explorar esta nueva forma de negocio en la industria.

Tipos de maquinarias

Los tipos de maquinaria que está ingresando al país va para diferentes usos y necesidades las cuales son muy requeridas por las diversas constructoras para poder ir más rápido en las diferentes construcción que encaran, para la CEO de Kamatzu comentó que los más buscado son las Plataformas elevadoras, grúas, retroexcavadoras, elevadores de carga y otras muchas son las máquinas que se utilizan a diario en los lugares de construcción. “Cada tipo de tarea dentro de un proyecto cuenta con un equipo que puede cumplir con los requisitos de la forma más eficiente y segura, lo que permite optimizar los tiempos y la mano de obra empleada en la construcción”, admitió.

A continuación veremos en detalle algunas de las máquinas más usadas por el sector de la construcción

Plataformas elevadoras: haciendo posible el trabajo en altura

Estas versátiles máquinas son extremadamente útiles en la construcción, ya que permiten a los trabajadores acceder a puntos elevados de manera segura y eficiente. Las plataformas elevadoras pueden ser de diferentes tipos, como por ejemplo:

Plataformas elevadoras de tijera

Estas PEMP poseen una plataforma de trabajo lo suficientemente grande como para elevar a varios trabajadores, sus materiales y herramientas hasta el punto de trabajo. Son ideales para trabajos que requieren un espacio de trabajo grande, como el mantenimiento de edificios o la instalación de paneles solares en techos.

Plataformas elevadoras articuladas

Estas plataformas tienen brazos articulados que permiten a los trabajadores llegar a áreas difíciles de alcanzar, pudiendo superar obstáculos como cables o árboles. Son ideales para trabajos que requieren un alcance lateral, como el mantenimiento de torres de telecomunicaciones o la instalación eléctrica en áreas públicas.

Plataformas elevadoras telescópicas

El brazo telescópico de estas plataformas tiene la capacidad alcanzar las áreas más altas y alejadas. Son ideales para trabajos en altura en sitios de construcción, como la colocación de ventanas en un edificio alto o la instalación de sistemas de iluminación.

Las plataformas elevadoras se pueden utilizar en una variedad de trabajos en la construcción, como la instalación de ventanas, la pintura de paredes, la reparación de techos, la instalación de sistemas de iluminación, de climatización y mucho más. 

Elevadores de carga para transportar los materiales más pesados

Los elevadores de carga son una herramienta comúnmente utilizada en la construcción para el transporte de materiales y equipos pesados. Estos equipos son capaces de levantar y mover grandes cargas independientemente de las características del terreno, lo que los convierte en una opción popular para la construcción de edificios y grandes proyectos de construcción.

Bloques de concreto, ladrillos, acero y madera, así como equipos pesados como generadores y soldadores, pueden ser transportados en el lugar de construcción gracias a estas potentes máquinas sin necesidad de trabajo manual, reduciendo el riesgo de lesiones y fatiga en los trabajadores.

Es importante tener en cuenta que el manejo de los elevadores de carga debe ser realizado por personal capacitado y cualificado, para garantizar la seguridad y el éxito del proyecto. También es esencial que los elevadores de carga sean mantenidos y operados de acuerdo con las normas de seguridad y las regulaciones locales para evitar accidentes y lesiones.

Grúas: eleva lo que necesites

Las grúas son una herramienta indispensable en la construcción ya que permiten levantar y trasladar materiales y equipos pesados con facilidad y seguridad, siendo su uso muy común en la construcción de edificios, puentes, túneles, carreteras y otros proyectos de ingeniería.

“Podemos clasificarlas en diferentes tipos, según su tamaño y su capacidad de carga, es importante porque se necesita ser eficiente y estas maquinarias tienen que tener la representación de una casa importadora”, señaló Burgoa. 

Las grúas torre, por ejemplo, son las más grandes y se utilizan para levantar materiales y equipos pesados a grandes alturas. Se construyen en el sitio de construcción y su altura puede variar dependiendo de la estructura que se esté realizando. Las grúas torre tienen una gran capacidad de carga y pueden levantar varias toneladas.

Las grúas sobre orugas, por su parte, son aquellas que se apoyan sobre orugas y se utilizan en terrenos difíciles o con poca estabilidad. Las grúas sobre orugas tienen una gran capacidad de carga y pueden levantar materiales y equipos pesados en terrenos irregulares.

Retroexcavadoras

Las retroexcavadoras son una de las máquinas más comunes en la construcción. Están diseñadas para excavaciones y trabajos de carga en espacios reducidos. Las retroexcavadoras son máquinas versátiles que pueden usarse para una amplia variedad de tareas en la construcción.

Algunas de las aplicaciones más comunes de las retroexcavadoras en la construcción son la excavación en áreas pequeñas o de difícil acceso, la carga de materiales, demolición de estructuras y nivelación del terreno.

Como vemos, se trata de una herramienta muy versátil que puede utilizarse para una amplia variedad de tareas y la elección de la retroexcavadora adecuada dependerá del tipo de trabajo que se deba realizar y de las necesidades específicas del proyecto.

Hormigonera

Una hormigonera es una máquina utilizada para mezclar concreto o cemento y se la conoce también como mezcladora. Consiste en un tambor giratorio donde se mezcla el concreto con agua y otros materiales. La mezcla se realiza mediante un sistema de paletas en el interior del tambor.

Ampliamente utilizadas en la construcción de edificios, casas, puentes, carreteras y otras estructuras donde se requiere una gran cantidad de concreto. Pero también se utilizan en proyectos de construcción más pequeños, como la construcción de patios o la reparación de aceras.

Las hormigoneras están disponibles en varios tamaños, desde pequeñas unidades portátiles hasta grandes mezcladoras de concreto montadas en camiones y el tipo de proyecto para el que se utilizará determinará el tamaño y la capacidad que se necesitará en la obra.

Importaciones de maquinaria Bolivia

Importación de maquinaria La Aduana Nacional (AN) ha reportado que desde septiembre de 2023, se han importado un total de 21,901 maquinarias sin el pago de tributos aduaneros en Bolivia.

Este flujo de importaciones se enmarca en la Ley N°1391, la cual establece Incentivos Tributarios para la importación de Bienes de Capital y Plantas Industriales destinadas a actividades como la Agropecuaria, Industrial, Minera y de Construcción.

Según lo expresado por el Gerente Regional de Santa Cruz, Hugo Domínguez, estas acciones responden a las políticas del Estado, enfocadas en la industrialización y la reactivación económica del país.

“La Ley N°1391 fue aprobada el 31 de agosto de 2021 y el Decreto Supremo N°4579 se promulgó el 1° de septiembre del mismo año. Desde entonces, se han importado 3,237 máquinas en 2021, 12,885 en 2022 y, hasta el 13 de junio de 2023, ya se han nacionalizado 5,779, sumando un total de 21,901 bienes de capital importados por 4,766 operadores que se acogieron a esta Ley”, afirmó Domínguez.

El principal beneficio que ofrece la Ley N°1391 es la exención del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA), siempre y cuando se cumplan con los requisitos establecidos en el Decreto Supremo N°4579. Esto permite a productores, tanto pequeños, medianos como grandes, importar maquinaria destinada a plantas industriales o bienes de capital sin incurrir en dicho impuesto.

La iniciativa ha sido recibida positivamente por diversos sectores, al brindar oportunidades de inversión y desarrollo a distintos actores dentro de la economía boliviana, promoviendo así el crecimiento y la modernización de las actividades industriales y productivas del país.