• septiembre 24, 2022

Evolución del mercado Cruceño de la Construcción en el 2022

Echando la vista hacia el 2021, este ha sido un año sumamente complicado. La incertidumbre ha estado siempre presente debido al COVID, con un pequeño descanso en los meses de verano, que volvió a empeorar tras el aumento de los contagios por las nuevas cepas menos dañinas, pero más contagiosas.

El 2022, se ve cómo los pronósticos se van cumpliendo. Se ha producido una mejora a nivel general en el sector de la construcción, aunque ahora sentimos la amenaza de una guerra cuyas consecuencias económicas afectarán a toda la región y posiblemente al mundo entero.

Tomando esto como punto de partida, las previsiones de la evolución del mercado de la construcción para este 2022 son difíciles de concretar, siempre cómo referencia los principales indicadores económicos por lo que los datos son lo más fieles posibles a la realidad.

Resultados y previsiones

La producción de cemento en el país subió 24,5% y las ventas de este material, en 21% hasta febrero de este año. Este comportamiento positivo muestra que el sector de la construcción se recupera, pese a que los permisos de obras bajaron 14,5%.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), al segundo mes de esta gestión, la producción y la venta de este insumo de la construcción mostraron un crecimiento positivo en comparación al mismo periodo de 2021.

Es decir, en febrero del año pasado, la producción de cemento experimentó una variación negativa (-28%), al igual que las ventas (-18,6%), como consecuencia de la crisis generada por la emergencia sanitaria del COVID-19.

Eso sí, en medio de estas cifras, los datos del INE muestran que el sector de la construcción está en proceso de recuperación.

Reactivación.

 En 2020, el sector de la construcción tenía una tasa negativa de crecimiento de más del 19% de caída (…). Sin embargo, en 2021 alcanzaba ya un 18% de crecimiento positivo, el índice positivo que registró el sector constructor se debe a las políticas implementadas para reactivar la economía nacional, después de los efectos generados por el coronavirus.

Los índices positivos también generaron un crecimiento en la comercialización del cemento, principal insumo para la construcción, que tuvo una caída de -23% en 2020 y que en 2021 se restituyó con una tasa positiva de 19,2%.

La presidenta de la Cámara de la Construcción de Santa Cruz, Carolina Gutiérrez, el sector se está reactivando pero no al nivel alcanzado antes de la pandemia. “En 2020 la construcción cayó en 19,03% respecto a 2019, mientras que en 2021 creció en un 17,89% respecto a 2020, lo que significa que todavía no se ha recuperado de la crisis”, dijo la ejecutiva.

Complementó señalando que en términos absolutos, “en 2019 el sector constructor aportó al PIB (Producto Interno Bruto) nacional con Bs 1.983.155, y en 2020 este aporte fue de Bs 1.605.674, mientras que en 2021 llegó a Bs 1.892.937. Esto significa que todavía falta recuperar un 4% para alcanzar los niveles de 2019”, insistió.

Cifras

De acuerdo con los datos del INE, la población ocupada en la actividad de la construcción, en el área urbana de Bolivia, llegó a 356.000 personas al segundo mes de 2022. Se trata de una reducción del 5% (17.000 personas) en comparación con la cifra registrada en enero pasado, cuando sumaron 373.000 personas en todo el territorio nacional.

Asimismo, en febrero de esta gestión, la superficie autorizada para construcciones residenciales y no residenciales, en ciudades capitales y principales conurbaciones, presentó una baja de – 14,5%. Es una variación acumulada negativa que difiere al dato positivo registrado en diciembre de 2021, cuando se llegó a 26,8%.

Respecto a la variación acumulada del Índice de Insumos Importados para la construcción, ésta presentó en febrero de 2022 un crecimiento de 6,8%, a diferencia de similar periodo de la gestión anterior.

El valor de los materiales de construcción importados, en febrero de 2022, alcanzó a $us 38,9 millones, cifra relativamente menor con relación a enero. En este sentido, las importaciones de productos elaborados y semielaborados alcanzaron a 17,8 y 21,1 millones de dólares, respectivamente. Los productos de mayor demanda fueron: barras de construcción, fierro corrugado, angulares y perfiles de hierro o acero sin alear y porcelanatos, y azulejos para revestimientos. 

Proyecciones

En la última actualización de las proyecciones de crecimiento de la construcción como ha indicado en el último informe de diciembre de 2021: más allá del semestre actual la evolución de la actividad a corto plazo seguirá condicionada por los factores que han limitado el avance, como las alteraciones de las cadenas de suministros o el repunte de la incidencia de la pandemia.

Se espera que estos factores se vean contrarrestados por otros desarrollos, como la intensificación del ritmo de ejecución de los proyectos financiados y el mantenimiento de condiciones de financiación favorables.

En el tercer trimestre del 2021, la tasa de desempleo había descendido en siete décimas frente al dato del trimestre anterior, situándose en un 8,6%. Mayor ha sido la reducción de la tasa de desempleo entre la población joven, que se ha reducido en 2,8 puntos, alcanzando el 23,8%, niveles cercanos a los del último trimestre de 2021.

En cuanto a la compra – venta de viviendas, han incrementado su precio de venta promedio durante el cuarto trimestre del 2022 respecto al mismo periodo del 2021. En rasgos generales se pueden destacar estos datos para la evolución del mercado de la construcción en 2022:

  • Viviendas iniciadas y terminadas +26%/+13%
  • Compraventas de viviendas +39%
  • Hipotecas constituidas +25%
  • Stock de viviendas +0,35%
  • Valores de venta +3,7%

Sector residencial

El mercado residencial no ha sido de los más afectados durante el 2021. Para este 2022 se prevé una estabilización del precio de la vivienda, si bien hay otros factores como la inflación, el aumento del coste de la construcción o la escasez de algún material que pueden afectar a la evolución del precio de la vivienda.

La recuperación del mercado laboral puede provocar un aumento de la emancipación entre los jóvenes; lo que producirá una gran demanda en los alquileres, y una menor demanda de compra- venta de viviendas.

Aspectos como la reactivación económica, el aumento en los costes de la producción, la recuperación de la economía o la nueva ley de vivienda marcarán la evolución del mercado residencial durante este 2022.

Además, podemos esperar que la demanda de vivienda alquilada por parte de los inversores crezca, ya que los tipos de interés bajos van acompañados de un escenario del crecimiento. El aumento de los viajes de los otros departamentos y extranjeros, siempre que la situación sanitaria y geopolítica lo permita, provocará un incremento de las viviendas destinadas al alquiler vacacional, lo que supondría disminuir la oferta de vivienda en alquiler en algunos departamentos.

Las cifras de compra – venta e hipotecas seguirán en aumento

Actualmente, el 95% de las viviendas en alquiler están en manos de particulares, que en muchas ocasiones no son capaces de responder a las nuevas demandas de vivienda. En este sentido, la gestión profesionalizada puede cobrar mucha fuerzan, se ha demostrado en 2021 ser un modelo por el que las grandes promotoras están apostando, y se espera que en 2022 el incremento de la inversión supere el 10% interanual.

A marzo de 2022, el sector de construcción dinamiza la producción y venta de cemento en 16,5 % y 13,8 %, respectivamente, en el mercado interno, a comparación de mismo periodo de la gestión pasada, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Sector logístico

El mercado logístico para los materiales de construcción  ha sido de los que más oportunidades de crecimiento ha tenido durante el 2021 y sigue creciendo el 2022. 2021 cierra con un incremento del 33% sobre el volumen invertido.

La mayoría de las operaciones del mercado logístico se han concentrado en el eje central La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, siendo este último el con mayor recuperación económica y de inversión,  se han ampliado hasta septiembre de 2022 un total de 985.000 metros cuadrados, creciendo más de un 50% frente al mismo periodo de 2021, el caso de La Paz se han contratado 660.000 metros cuadrados, doblando la cifra del acumulado hasta el tercer trimestre del año pasado y un 50% por encima del dato de cierre de 2021.

Las rentas, se han mantenido estables en este escenario. En este momento, la renta con una disponibilidad que sigue a la baja situándose en un 2,9%.

Se espera que este año se mantenga el crecimiento de años anteriores suponiendo uno de los grandes impulsores de la recuperación del mercado de la construcción y de la economía en general.

El sector logístico se ha convertido en el segmento no residencial que más inversión atrae, y mantiene buenas expectativas de crecimiento para los próximos ejercicios.

Desafíos para el 2022

Como hemos visto, la evolución del mercado de la construcción para este 2022 parece asentada, siempre y cuando la situación tanto geopolítica como sanitaria no dé un giro de 180 grados.

El mayor reto que habrá que afrontar en el presente ejercicio será demostrar su fortaleza para mantener la confianza y el interés del perfil inversor. Las inversiones durante el 2021 superaron en más de un 30% al del ejercicio anterior y el 2022 van por el mismo camino.

Otro de los desafíos es que la construcción se enfrentará a un gran incremento, debida al aumento en los costes de los materiales de construcción, los energéticos y la escasez de mano de obra cualificada. Esto puede afectar tanto al precio de las viviendas como a la rentabilidad de las empresas promotoras y constructoras, lo que podría tener un impacto en la inversión.

Un último desafío es el de la digitalización. El Covid ha acelerado la digitalización en casi todos los sectores y el mercado de la construcción no puede quedarse atrás.

Con el acceso a las plataformas digitales aumentan las posibilidades de encontrar negocios, dar a conocer nuestras marcas, recabar información.  Es un escenario que bien aprovechado puede traer numerosos beneficios a las empresas de la construcción. Ya son muchas las inmobiliarias que ofertan visitas virtuales a las viviendas, las promotoras que se anuncian en internet a través de display y trabajan con sistemas tecnológicos de última generación para mejorar sus resultados. O los fabricantes que están implantando acciones de marketing digital para aumentar sus ventas.

Este 2022 es crucial para la evolución del mercado de la construcción, pero con las previsiones y datos que manejamos hoy en día (y más allá de las impredecibles consecuencias del conflicto en Ucrania) la reactivación del sector da indicies de crecimiento dentro del sector constructivista y será un buen año.