• julio 24, 2024

Gestión de costos de construcción: éxito y eficiencia en un proyecto

La gestión de costos de construcción desempeña un papel fundamental en el desarrollo de una obra de construcción, ya que brinda diversos aportes que contribuyen al éxito y la eficiencia del proyecto. Según expertos del rubro, hay que prestar atención en la importancia que tiene a nivel nacional, las herramientas tecnológicas que se implementaron en los últimos años y los métodos para controlar los costos.

“La cultura de la gestión de la construcción nos permite saber administrar los recursos humanos, económicos de una manera adecuada, lo que asegura una utilidad para la empresa real y reduce los riesgos que conlleva una obra de construcción”, dijo la arquitecta Rocivel Oblitas Mollinedo.

Agregó que en el ámbito privado se le da importancia debida; sin embargo, en muchos casos se la resuelve de manera poco técnica, dejándola a los criterios de la experiencia acumulada, a la intuición sin establecer mecanismos técnicos y tecnológicos. En el caso de obras públicas hay un escaso dominio de la importancia de la gestión en construcción, pues el Estado con sus normas administrativas de proyectos estatales supone poder lograr calidad de una obra con un presupuesto bajo, lo cual es inviable.

“La actualización profesional del personal encargado en gestión de la construcción, destinar profesionales con larga experiencia en construcción para cargos de gestión y el trabajo colectivo entre las diversas especialidades es de las principales recomendaciones para una correcta gestión de costos” aseguró.

Por su parte, el arquitecto Zacarías Ortega Rodríguez, representante de la Escuela de Gestión de la Construcción Bolivia, manifestó que en los últimos años se ha producido un avance significativo en la implementación de aplicaciones tecnológicas para la gestión de costos en la industria de la construcción y proyectos en general.

“Existen varias herramientas útiles para supervisar y controlar los costos en tiempo real en proyectos de construcción. Estas herramientas pueden ayudar a recopilar datos, realizar análisis y generar informes para una toma de decisiones informada”, explicó.

Sobre el control de los costos de construcción, el arquitecto Alejandro Martin Tordoya Aguirre resaltó que es un aspecto importante en el proceso de construcción de un bien, porque garantiza al cliente que el trabajo se realice de acuerdo con los planes y según las disponibilidades económicas puestas en marcha en la fase de planificación de la obra.

“Para tener un control total de los costos de construcción y evitar inconvenientes desagradables e inesperados durante y al final del trabajo, es aconsejable seguir algunos pasos fundamentales”, planteó sobre los métodos para tener un buen control de costos.

La gestión de costos implica los procedimientos de una obra

Para Oblitas, la gestión de costos de construcción engloba los procedimientos que se deben contemplar en una obra de construcción, ya sea la planificación de recursos, de objetivos, la elaboración de precios unitarios, el presupuesto general o el control y seguimiento de costos, tiempo y calidad.

Ortega añadió que es un proceso integral que implica la planificación, control y seguimiento de los costos asociados a un proyecto de construcción. Su objetivo principal es garantizar que el proyecto se ejecute dentro del presupuesto establecido y que los recursos se utilicen de manera eficiente.

Implica diversas actividades, entre las que se incluyen:

  • Estimación de costos: Consiste en calcular los costos esperados del proyecto, incluyendo materiales, mano de obra, equipo, servicios y otros elementos necesarios para su ejecución. Se utilizan técnicas y herramientas específicas, como la toma de cantidades, análisis de precios unitarios y estimación basada en experiencias previas.
  • Presupuesto: Una vez estimados los costos, se elabora un presupuesto detallado que establece la cantidad de recursos financieros necesarios para llevar a cabo el proyecto. El presupuesto se divide en ítems o actividades de costos para facilitar su seguimiento y control.
  • Control de costos: Durante la ejecución del proyecto, se monitorean y controlan los costos para asegurarse de que se mantengan dentro de los límites establecidos en el presupuesto. Esto implica llevar un registro preciso de los gastos y compararlos con el presupuesto inicial. Si se detectan desviaciones, se toman medidas correctivas para minimizar su impacto.
  • Análisis de valor ganado: Es una técnica utilizada para evaluar el rendimiento del proyecto en términos de costo y programación. Se compara el valor ganado, es decir, el trabajo realizado en relación con el presupuesto y el cronograma planificados, con el valor real gastado y el tiempo transcurrido. Esto proporciona indicadores clave para evaluar el desempeño del proyecto y tomar decisiones informadas.
  • Negociación y contratación: La gestión de costos también incluye la negociación de contratos con proveedores y subcontratistas, así como la revisión y selección de ofertas para obtener los mejores precios y condiciones para los materiales y servicios requeridos en el proyecto.
  • Gestión del cambio: Durante la construcción, pueden surgir cambios en el alcance, diseño u otras variables del proyecto, lo que puede tener un impacto en los costos. La gestión de costos implica evaluar y gestionar adecuadamente estos cambios, asegurándose de que se registren, aprueben y controlen de manera efectiva.

“La gestión de costos de construcción es esencial para garantizar la viabilidad financiera de un proyecto, controlar los gastos y maximizar el valor entregado. Al aplicar las técnicas y principios de la gestión de costos, los profesionales de la construcción pueden tomar decisiones informadas y lograr una ejecución exitosa del proyecto dentro de los límites presupuestarios establecidos”, resaltó el arquitecto.

Costos directos

Según Ortega, son los costos asociados directamente con la ejecución del proyecto y se pueden asignar de manera específica a una actividad o partida de trabajo en particular. Incluyen los materiales de construcción, la mano de obra directa, los equipos y herramientas utilizados exclusivamente para la construcción, es decir los costos directamente relacionados con la ejecución física del proyecto.

  • Costos de materiales: Son los costos relacionados con la adquisición de los materiales necesarios para la construcción, como cemento, acero, ladrillos, yeso, pintura, tuberías, cables, entre otros. Estos costos pueden variar en función de las fluctuaciones del mercado, la calidad y cantidad requerida de los materiales, así como de los plazos de entrega.
  • Costos de mano de obra: Son los costos asociados con la contratación y pago de la mano de obra necesaria para llevar a cabo las tareas de construcción. Incluyen los salarios de los trabajadores, como albañiles, carpinteros, electricistas, plomeros, operadores de maquinaria, entre otros.
  • Costos de equipos: Se refieren a los costos relacionados con la utilización de equipos y maquinaria en el sitio de construcción. Esto incluye el alquiler o compra de equipos, los costos de mantenimiento, los combustibles y lubricantes, y los operadores de los equipos.

Costos indirectos

“También conocidos como costos generales o gastos generales, son los costos que no se pueden asignar directamente a una actividad o ítem de trabajo en particular, pero son necesarios para la ejecución del proyecto en su conjunto. Incluyen los costos administrativos, como los salarios del personal de gestión y apoyo, los gastos de oficina, los seguros, los impuestos y los servicios públicos en el lugar de trabajo, entre otros”, indicó Ortega.

Si bien se gestiona principalmente los dos tipos de costos ya mencionados, se debe tomar en cuenta también los siguientes:

  • Costos de subcontratación: Son los costos asociados con la contratación de empresas o individuos externos para llevar a cabo ciertas tareas o actividades específicas dentro del proyecto. Por ejemplo, se pueden subcontratar servicios de instalación eléctrica, instalación de sistemas de climatización, trabajos de paisajismo, entre otros.
  • Costos de contingencia: Se establecen como una reserva de dinero adicional para hacer frente a imprevistos o cambios inesperados en el proyecto. Estos costos se destinan a cubrir situaciones imprevistas, como modificaciones en el diseño, problemas en el terreno, retrasos, cambios normativos, entre otros.

El arquitecto expresó que en el país los costos de contingencia no son considerados en la confección de un análisis de precio unitario, ni en el presupuesto total, sin embargo, tomando en cuenta los estándares y prácticas internacionales se recomienda su inclusión.

“Es importante tener en cuenta que estos tipos de costos pueden variar en función del alcance y la naturaleza específica del proyecto de construcción. La identificación y el seguimiento adecuados de cada tipo de costo son fundamentales para una gestión efectiva de los costos en la construcción”, añadió.

¿Cómo se los gestionan?

De acuerdo con información de la Escuela de Gestión de la Construcción Bolivia, la gestión de los diferentes tipos de costos en la construcción es fundamental para garantizar el control financiero y el éxito del proyecto. Algunos enfoques comunes para la gestión de costos son:

  • Planificación y estimación: En la etapa de planificación del proyecto, se debe realizar una estimación inicial de los costos basada en el alcance y los requerimientos del proyecto. Esto implica evaluar los costos directos e indirectos, así como tener en cuenta los factores de riesgo y contingencia. La planificación y estimación deben ser lo más precisas posible y se deben revisar y actualizar a medida que se obtiene más información sobre el proyecto.
  • Presupuestación: Una vez que se ha realizado la estimación inicial, se establece un presupuesto detallado que asigna los recursos financieros a cada ítem/actividad de costos. El presupuesto debe ser realista y tener en cuenta todos los costos directos e indirectos previstos, así como los riesgos y contingencias (recomendable). El presupuesto sirve como una guía financiera durante la ejecución del proyecto y se utiliza para monitorear y controlar los gastos reales.
  • Control y seguimiento: Durante la ejecución del proyecto, es esencial llevar a cabo un seguimiento constante de los costos para asegurarse de que se mantengan dentro del presupuesto establecido. Esto implica registrar y comparar los gastos reales con los previstos, identificar desviaciones y tomar medidas correctivas si es necesario. Se pueden utilizar herramientas como informes de costos, sistemas de seguimiento y software de gestión de proyectos para facilitar este proceso.
  • Gestión del cambio: Los cambios en el alcance del proyecto, las modificaciones de diseño u otros factores pueden tener un impacto en los costos. Es importante contar con un proceso establecido para gestionar y controlar los cambios, evaluando su impacto en los costos y tomando decisiones informadas sobre su aprobación.  Esto ayuda a evitar costos no previstos y a mantener el presupuesto bajo control.

En el ámbito público estos cambios se los gestiona a través de un Contrato Modificatorio, Orden de Cambio o en su caso una Orden de Trabajo (Decreto Supremo 181 del Sistema de Administración de Bienes y Servicios).

  • Negociación y gestión de contratos: En proyectos de construcción, se suelen establecer contratos con proveedores, subcontratistas y otros participantes. La gestión eficaz de estos contratos, incluyendo la negociación de precios y condiciones favorables, la supervisión del cumplimiento contractual y la resolución de disputas (controversias entre contratante y contratista), puede contribuir a la gestión exitosa de los costos.
  • Mejora continua: Al finalizar el proyecto, es importante realizar una evaluación retrospectiva para identificar lecciones aprendidas y áreas de mejora en la gestión de costos. Estos conocimientos pueden aplicarse en proyectos futuros para optimizar los procesos de gestión de costos y lograr una mayor eficiencia.

Control de costos en la construcción

“El control de los costos de construcción es un aspecto muy importante en el proceso de construcción de un bien, porque garantiza al cliente que el trabajo se realice de acuerdo con los planes y según las disponibilidades económicas puestas en marcha en la fase de planificación de la obra”, detalló el arquitecto Tordoya.

Continuó que el objetivo de un plan de control de costos, de hecho, es garantizar que el proyecto se entregue a tiempo y dentro del presupuesto establecido. Para ello es necesario seguir un proceso de gestión de costos que se articula en estas fases: planificación de los recursos, cómputo métrico, estimación global de los gastos que se van a realizar, control y seguimiento de los gastos, cálculo de presupuestos obra general, diagrama de GANT, método del camino critico (CPM) y técnica de evaluación y revisión del programa (PERT).

“La gestión de los costos de construcción es el proceso mediante el cual los profesionales responsables de este ámbito controlamos los gastos gestionando los costos de mano de obra, materiales y gastos generales para garantizar que el proyecto se complete dentro del presupuesto. El control de costos se basa en estimaciones precisas y un seguimiento constante a lo largo de todo el proyecto. La mejor manera de gestionar es con el apoyo de un BIM software UD math”, agregó.

Métodos para controlar los costos

“Para tener un control total de los costos de construcción y evitar inconvenientes desagradables e inesperados durante y al final del trabajo, es aconsejable seguir algunos pasos fundamentales”, mencionó Tordoya y dio algunos consejos a seguir para mejorar el control y la gestión de costos.

Hacer estimaciones precisas: Es necesario examinar los costos de mano de obra, los costos de materiales, equipos, evaluar cuidadosamente las cantidades previstas en el proyecto, pero también los honorarios profesionales y los costos relacionados con gastos, permisos, etc. Cuanto más precisas sean estas evaluaciones, mayor será la probabilidad de tener estimaciones precisas.

Para ello, es indispensable utilizar el software BIM UDmath, con el cual realizar el presupuesto de los trabajos de forma automática desde el modelo BIM en formato CAD, lo que permite minimizar los errores de evaluación, ya que las cantidades a computar son calculadas automáticamente por el software, directamente a partir del modelo 3D del proyecto.

Actualmente, también existen herramientas para el computo métrico general (manual) útiles para hacer estimaciones, presupuestos y listas de precios de forma colaborativa.

Por otra parte, también puede ser útil examinar los gastos totales de los proyectos anteriores y realizar análisis de mercado sobre trabajos del mismo tipo y en zonas geográficas comparables a la de intervención.

Siempre es mejor evitar las estimaciones demasiado optimistas: es mucho mejor tener ahorros inesperados que hacer frente a un desfase presupuestario.

Comunicarse con el equipo: La comunicación entre todas las figuras del equipo es fundamental para respetar el presupuesto. Un proceso de trabajo informado, en el que todo el mundo sabe qué hacer y conoce los plazos a respetar y los recursos a disposición, ayuda a evitar sobrepasar el presupuesto.

Además, una línea de comunicación continua ayuda a afrontar cualquier crisis o cambio de planes a medida que surjan. Es conveniente utilizar un BIM UDmath para gestionar mejor la comunicación, la colaboración y la coordinación del equipo de trabajo en el proceso de construcción.

Hacer informes periódicos: Redactar informes diarios sobre lo que sucede en la obra y actualizar periódicamente los programas de trabajo, permite identificar eventuales costos no en línea con las estimaciones o posibles interrupciones/variaciones en el programa de construcción, dando la oportunidad de intervenir rápidamente en la resolución del problema.

Gracias a la monitorización constante, se reduce la posibilidad de imprevistos y se pueden gestionar problemas e interferencias en caso de que se produzcan.

Para asegurarse de que los proyectos de construcción se lleven a cabo sin problemas y en el tiempo, dentro de los costos esperados, se recomienda utilizar el UDmath software, para ser utilizado totalmente en línea y desde cualquier dispositivo (smartphone, tablet, PC).

Tener planes de reserva: Si ocurre algo que ponga en riesgo el presupuesto estimado en el proyecto, siempre es aconsejable tener un plan de respaldo.

Durante la fase de planificación, es bueno identificar cuáles son los riesgos potenciales y elaborar un plan que indique exactamente qué hacer para evitar un aumento adicional de los costos. En cualquier caso, siempre es mejor minimizar los cambios.

Realizar evaluaciones posproyecto: Independientemente de si ha cumplido con el presupuesto, una vez finalizado el proyecto, se debe realizar una evaluación de verificación posterior a la operación.

Una reunión con las principales partes interesadas y el análisis de los eventos que ocurrieron durante el trabajo (evaluando tanto lo que salió bien como lo que no) ayuda a estar más preparado en los próximos proyectos.

Utilizar software UDmath de gestión de la construcción: Actualmente, la gestión de un proceso de construcción y sus costos implica el uso de programas informáticos específicos.

Con una plataforma de BIM management UDmath se puede realizar estimaciones de costos, gestionar diariamente la coordinación y colaboración de todo el equipo de trabajo, gestionar modelos BIM 3D, organizar el trabajo en el estudio y en la obra, etc.

De esta manera, resulta más fácil gestionar incluso grandes proyectos y equipos de trabajo multidisciplinarios sin perder nunca el control de cada fase y actividad que se está desarrollando.

Pueden surgir gastos imprevistos

Los costos imprevistos, también conocidos como gastos imprevistos o contingencias, son aquellos costos que no fueron contemplados en el presupuesto inicial del proyecto de construcción. El arquitecto Ortega aseveró que estos gastos pueden surgir debido a diversos factores, como cambios en el alcance del proyecto, fluctuaciones en los precios de los materiales, retrasos en la ejecución, condiciones climáticas adversas, problemas de diseño o cualquier otro evento inesperado.

“Los costos imprevistos pueden tener un impacto significativo en la planificación y ejecución del proyecto, ya que pueden llevar a desviaciones del presupuesto y afectar la rentabilidad”, contextualizó. Para manejar adecuadamente los costos imprevistos, es esencial tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Contingencias en el presupuesto: Al elaborar el presupuesto inicial del proyecto, es recomendable incluir un monto específico para contingencias. Esta cantidad puede ser un porcentaje del costo total del proyecto y se utiliza como reserva para afrontar imprevistos. El porcentaje de contingencia puede variar según la complejidad del proyecto y el nivel de incertidumbre asociado.
  • Evaluación de riesgos: Antes de iniciar el proyecto, se debe realizar una evaluación exhaustiva de los riesgos potenciales que podrían generar costos imprevistos. Identificar y comprender estos riesgos permite tomar medidas preventivas y planificar estrategias de mitigación para evitar o reducir el impacto de los eventos imprevistos.
  • Análisis de impacto: Cuando surgen costos imprevistos, es importante analizar su impacto en el presupuesto y el cronograma del proyecto. Esto implica evaluar el alcance del cambio, el costo adicional involucrado y las posibles soluciones para minimizar las consecuencias.
  • Gestión de cambios: Los cambios en el alcance del proyecto, las modificaciones de diseño u otros factores pueden dar lugar a costos imprevistos. Es fundamental contar con un proceso bien establecido para gestionar y controlar los cambios, asegurándose de evaluar su impacto en los costos y obtener aprobaciones antes de su implementación.
  • Comunicación y transparencia: La comunicación efectiva con todos los interesados en el proyecto es esencial cuando surgen costos imprevistos. Es importante informar sobre la situación, las razones detrás de los gastos adicionales y las acciones que se tomarán para abordar la situación.
  • Aprendizaje y mejora continua: Después de que el proyecto concluya, es importante realizar una evaluación retrospectiva para identificar las causas de los costos imprevistos y las lecciones aprendidas. Esto permitirá mejorar la planificación y la gestión de futuros proyectos, minimizando la aparición de contingencias similares.

Es importante destacar que, a pesar de los esfuerzos de planificación y gestión, es difícil eliminar por completo los costos imprevistos en proyectos de construcción, ya que la naturaleza misma de la construcción está sujeta a cambios y riesgos inherentes. Sin embargo, una gestión adecuada de los costos imprevistos, mediante una planificación cuidadosa y una gestión efectiva de cambios y contingencias, puede ayudar a reducir su impacto y asegurar el éxito del proyecto en general.

PRESCOM como herramienta principal en el país

En el medio nacional, uno de los softwares que ha marcado presencia desde 1988 en la gestión de costos es PRESCOM, su uso se popularizó por la flexibilidad en su operación, ya que a través de este se puede llegar a establecer (dependiendo del estado de la base de datos) un presupuesto de forma clara y concisa. Asimismo, el software tiene incorporado el módulo SECON, que está dirigido a la gestión de inventarios, materiales y mano de obra subcontratada.

Aunque también existen varias herramientas útiles para supervisar y controlar los costos en tiempo real en proyectos de construcción. Estas herramientas pueden ayudar a recopilar datos, realizar análisis y generar informes para una toma de decisiones informada. Estas son algunas herramientas comunes utilizadas en la gestión de costos en tiempo real que mencionó la Escuela de Gestión de la Construcción Bolivia:

Software de gestión de proyectos: Los programas de software de gestión de proyectos, como Microsoft Project, Primavera P6, Asana o Trello (estos dos últimos no muy comunes en nuestro medio), pueden ayudar a realizar un seguimiento de las actividades y los recursos asignados a cada tarea. Estas herramientas permiten asignar costos a cada ítem/actividad, realizar un seguimiento del avance y comparar los costos reales con los previstos en tiempo real.

Software de contabilidad y finanzas: Las herramientas de contabilidad y finanzas, como QuickBooks, Excel o SAP, son útiles para registrar y rastrear los gastos reales del proyecto. Estas herramientas permiten realizar un seguimiento de los costos directos e indirectos, generar informes financieros y evaluar la salud financiera del proyecto en tiempo real.

Herramientas de gestión de cambios: Los sistemas de gestión de cambios, como Procore, Autodesk BIM 360, Autodesk Viewer o PlanGrid, facilitan el registro y el seguimiento de los cambios en el alcance del proyecto y su impacto en los costos. Estas herramientas permiten evaluar y aprobar los cambios, así como actualizar el presupuesto y los costos asociados en tiempo real.

Herramientas de seguimiento de tiempo y asistencia: Las aplicaciones de seguimiento de tiempo y asistencia, como Toggl, Harvest o Clockify, son útiles para registrar las horas de trabajo del personal y rastrear los costos de mano de obra directa en tiempo real. Estas herramientas permiten realizar un seguimiento preciso de las horas trabajadas y vincularlas a tareas y actividades específicas.

Sistemas de control de costos integrados: Algunas empresas utilizan sistemas de control de costos integrados, como Earned Value Management (EVM) o Cost Control Systems (CCS), que combinan diferentes herramientas y metodologías para supervisar y controlar los costos en tiempo real. Estos sistemas permiten realizar un seguimiento del costo real del trabajo realizado y compararlo con el valor planificado, proporcionando indicadores clave de rendimiento para evaluar el desempeño del proyecto.

Además de estas herramientas de software, es importante contar con un flujo de información y comunicación eficiente entre los miembros del equipo de proyecto, para asegurar una supervisión y control efectivos de los costos en tiempo real. Esto puede incluir reuniones regulares de seguimiento, informes de progreso y comunicación continua entre los responsables del proyecto y los interesados relevantes.

Cabe destacar que la selección de herramientas depende de las necesidades y la complejidad del proyecto, así como de los recursos y la infraestructura disponibles. Es recomendable evaluar cuidadosamente las opciones y seleccionar las herramientas que mejor se adapten a los requisitos del proyecto y a las capacidades de la organización.

Se implementaron aplicaciones tecnológicas

“En los últimos años se ha producido un avance significativo en la implementación de aplicaciones tecnológicas para la gestión de costos en la industria de la construcción y proyectos en general. Estas aplicaciones buscan mejorar la eficiencia, la precisión y la accesibilidad de la información relacionada con los costos, lo que permite una toma de decisiones más informada y una gestión más efectiva de los recursos financieros”, señaló Ortega.

Algunas de las tendencias y aplicaciones tecnológicas más destacadas en la gestión de costos son:

  • Software de gestión de proyectos: El uso de software de gestión de proyectos se ha vuelto cada vez más común. Estas herramientas permiten la planificación, programación, seguimiento y control de las actividades del proyecto, incluyendo la gestión de costos. Estos programas ofrecen funciones avanzadas para registrar y analizar los costos, facilitando la toma de decisiones basadas en datos en tiempo real.
  • Building Information Modeling (BIM): BIM es una metodología y tecnología que permite la creación de modelos digitales en 3D del proyecto, que incluyen información sobre los componentes físicos y los datos asociados, como costos, materiales y plazos. El uso de BIM permite una mejor coordinación y colaboración entre los diferentes equipos de proyecto, lo que ayuda a mejorar la gestión de costos y evitar conflictos.
  • Aplicaciones de seguimiento de tiempo y asistencia móvil: Con la creciente adopción de dispositivos móviles, se han desarrollado aplicaciones para el seguimiento de tiempo y asistencia que permiten a los trabajadores registrar sus horas de trabajo y actividades en tiempo real. Esto facilita el seguimiento de los costos de mano de obra directa y la generación de informes precisos.
  • Sistemas de control de costos integrados (EVM): Los sistemas de Earned Value Management (EVM) han evolucionado y se han vuelto más accesibles con la ayuda de la tecnología. Estos sistemas integran la gestión del alcance, el cronograma y los costos, proporcionando indicadores de rendimiento que permiten evaluar el desempeño del proyecto en términos de costo y eficiencia.
  • Análisis de datos y Big Data: La creciente disponibilidad de datos y el análisis avanzado han permitido a las empresas realizar una gestión más proactiva de los costos. Mediante el análisis de datos históricos y en tiempo real, se pueden identificar tendencias, patrones y oportunidades de mejora que pueden optimizar la gestión de costos.
  • Soluciones de gestión financiera en la nube: Las soluciones de gestión financiera basadas en la nube ofrecen acceso en tiempo real a la información financiera y de costos desde cualquier lugar con conexión a Internet. Estas plataformas permiten la colaboración y la toma de decisiones en tiempo real entre los miembros del equipo del proyecto y los interesados.

“La adopción de estas aplicaciones tecnológicas ha contribuido significativamente a la mejora de la gestión de costos en proyectos de construcción y ha permitido a las empresas ser más eficientes y competitivas en un entorno cada vez más exigente. Además, la tendencia hacia una mayor digitalización y automatización en la industria de la construcción seguirá creciendo”, concluyó.