• mayo 30, 2024

Arquitectura con Propósito: La Manifestación de la Identidad Cultural en Santa Cruz

Por: Arquitecto Daniel Chain

En el panorama arquitectónico actual de Santa Cruz, se vislumbra una tendencia preocupante hacia la falta de identidad, caracterizada por la adopción indiscriminada de estilos foráneos que descuidan las particularidades climáticas, la idiosincrasia local y la riqueza cultural propia de la región. En este contexto, es esencial reflexionar sobre la importancia crucial de que la arquitectura no solo sea estéticamente atractiva, sino también una expresión auténtica y arraigada de la identidad cultural y la historia local.

La visión del filósofo mexicano Manuel Delanda respecto a la mineralización de la energía solar, transformada en biomasa a través de la fotosíntesis, nos invita a contemplar el proceso creativo del diseño arquitectónico como una oportunidad única para dar forma a nuestro entorno de manera armoniosa y respetuosa. La responsabilidad de canalizar esta energía en la construcción de espacios que dialogan con su entorno se convierte en un desafío creativo y ético que merece ser abordado con profundidad y sensibilidad. Dicho de manera más sencilla, cada cultura debe ver la mejor manera de mineralizar esta energía para su sociedad a través de una arquitectura propia, importar elementos es regalar esta oportunidad. A continuación hablaremos acerca de tres proyectos que intentan hacer justamente esto, dejamos a su juicio el nivel de éxito que estos tengan.

La Casa Atrio: La residencia conocida como Casa Atrio, merecedora de una nominación como mejor proyecto en la Bienal de Arquitectura de Santa Cruz de la Sierra 2024, se concibió con el objetivo primordial de satisfacer las necesidades de un cliente que buscaba una vivienda de dimensiones relativamente reducidas, pero que ofreciera una amplia perspectiva hacia el área social y una integración visual fluida entre sus distintos espacios. Para alcanzar este propósito, se ideó un concepto espacial basado en la creación de un cubo arquitectónico, delineado por una estructura de columnas y vigas continuas que enfatizaban la definición de este espacio central. Posteriormente, este cubo fue atravesado por un cilindro que alberga las escaleras, desempeñando un papel fundamental tanto en la funcionalidad del ambiente como en la destacada presencia de esta área central. El esqueleto estructural de la residencia, concebido como un exoesqueleto, también cumplió la función de soportar una cortina en la fachada frontal, en respuesta a la necesidad de privacidad frente a la calle. A este diseño se añadió una generosa cubierta que envuelve todo el conjunto arquitectónico, proporcionando continuidad y cohesión al proyecto en su totalidad.

Casa Simbiosis:  La denominación “Casa Simbiosis” alude a la simbiosis que emergió entre su cubierta y un exquisito árbol de Tarara que ocupaba el terreno previamente. Desde su concepción, el diseño prioritario se centró en la preservación del árbol, la creación de un atrio de doble altura en su entorno, y la facilitación de conexiones visuales entre todos los espacios interiores y las áreas sociales. La configuración del proyecto se articula en torno a dos volúmenes laterales y un vacío central, que se unen mediante una amplia cubierta, presentando un desafío constructivo significativo. La Casa Simbiosis se caracteriza por su naturaleza introspectiva, al cerrarse hacia la calle y proporcionar solo insinuaciones leves de la vida interior a través de una celosía, mientras que se abre generosamente en su área social, en la parte trasera de la vivienda.

Centro de Experiencia de Café Cuevas: La premisa subyacente en este proyecto de diseño consistió en la creación de un centro de experiencias en la Ruta del Café, una atracción con un potencial extraordinario situada en Samaipata, la cual, a pesar de su belleza natural, carecía hasta entonces de un espacio que maximizará la experiencia del turista. Para abordar esta tarea, se llevó a cabo un exhaustivo estudio biofílico tanto de la planta del café como de los centros de experiencia, considerados elementos clave en la fidelización de los consumidores. Este análisis sirvió de base para desarrollar un diseño que no solo realza la experiencia del entorno, sino que también potenciará el producto en sí mismo, generando así una lealtad por parte del consumidor hacia el producto específico. El resultado final se materializó en un diseño íntegramente orgánico, inspirado en principios biofílicos, que se integra armoniosamente con el paisaje y el entorno circundante.

La Trascendencia de la Diversidad Arquitectónica y Cultural:

Los edificios no son meras construcciones físicas, sino también portadores de historias, tradiciones y valores culturales profundos que revelan la esencia y la identidad de una comunidad. La diversidad arquitectónica no solo enriquece nuestro entorno visual, sino que también nos invita a explorar y apreciar la riqueza cultural de cada lugar. La falta de diversidad arquitectónica representa una amenaza para la identidad cultural, ya que impide la expresión auténtica de la singularidad de cada comunidad. Por lo tanto, es crucial buscar inspiración en lo local y arraigar los diseños en el contexto específico de cada lugar para crear obras arquitectónicas auténticas y significativas. Estos 3 proyectos exhibidos en esta oportunidad demuestran estos criterios, y han sido cada uno de ellos exitosos en distintas medidas. El diseño arquitectónico con propósito va más allá de la mera estética para convertirse en una expresión profunda y significativa de la identidad y la cultura de una comunidad. En un entorno como el de Santa Cruz y sus alrededores, donde la falta de identidad arquitectónica es una realidad patente, la necesidad de abrazar y celebrar las particularidades únicas del entorno local se torna aún más imperiosa. Solo a través de un compromiso genuino con el entorno y la cultura locales podremos crear diseños arquitectónicos auténticos y perdurables que sirvan como testimonio de nuestra historia, nuestra identidad y nuestra conexión con el entorno que nos rodea. Invito a todos mis colegas arquitectos a aprovechar la oportunidad que la carrera les otorga y ayudar a generar un entorno verdaderamente único, local y arraigado en nuestro clima y nuestras costumbres.

El arquitecto Daniel Chain, distinguido por su destacado recorrido académico y profesional, emprendió sus estudios de bachillerato en la renombrada Universidad de Arkansas, en la Facultad de Arquitectura Fay Jones, culminando su formación en el año 2005. Durante el periodo comprendido entre 2005 y 2007, Daniel Chain enriqueció su experiencia laboral en la oficina del renombrado arquitecto americano Fay Jones, inmerso en la creación de residencias de lujo. Posteriormente, amplió sus horizontes profesionales al integrarse al equipo de la distinguida firma de Bernard Zyscovich en Miami, donde contribuyó en proyectos de envergadura. En el año 2009, Daniel Chain termino su trayectoria académica con la obtención de su maestría en arquitectura en la Escuela de Diseño de la Universidad de Pennsylvania. Consolidando su compromiso con la excelencia arquitectónica y la búsqueda constante de la perfección, Daniel estableció su estudio su natal Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Desde entonces, ha dedicado sus esfuerzos de manera consciente a contribuir al entorno cruceño mediante una arquitectura sensible y respetuosa con el contexto, cuyo legado perdura como testimonio de su indiscutible dedicación y pasión por el arte arquitectónico.