• julio 25, 2024

Tres aportes del sector inmobiliario y de la construcción al desarrollo y la empleabilidad de Bolivia

Construir, comprar y vender bienes en Bolivia genera empleos, dinamiza los salarios e inversiones y se ha constituido en un sector relevante para el desarrollo del país. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE), entre enero y noviembre de 2023 se vendieron más de 3,6 millones de toneladas métricas de cemento en el país; es decir 167.800 toneladas métricas que el periodo similar del 2022.

Así también, hasta el 2023, el sector de la construcción, según la Cámara de la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz), generó unos 450.000 empleos directos y 1 millón de trabajos indirectos, mientras que el sector inmobiliario dinamizó, según la Cámara Boliviana de Desarrolladores Inmobiliarios (CBDI), más de 100.000 oficios directos y unos 250.00 indirectos, haciendo un total de 1,8 millones de personas en promedio que han apuntalado este sector.

Esta cifra, representa mucho más que los empleos que generan otros sectores también relevantes para la economía como el de hidrocarburos, el agro e incluso la minería. Así también hasta diciembre del 2022 – última cifra publicada por el INE– el sector de la construcción aportó con un 4% al Producto Interno Bruto (PIB) a precios básicos.

Gustavo Pereyra, arquitecto, director de Cainco, vicepresidente de la Cámara Boliviana de Desarrolladores Inmobiliarios (CBDI) y Gerente General de The Landmark Group (TLG) aseguró que el sector se dinamiza con inversiones privadas y públicas y la nueva tendencia se centra en el sector corporativo, específicamente de oficinas. El experto mencionó al menos otros tres aportes de ambos sectores al país.

1. Es un ‘cluster’ que dinamiza múltiples sectores

Detrás de cada obra en construcción en el país hay una decena de negocios que participan del proceso. Como ejemplo: si la obra es financiada hay un banco o una cooperativa que ha aprobado un crédito, después están los proveedores de fierro, cemento, arena, ripios, en caso que sea con un contratista hay un equipo de albañiles y arquitectos que también se beneficia de la obra. Se debe sumar a este ‘cluster’ el servicio de los transportistas, ferreteros, vidrieros, pintores, eléctricos, carpinteros, entre muchos otros que durante varios meses abastecen y proveen de materiales y servicios a diversas obras. A esto se debe sumar las empresas y profesionales inmobiliarios que participan de la comercialización de la obra que van desde abogados, bróker e incluso las instituciones públicas.

2. Atrae a nuevas inversiones y empresas

El sector inmobiliario se constituye en un importante indicador de la estabilidad financiera de un país. Cuando los precios de las propiedades están en alza, refleja una fuerte demanda en el mercado, lo que puede indicar que hay una economía estable. Sin embargo, si los precios de las propiedades están en descenso, puede ser una señal que la economía tiene ciertas dificultades. Esta realidad, atrae nuevas inversiones y empresas de múltiples sectores que ven oportunidades en una región para aterrizar y desarrollar otro ‘cluster’ inmobiliario.

3. Se constituyen en una fuente de ingreso a largo plazo

Invertir en el sector inmobiliario se constituye en una iniciativa segura y duradera ya que, el propietario puede optar por el alquiler o el anticrético y proyectar ingresos durante varios años hasta que cubra su inversión inicial. Es importante, según Pereyra que los inversionistas sigan las tendencias del sector y puedan conocer con certidumbre lo que demandan los clientes al buscar un inmueble.

“Actualmente las oficias corporativas se han constituido en la principal tendencia en el sector, sobre todo las que tienen condiciones favorables para microempresarios y emprendedores. OFIX, por ejemplo, es un proyecto que está ubicado en el denominado triángulo de Oro de Santa Cruz, frente a un área verde importante y muy cerca de puntos estratégicos en la capital. Así también cuenta con espacios distribuidos equitativamente para generar una gran experiencia entre los visitantes y está siendo edificado con materiales respetuosos del ambiente”, explica.

  • TLG, es una empresa sólida, con más de 20 años de experiencia en el mercado, aterriza la oferta mundial a las expectativas del contexto local, con más de 15 edificios construidos a nivel nacional. Son catalizadores y pioneros en la creación de productos inmobiliarios de éxito mediante la innovación; sus proyectos se desarrollan bajo perspectivas y respaldo estadístico real, conceptos superiores, diseños únicos, construcción con materiales de calidad y una reputación excepcional.
  •  
  • Ofix es el nuevo desarrollo de The Landmark Group (TLG), comandado por el arquitecto Gustavo Pereyra Foianini. Un proyecto con oficinas modulares desde 38 m2, frente al Parque Bosque Isuto, una de las avenidas más anchas de la ciudad de la principal zona empresarial. Cuenta con más de 800m2 de amenidades que generan valor en los usuarios y convierten a los equipos en grupos de alto rendimiento, incrementando las ganancias y rendimiento financiero. Así mismo, permite al comprador beneficiarse de una rentabilidad calculada sobre el 100% de su inversión, solamente con el 40% del pago total en los meses previos de entrega.