• julio 24, 2024

Principales tendencias en arquitectura y construcción en 2023

La arquitectura es una forma de expresión artística y cultural que ha evolucionado a lo largo de los siglos. A medida que avancemos en el año 2023, es importante estar al tanto de las tendencias actuales en arquitectura y construcción para poder diseñar edificios que sean funcionales, estéticamente atractivos y sostenibles.

No cabe duda de que la construcción es un sector clave para la economía y para alcanzar un mundo libre de emisiones. En un contexto de cambio climático y de crisis energética, esto es especialmente importante no solo para las nuevas edificaciones, sino también para dirigir al mercado de la rehabilitación hacia una construcción más sostenible, algo que en España tiene un amplio margen de mejora y que ha comenzado a tomar impulso en los últimos años.

Según Marcelo Torrico Arquitecto constructor y diseñador, contempla que se hagan más intervenciones para mejorar la eficiencia energética, accesibilidad, conservación y funcionalidad de los hogares.

Torrico Explica que dentro de la construcción y el diseño hay una mirada importante del mercado a mejorar los sistemas  constructivistas y por ende ser amigable con la naturaleza, por consecuencia han identificado las principales tendencias en construcción y arquitectura que marcarán este 2023.

  • Elementos y sistemas en pro de la eficiencia energética. El impulso a la rehabilitación y el elevado coste energético traerán consigo un mayor impulso de todos aquellos elementos que ayuden a disminuir la demanda energética: sistemas de aislamiento térmico por el exterior y el interior, fachadas ventiladas, carpinterías de calidad, sistemas de ahorro de agua, electrodomésticos de bajo consumo, uso de energías renovables, sistemas de corrección y prevención de puentes térmicos. Elementos que, además, están en constante desarrollo y mejora.
  • Nueva generación de sistemas fotovoltaicos. El auge de la generación de energía renovable fotovoltaica está trayendo consigo, además de la implantación de soluciones clásicas en tejados inclinados o planos, otro tipo de sistemas integrados en las fachadas, especialmente en los edificios plurifamiliares. Este salto cualitativo está permitiendo combinar estas soluciones con otro tipo de sistemas eficientes como las fachadas ventiladas o los Sate, ayudando a generar electricidad de alto rendimiento, a la vez que se ahorra energía aislando térmicamente el edificio.
  • Asentamiento de la construcción industrializada. La necesidad de dar mayor impulso a la sostenibilidad, la digitalización y la automatización en la construcción seguirán poniendo en el punto de mira al modelo industrializado, tanto en obra nueva como en rehabilitación, gracias a los beneficios que aporta: optimización de los tiempos de producción gracias a la creación en fábrica de todos o parte de los elementos de un edificio, reducción del impacto medioambiental de la construcción y creación de empleos mucho más especializados, seguros, atractivos e inclusivos.
  • La realidad virtual y aumentada para la visualización de proyectos futuros. Esta tecnología está ayudando a arquitectos, promotores y usuarios a visualizar la futura obra a realizar. De ahí que durante los próximos meses vaya a ganar mayor popularidad e implantación. Su mayor uso será beneficioso para detectar defectos y realizar cambios antes de que comience la construcción, lo que reducirá de forma significativa costes, plazos y errores.
  • La implantación del BIM se convierte en práctica casi obligatoria. En los últimos años, había grandes barreras que dificultaban la completa implementación BIM para materializar proyectos. Entre ellas, la inversión en este tipo de herramientas, la formación de los profesionales para utilizarlas o la necesidad de un cambio cultural en los procesos. Sin embargo, ahora, es una herramienta de uso casi obligatorio. Se está emprendiendo grandes esfuerzos para su implantación, especialmente a través de su inclusión en la normativa de contratación y licitación pública.
  • Nuevos materiales, basados en composites o aleaciones avanzadas para incrementar su resistencia. Se espera que el impulso de nuevos materiales en la industria de la construcción experimente un mayor auge en 2023: composites, aleaciones avanzadas y otros materiales de base biológica, así como materiales mejorados con nanotecnología, serán cada vez más populares, ya que brindan mayor resistencia, durabilidad y sostenibilidad.
  • Vuelven las curvas. Desde que el denominado ‘Estilo Internacional’ igualando el uso de las líneas rectas, las formas curvas quedaron relegadas a proyectos orgánicos o de ámbitos experimentales. Sin embargo, ahora, gracias a la innovación en materiales y sistemas (fachadas, revestimientos, acabados, vidrios y carpinterías, etc.) las líneas curvas cada vez son más populares en la arquitectura contemporánea. Este auge también estará presente en otros elementos decorativos como sofás, mesas, alfombras, lámparas, con el objetivo de sumar diseño a cualquier estancia y conseguir un look moderno, atemporal y original.
  • Mezcla de tonos cálidos y fríos. A nivel de decoración, todo apunta a que en 2023 se tenderá a jugar, cada vez más, con colores cálidos y fríos. Los beiges, marrones y blancos rotos aportan calidez y, con toques azules o verdes, la decoración ganará mayor sobriedad y elegancia.

“En cuanto a las tendencias en arquitectura para el 2023 en nuestro país, se ve una evolución en el diseño y detalle de las diferentes estructuras, podemos mencionar varias tendencias que están ganando popularidad dentro de los círculos de constructores”, advierte Torrico.

Las tendencias en arquitectura para 2023 incluyen la sostenibilidad, el uso de estructuras curvas, el minimalismo cálido y la valoración de la historia y la diversidad cultural. Estas tendencias buscan mejorar la funcionalidad, la estética y la sostenibilidad de las edificaciones.

Por eso una de las tendencias más importantes en arquitectura para el 2023 es la sostenibilidad, de la construcción sostenible se centra en utilizar materiales y técnicas que reducen el impacto ambiental de un edificio. Esto incluye la utilización de paneles solares, la implementación de sistemas de reciclaje de agua y la construcción con materiales locales y reciclados.

Otra tendencia en arquitectura para 2023 es el uso de estructuras curvas. Como se menciona en el mismo artículo de STO, las curvas suavizan la estructura de las casas y eliminan esquinas. Esta tendencia se puede ver en edificios modernos y minimalistas que buscan una estética única y atractiva.

La arquitectura minimalista también es una tendencia importante en la decoración de interiores, el minimalismo cálido se caracteriza por combinar elementos con toques cálidos y acogedores, como textiles suaves y muebles de madera natural.

Además de estas tendencias, se espera que el comercio electrónico continúe creciendo en el futuro, se espera que las ventas aumenten otros 700.000 millones de dólares en 2023. Esto puede llevar a un aumento en la construcción de centros de distribución y almacenes para el comercio electrónico.