Siderúrgica del Mutún se prepara para la explotación

Siderúrgica del Mutún se prepara para la explotación

La Empresa Siderúrgica del Mutún se constituye como una empresa pública, con patrimonio propio y autonomía de gestión técnica, administrativa, económica, financiera y legal. Su funcionamiento está bajo tuición del Ministerio de Minería y Metalurgia.

La titularidad concesionaria de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) está ejercida por la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL), entidad que también está encargada de la dirección y administración de la exploración, explotación, fundición, industrialización, comercialización y transporte de los minerales de los yacimientos de este cerro y de las áreas circundantes.

Ubicado en la Provincia Germán Busch del departamento de Santa Cruz, el Mutún dista 34 km de Puerto Suárez, la capital de esta jurisdicción. Allí funcionará la planta productiva de acero.

Lo principales objetivos de esta empresa en etapa de instalación son sustituir las importaciones de acero que realiza Bolivia y satisfacer las necesidades del mercado en el territorio nacional.

Asimismo, se busca fomentar, inicialmente, las exportaciones de minerales del Yacimiento Mutún y evolucionar hacia la metalurgia con productos de valor agregado, como el arrabio, hierro esponja (Dri/HBI), ferromanganeso, oro y otros. Además, el crecimiento del volumen de exportaciones permitirá el desarrollo de Puerto Busch.

Con la explotación del Yacimiento de Hierro del Mutún y una rigurosa protección al medio ambiente, la ESM se constituirá en la primera siderurgia integrada de Bolivia y en el referente del sector construcción civil con productos de calidad internacional y valor agregado, con la capacidad de atender la demanda del país.

En la evolución planeada para la empresa se contempla dos aspectos. El primero, como una de las responsabilidades de la ESM, es la construcción del Complejo Siderúrgico del Mutún para la producción de acero.

El segundo es la explotación de hierro de los Yacimientos del Mutún, lo que constituye una de las actividades más importantes de la empresa.

Por otra parte, una oficina en Puerto Suárez estará a cargo la administración y trámites de la exportación del mineral de hierro.

Al momento, en lo que respecta a la construcción del complejo, se tiene un avance importante de casi el 48%. En este contexto general están incluidas las obras civiles que –en porcentaje de lo que es toda la inversión–, en su totalidad, representan menos del 10%.

Al respecto, los equipos tienen un peso específico en la construcción de este complejo, representan más del 90%. De ellos llegaron las estructuras metálicas, en un envío inicial de 17.075 toneladas, de un total de 33.000 toneladas.

Jorge Alvarado Rivas, presidente de la empresa Siderúrgica del Mutún, explicó que la logística para traer esta cantidad de material para la construcción de la planta incluyó 100 tráilers.

El restante de los equipos e infraestructura metálica serán transportados por, al menos, 2.000 contenedores, esto da una idea de la magnitud que alcanzará este complejo siderúrgico.

El material que llega al país servirá para la instalación de las distintas unidades o plantas que constituyen el complejo, es decir, las unidades de concentración, paletización, reducción directa, acería, laminación, servicios auxiliares y para la dotación eléctrica.

La superficie de emplazamiento determinada para el complejo es de 42 hectáreas, ubicadas en el Municipio de Puerto Suárez.

Las partes faltantes se encuentran listas en puerto para ser cargadas a los barcos. En detalle, 10 generadores fueron construidos en Alemania. Los motores para estos generadores de energía eléctrica fueron fabricados en España. También se encuentra terminado y para ser transportado desde México un reactor para la planta de reducción directa, donde se producirá el hierro en su primera fase. Estos equipos son parte del 48% de avance que tiene el complejo hasta la fecha.

Explotación

En lo que respecta a la explotación del yacimiento, la producción actual no es significativa. Además, en años anteriores la producción vendida desde la planta fue menor a la de 2021.

Hoy en día la producción es muy precaria, está realizada con chancadoras móviles alimentadas con diésel, aspecto que eleva el costo de operaciones.

En la actualidad se produce entre 10.000 a 15.000 toneladas mensuales, que en un año no sobrepasan las 130.000 toneladas de hierro. Sin embargo, para abastecer con materia prima al complejo siderúrgico se necesitará 800.000 toneladas anuales.

Esa es la razón para modernizar la fase de extracción. Para ello existen los recursos que fortalecen a la empresa del Mutún con la compra de una chancadora fija que funciona con energía eléctrica y tiene la capacidad de producir un millón y medio de toneladas de mineral. De este modo se calcula abastecer al complejo y tener un excedente para la exportación como materia prima.

Mientras que estás perspectivas de avance en el complejo llegan al 48%, en lo que respecta a la minería el trabajo continúa, de este modo, el próximo año se llamará a licitación para adquirir equipos para el mineral de hierro.

Estrategia

El complejo tiene en el plan siderúrgico nacional tres etapas. La primera es la construcción y equipamiento de la empresa, que estará en funcionamiento a finales del 2023 y con producción de acero a principios del 2024.
En la primera etapa se producirá 200.000 toneladas de este metal, que representan el 50% del mercado interno nacional.

Los productos particulares serán las barras corrugadas para el sector de la construcción, que son materia prima para el concreto u hormigón armado, y el alambrón. Este último sirve para otros subproductos como alambres, pernos, clavos y muchos otros.

Actualmente, Bolivia importa de Brasil y Perú cerca de 400.000 toneladas de estos elementos.
En la segunda etapa la ESM producirá 500.000 toneladas que cubrirán el mercado interno, con un excedente para la exportación.

En la tercera etapa está previsto producir un millón de toneladas de acero, de los cuales más del 50% serán para la exportación. Esto permitirá recibir divisas para invertir en desarrollo.
“De esta manera Bolivia se insertaría dentro de la siderurgia internacional y se va poder tener soberanía con un mercado interno provisto de este importante material para el crecimiento de las empresas. De esta forma reduciremos las importación y, al contrario, exportaremos con la producción de acero, de acuerdo a los lineamientos del plan 20-25, donde el objetivo es tener una Bolivia soberana y menos dependiente”, señaló Alvarado.

Inversión

La inversión en esta primera etapa es de más de 546 millones de dólares, de los cuales se considera la supervisión, la fiscalización y el fortalecimiento de la Empresa Siderúrgica del Mutún, entre maquinaria y equipos.

De este monto, para la construcción a cargo de la Empresa Contratista Sinosteel se establece 446 millones de dólares en la modalidad de “licitación llave en mano”. Hasta el momento se pagó 232 millones de dólares, que representan el 49% del monto acordado. “Esto demuestra que la ejecución física general y (la) ejecución financiera está(n) cerca del 48%”, puntualizó Alvarado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *