Más de 1.5 millones de basura diaria requieren una adecuada gestión de residuos sólidos

Más de 1.5 millones de basura diaria requieren una adecuada gestión de residuos sólidos

El Diagnóstico de Gestión de Residuos Sólidos en Bolivia señala que, del total de municipios, el 90,8% cuenta con botaderos a cielo abierto, el 6,1% con botaderos controlados y el 3,1% con rellenos sanitarios, afectando a cuerpos de agua, suelos y aire en consecuencia a la salud de la población

El crecimiento de la población, la concentración de actividades económicas e industriales ha propiciado mayor generación de residuos sólidos y más demanda en la atención de los servicios de aseo, que en la mayoría de los municipios ha rebasado su capacidad técnica y operativa para la prestación de estos, en la calidad que se requiere. Uno de los servicios que se ve seriamente afectados es la disposición final de los residuos, teniendo en cuenta que un informe proporcionado por Vaspsb/dggirs, actualizado a 2019 señala que del total de los municipios el 90.8 por ciento cuenta con botaderos a cielo abierto, el 6.1 % con botaderos controlados y el 3.1% con relleno sanitario, afectando a cuerpo de agua, aire y en consecuencia a la salud de la población.

Gestión de residuos sólidos (GIRS) es el proceso que comprende las fases de generación, clasificación, almacenamiento. Recolección, transporte, tratamiento y disposición final de acuerdo a sus características para proteger la salud humana, animal, los recursos naturales y el medioambiente.

El documento añade que la disposición final de los residuos sólidos es la última etapa en el manejo de los residuos, está íntimamente relacionada con la preservación del medioambiente y la población, consecuentemente, se debe tratar y controlar mediante un sistema adecuado que minimice los impactos negativos hacia el entorno ambiental.

La publicación de Vaspsb/dggirs menciona que existe la necesidad de dedicar los esfuerzos hacia a la implementación de rellenos sanitarios y al desarrollo de capacidades de los recursos humanos vinculados al sector, de manera que se asegure la adecuada operación, el máximo aprovechamiento del espacio disponible, la reducción de los posibles efectos negativos hacia el medioambiente, a la salud de la población y la seguridad de los operadores.

El relleno sanitario es el método empleado para la correcta disposición final de los residuos, por lo que, como toda obra de ingeniería tiene que ser planeado y diseñado previamente para asegurar su correcta construcción y posterior operación, considerando la información básica necesaria para que los ingenieros y proyectistas tengan en cuenta factores técnicos, legales económicos y sociales que hacen a la disposición final.

Emacruz aplica la Ley Municipal 295 de aseo urbano

La nueva administración de la Empresa Municipal de Aseo (Emacruz), con José Luis Peralta como gerente y Diana Rodríguez en el cargo de Directora de Gestión de Residuos Sólidos continúa las directrices de la Ley Municipal 295/2016 y la 755 de Gestión de Residuos Sólidos. En la actualidad hay un proceso de modificación de la manera en que se quiere llegar al ciudadano para concienciarlo sobre el manejo de la basura para que la comunidad no tenga problemas de contaminación del agua, del aire en un futuro.

Diana Rodríguez dijo que se ha intensificado la labor de las brigadas de profesionales que van puerta por puerta para enseñar al ciudadano a clasificar sus residuos y separar los orgánicos de los inorgánicos, los que pueden ser reciclados y los que no. Además, cada vecino debe poner un canastillo para evitar la proliferación de microbasurales y facilitar el trabajo de los operadores.

Además, junto con otras instituciones se están lanzando campañas como “Abandonados” que tiene el objetivo de recolectar durante una jornada llantas, baterías y chatarra. Según cálculos estimativos en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra hay más de 3 millones de llantas abandonadas, sin aprovecharlas. De cada rueda sale caucho pulverizado para hacer pistas atléticas, pisos de gimnasios, alfombras y hasta botas de goma.

En Santa Cruz hay un desfase de ocho años en la eficiencia de GIRS

El Jefe de Operaciones de Emacruz, Ricardo Oviedo sostuvo que, en el marco de la GIRS, que la actual administración edil está encarando, se tiene objetivos claramente definidos: innovar la nueva etapa de aseo urbano en Santa Cruz de la Sierra con el reciclaje para que no se tenga que enterrar material e implementarán una planta de compostaje que evitará que se siga acumulando lixiviados, para corregir los errores que se cometieron en Emacruz desde hace ocho años.

Otro de las metas es la actualización para estar a la par de otros países con la instalación de contenedores soterrados en los 18 mercados más grandes de la ciudad, entre los que figuran Mutualista, Los Pozos, La Ramada y se pondrá un gran centro de monitoreo y comunicación desde el cual se podrá controlar todas las flotas que disponga el nuevo operador privado, en vivo y tiempo real.

Con referencia a los residuos reciclables en la ciudad, colocarán contenedores de 20 metros cúbicos para que las personas puedan depositar sus residuos diferenciados. 80 de estos contenedores se colocarán en las puertas de los parques urbanos. Estos desechos serán entregados a los recicladores, rescatadores que viven de esos materiales.

Oviedo dijo que a tiempo de ser posesionado como Jefe de Operaciones comprobó que hubo un retroceso de prácticamente diez años. Ejemplificó que el vertedero nuevo de San Miguel de los Junos debería contar con más tecnología, se sigue entierrando la basura cosa que no sucede en otras ciudades. Actualmente, se hace un tratamiento cuando la materia está seca antes de enterrarla de ese modo se evita el lixiviado y se amplía la vida útil de las fosas.

Oviedo recalcó que por su crecimiento Santa Cruz de la Sierra necesita más de un operador, por lo menos dos ya que es una urbe grande y con muchas necesidades. En otras capitales las reparte en más de dos, es por eso, añadió, que la nueva etapa de aseo urbano tiene que recuperar lo que debió haberse hecho ocho años atrás. Todo se ha ido estancando en supervisión, innovación, fiscalización, el parque automotor está en desuso, las motos no funcionan, institucionalmente hay supernumerarios administrativos en una empresa que es eminentemente fiscalizadora, por ello, se han tomado medidas y se está disminuyendo el personal por lo menos en un 35% para encarar la próxima gestión de cinco años.

Mirando hacia el futuro

Ricardo Oviedo manifestó que en las proyecciones y planes a cinco años, lo prioritario es darle al ciudadano una GIRS completa, que los residuos sólidos recorran desde los domicilios hasta la disposición final, siguiendo todos los pasos que significa una eficiente Gestión: es decir el ciudadano deposita una bolsa negra en un canastillo, viene el camión de  recolección de residuos sólidos, la recoge, la lleva a la planta de tratamiento que tendrá Emacruz, en la cual la bolsa será clasificada, se separará todo lo que sea reciclable como plásticos, vidrios, aluminio, metales pesados en una línea, en la otra se alineará la materia orgánica que son los restos de comida, cáscaras que irá a un compostaje, donde en 30 días se hará una bioestabilización, para obtener un compost (materia seca) que servirá para cobertura para distintos usos.

El descarte de esta planta, telas, plastoformo y otros de esa especie recién irán al relleno sanitario. Entonces hay una economía de escala entremedio que debió haberse hecho hace ocho años. Esta economía circular va de la mano con los reciclados, los cuales vuelven al sistema industrial y tenemos el ahorro de material y de energía. Botellas no retornables con 30% de reciclados vuelven a reutilizarse. La GIRS empieza en el domicilio y termina en el relleno dándole su valor agregado. Lo último que es descartable recién se entierra.

Sobre el relleno sanitario de San Miguel de los Junos

Ricardo Oviedo, al hablar sobre el vertedero de San Migue de los Junos, ubicado a 17 kilómetros de Normandía, dijo que está en pleno funcionamiento y cuenta con los implementos básicos como geomebranas, arcilla compactada y encima las chimeneas donde se va echando la basura después que se la cubre con arcilla. También cuenta con las balanzas de pesaje.

Este relleno nuevo tiene 200 hectáreas compradas en la anterior gestión y está en la tercera celda trabajando muy bien, con oficinas administrativas. Desde que empezó a operar se han abierto tres fosas, dos ya están llenas, listas para formar la pirámide, mientras que la tercera en plena operación está recibiendo los desechos sólidos de los ciudadanos de Santa Cruz de la Sierra, explicó el funcionario.

Según el entrevistado el proyecto del relleno sanitario es de largo aliento, la primera fase contempla seis fosas de 120 metros de largo por 70 metros de ancho. El proceso de entierro es simple se hacen celditas con la basura de un día con arcilla compactada para evitar la humedad. Se va trabajando celda por celda cada día y va formándose toda la fosa hasta que llega a una altura de 15 a 16 metros y luego que las seis estén completas se arma la pirámide elevada a 28 metros.

Sobre Normandía, Oviedo informó que Emacruz tiene tres galpones con tres máquinas, una trituradora de llantas, otra de poda y una de escombros. “Todas estas máquinas están paradas, fueron adquiridas hace siete años para generar recursos, sin embargo, hay una gran dificultad Emacruz es una empresa fiscalizadora no operadora, no puede comercializar ni vender nada, por eso se contrata operadores privados”, aclaró el entrevistado.

Añadió que lo que se debe hacer es convenir con una institución de Santa Cruz para que la trituradora de poda de árboles tenga utilidad comunal. Para la trituradora de llantas, a pedido del alcalde, se conformará una Alianza Pública-Privada, para que otra empresa pueda postularse y hacerla funcionar durante uno o dos años igual que la trituradora de escombros.

Normandía cerró técnicamente en julio de 2019, todas las fosas utilizadas ya tienen su cobertura vegetal y hay que esperar al menos entre 15 y 20 años para que los escombros dejen de generar lixiviados, gases, entonces hay que hacerle mantenimiento todos los años para que se regenere.

Con referencia a San Miguel de los Junos, Oviedo destacó que cumple todos los requisitos para ser el relleno sanitario metropolitano, cumple la Ley del Medio Ambiente, a mil metros de diámetro están vedadas los asentamientos humanos y técnicamente la implementación con maquinaria de nueva generación tecnológica será el lugar ideal para ser el depósito final de los desechos sólidos de Santa Cruz de la Sierra, incluso el camino de acceso está asfaltado y parte del acceso mismo al relleno, también.

Sobre la relación de Emacruz con el operador privado actual Vega Solvi, Oviedo garantizó que la parte fiscalizadora está haciendo su parte, la relación institucional entre ambas es cordial, las tareas de comunicación y concienciación a la ciudadanía tienen sus delimitaciones.

La Empresa Municipal de Aseo Urbano, patrocina cursos, genera ferias, capacita a la población. Vega Solvi también tiene bajo su responsabilidad la generación de una red de comunicación al ciudadano sobre rutas, frecuencias, cambios de horarios, contingencias de último momento. El operador debe tener a la población al tanto de sus actividades, incluyendo coyunturas como paros, feriados y otros. Para todos esos menesteres la empresa operadora tiene cerca de 1.200 trabajadores, entre personas que barre, operarios, administrativos, que están desde 2012. Hubo una ampliación en 2016 por dos años y ocho meses, la última por 19 meses que termina en abril de 2022. Es decir que en mayo del próximo año ya habrá dos operadores.

El entrevistado confirmó que se harán públicas cuatro licitaciones, ya se han elevado tres, de la ciudad para dos operadores de limpieza de aseo urbano, una para operaciones en el relleno sanitario y en un par de meses se publicará la licitación para la planta de aprovechamiento de los residuos y compostaje. Actualmente el operador brasileño también opera el relleno sanitario.

Oviedo finalizó manifestando que a Emacruz le hace falta una administración completa, para redireccionar su labor específica que es la supervisar al operador privado que se contrata, carece de vehículos, logística y personal capacitado para supervisión porque “no es posible que un ente fiscalizador tenga tantos funcionarios en la planta administrativa”.

Licitaciones para 2022 y un cambio radical en el servicio

Como es de dominio público en abril de 2022 fenece el contrato con la empresa brasileña Vega-Solvi. Este consorcio se ha encargado los últimos ocho años del aseo urbano de la capital oriental, hubo tres adendas y prórrogas que finalizan el año que viene.

Se supo que las autoridades municipales destacan que el nuevo contrato tiene innovaciones entre las que se cuenta la división de la ciudad en dos sectores, este y oeste, para ello serán dos licitaciones, a fin de que un operador se encargue de un sector de la ciudad y el otro del restante.

El Documento Base de Contrataciones (DBC) de la licitación de aseo urbano especificará las condiciones de siete servicios: lavado de mercados, plazas y vías municipales, mantenimiento y transporte de residuos de áreas verdes, recolección mecanizada de residuos sólidos, domiciliarios y asimilables, recolección y transporte de residuos peligrosos de establecimientos de salud y recolección y transporte de áridos de vías pavimentadas. El barrido y limpieza urbana se hará en forma manual y mecanizada en las vías pavimentadas, calles, avenidas, anillos de circunvalación. Además, de la limpieza de parque y alamedas.

El contrato incluye lavado de mercados, plazas y vías municipales, también abarca el lavado de áreas de equipamiento urbano y se modernizará el sistema de basureros en los mercados.

La recolección mecanizada de los residuos sólidos incluye la modalidad convencional y la diferenciada de los residuos sólidos domiciliarios, asimilables y domiciliarios a través de equipos recolectores mecanizados de residuos sólidos. También contempla 80 ecoestaciones en los parques urbanos cerrados. Las autoridades prevén lanzar dos licitaciones públicas para el servicio de aseo, con una vigencia de ocho años. Además, se lanzarán dos licitaciones adicionales para el relleno sanitario de la planta de tratamiento de residuos sólidos 1 y para la planta de tratamiento que será instalada en el vertedero municipal.

Según las fuentes, la planta de reciclaje será implementada mediante una Alianza Público Privada (APP) con una inversión entre $us 7 millones y $us 10 millones se encargará de hacer el tratamiento de la basura antes del entierro para obtener residuos reciclados y compost. De esta forma quedarán residuos secos y ya no saldrán lixiviado, por lo que ya no serán necesarias las plantas de tratamiento.

La firma de los contratos está prevista para la segunda quincena de noviembre, las empresas que califiquen deben comprar también el equipamiento.

Atención a la palabra de un especialista

El ingeniero sanitario e hidrólogo, Roberto Soto es especialista en Gestión de Residuos Sólidos (GIRS) participó durante varios años como parte de un equipo de consultoría que se encargó, entre otras tareas, de construir y echar a andar el vertedero de Normandía.

Sostuvo que en Santa Cruz se ha avanzado en lo que es Gestión de Residuos Solido, sin embargo, con munchos tropiezos debido a que hicieron planificaciones muy buenas, pero no tuvieron seguimiento, por ejemplo,  en el Plan de Ordenamiento Territorial (PLOT) de 2003, mediante Ordenanza Municipal habían medidas específicas relacionadas con la marcha del vertedero de Normandía (cerrado en julio de 2019), esa ordenanza no se ejecutó y dejaron pasar el tiempo hasta el límite que no había donde poner más basura y empezaron otro proyecto más alejado, en San Miguel de los Junos, bien ubicado por la dirección de los vientos. “No conozco los detalles de cómo se está manejando el entierro mismo y si se han tomado todas las precauciones de impermeabilización, manejo de lixiviados, etc”, precisó Soto

Explicó que, desde Normandía, Santa Cruz se ha considerado como un vertedero que diferencia de relleno sanitario o botadero, es donde se han tomado medidas de mitigación ambiental para evitar contaminar las aguas subterráneas, el aire, los cursos de agua. Cuando algunas petroleras cumplen con la certificación ISO 14000, que es la certificación medioambiental más alta, están obligados a depositar su basura con contaminación petrolera en vertederos controlados y aunque algunos de estos campos están en Tarija, Chaco, y otros lugares utilizan el vertedero, porque es un lugar donde el residuo final se lo maneja adecuadamente.

En las otras ciudades hubo problemas se supo del desmoronamiento del vertedero de Alpacoma en La Paz. En Cochabamba se ha gastado mucho dinero en elegir un lugar adecuado, desafortunadamente, no se ha manejado este tema científicamente cabalmente porque siempre hay interferencia política. “Si, se ha avanzado en tratar de controlar algo en las ciudades del eje, pero, en las otras ciudades si bien hay, intentos de hacerlo todavía no se ha logrado tener verteros que podrían ser certificados para que una empresa mantenga su certificación de ISO 14000.

Fases y etapas de Normandía

El ingeniero Soto dijo que un vertedero que incluya el relleno sanitario y otras dependencias aparte de las administrativas, como secciones de clasificación y depuración de desechos, debe ser diseñado para por los menos 50 años de funcionamiento.

La empresa Jichi que fue la pionera en utilizar el botadero, necesitaba que se haga una impermeabilización de fondo, para que sea el vertedero oficial dejando de depositar en el botadero “El Gallito”. “Las cosas no iban a ser tan fáciles, a principios de siglo conseguir las geomembranas impermeabilizantes no era fácil, entonces se construyó la primera fosa de emergencia, que no tenía impermeabilización de fondo. No hubo un plan maestro general, tampoco criterios de selección, especialmente en la fosa de entierro sanitario 1 y 2”.

Las fosas 3 y 4 se encuentran al otro extremo del predio de Normandía, fueron utilizadas hasta el colapso. La fosa 5 fue ejecutada por la empresa de aseo urbano Clisa que ocupó el centro. Seguidamente, en la etapa de emergencia, cuando todo hacía suponer que Normandía no llegaría a terminar su convenio, llegó SUMA que abrió la fosa 6 entre medio de la que estaba entre medio de la 1, 2 y 5 y se trató de mejorar toda esta situación y aprovechamiento.

Las fosas de entierro son lugares donde los desechos se van depositando por celdas, la recolección diaria es compactada y al final del día se pone un cubrimiento de material arenoso de modo que en la medida en que más residuos se deposita, las fosas se elevan. Al presente, en los predios de Normandía se puede apreciar que hay fosas que abrieron a suelo abierto hoy con toda la materia incluida alcanzan hasta 22 metros de altura, cargados de gases metano de efecto invernadero que seguirán saliendo durante los próximos 20 a 30 años.

Roberto Soto, ejemplificó con el vertedero de Santiago en Chile, que está en el centro y es un parque que dispone de un sistema de recolección de gas metano que introducen al gas domiciliario para que sea utilizado como parte uso doméstico. “Siempre hay formas de aprovechar los que dejan los residuos sólidos”, sostuvo el especialista.

El nuevo vertedero debe ser implementado tecnológicamente

Con referencia al nuevo vertedero ubicado en San Miguel de los Junos, bautizado como complejo municipal de tratamiento de residuos sólidos, Roberto Soto dijo que personalmente no lo conoce, pero, por referencias sabe que cumple con la Ley del Medio Ambiente y sus reglamentos. “Me imagino que la Gobernación y el Gobierno Municipal, están realizando su tarea de supervisar y monitorear tanto el aire como el agua de esas operaciones. Creo que ya se ha aprendido lo suficiente y que seguramente se está manejando bien, pero, sin tener acceso a los datos de monitoreo, no se puede emitir mayores juicios de valor, no se sabe si tienen un diseño de fosa por fosa o si cuentan con un plan maestro o si siguen como en Normandía sin hacer un uso ideal del área”, sostuvo.

Agregó que, para el éxito de un vertedero o relleno sanitario es preciso contar con un Plan Maestro que guíe las faenas diarias, si se hace fosa por fosa o se acude a alguna otra alternativa. Ha quedado demostrado que el reciclado en destino es lo más barato, las experiencias de San Pablo, Brasil, Santiago, Buenos Aires y en casi todas las ciudades grandes de Sudamérica que tienen grandes centros de recicladores y solo lo que no se utiliza termina en el vertedero. Esa tendría que ser la orientación para que las autoridades, en este caso de Emacruz, la tengan presente.

Con referencia al reciclaje, dijo que en Bolivia en general no hay una buena clasificación en domicilios, eso dificulta porque la selección de lo que servirá para reciclar con lo que no. “Para que reinventar la rueda, si el nuevo vertedero tiene facilidades para hacer un buen reciclado en destino con personas que están bien entrenadas, con vestimenta de seguridad y lugares de almacenamiento de los productos reciclados para la comercialización, paso que se vuelve interesante cuando se puede manejar grandes volúmenes como el Pet, de plástico, que se comercializa en Perú o en China. Se tendría que tener una máquina trituradora de Pet, de manera tal que el transporte sea eficiente”, manifestó Soto agregando que en la medida que se genere más volúmenes de productos reciclados la comercialización será rentable.

Dijo que el espacio es ideal para el uso que se le está dando, pero hay que tener mucho cuidado con el terreno. “Es imprescindible darle un uso eficiente para no mal utilizar el espacio y que se acabe pronto. También existen formas de hacer celdas o fosas de entierro de 20 hasta 30 metros, pero esas fosas altas como lo era la 7 en Normandía requieren mucha atención y una recolección de los gases porque si no existen muchos problemas de contaminación, también por efectos del lixiviado que es muy difícil de tratar.

Añadió que en la actualidad la Gestión de Residuos Sólidos en Bolivia (GIRS) y especialmente Santa Cruz, comparada con países de los alrededores está muy atrás. Se está avanzando gracias las leyes del Medio Ambiente y sus reglamentos que obligan a los Gobiernos Municipales a tener sus vertederos controlados, pero la realidad es que el tema de los residuos es muy costoso para municipios que no producen mucha basura y no generan los suficiente lo que impele es unir dos o tres municipios, en este caso de Santa Cruz, y se haga un solo vertedero para el área metropolitana del departamento.

Ley Municipal 295 de aseo urbano

Establece políticas municipales de aseo urbano referidas a derechos y obligaciones de los usuarios, infracciones y sanciones, enmarcadas en las competencias exclusivas establecidas en la Constitución Política del Estado, en concordancia con la Ley 755 de Gestión Integral de Residuos y su reglamentación.

Esta norma municipal contribuye a la consecución de un medioambiente saludable y equilibrado, libre de contaminación o riesgos de deterioro derivados de la gestión inadecuada de residuos sólidos. Logra acceso de los ciudadanos a los servicios de aseo urbano de manera universal, continua, equitativa, con calidad y eficiencia. Reduce la generación de basura en cantidad y peligrosidad.

En materia ambiental,  tiene influencia directa en el cuidado del medioambiente, a través del manejo responsable de los residuos porque un tratamiento inadecuado puede generar contaminación, siendo uno de sus principales beneficios la reducción o reutilización para un medioambiente saludable, protegido y equilibrado, libre de polución o riesgos de deterioro derivados de una gestión inadecuada, estableciendo lugares óptimos para la disposición final, evitando infiltraciones al subsuelo por el derrame de lixiviados producidos por la descomposición de residuos orgánicos.

Ley del Estado Plurinacional 775

El marco teórico para la Gestión Integral de Residuos Sólidos es la Ley 755 promulgada en 2015, norma que establece la política general y el régimen jurídico de la gestión integral priorizando la reducción, almacenamiento y disposición final, el alcance es para todos, públicos y privados que generen desechos, domicilios, industrias, manufactureras, metalurgia, construcción y hospitalaria, están exentas aguas residuales, industriales y residuales domésticas

La basura, está convirtiendo Bolivia en un botadero

Uno de los grandes problemas, con una solución que parece todavía lejana: es la basura, que no es solo un conflicto del país, sino mundial. En Bolivia varios accidentes como el deslizamiento del vertedero de Alpacoma en La Paz, el colapso y cierre y una secuela de contaminación aérea, acuífera y ambiental rodeó Normandía, los botaderos a cielo abierto, que sobrepasan el 90% contando todos los municipios del país son los principales causantes de los principales daños al entorno medioambiental.

Un sayo publicado por el Instituto de Investigaciones Socio Económicas IISEC de la Universidad Católica Boliviana, La Paz, con autoría de Alejandra Gonzáles, alude a un reporte de del Banco Mundial de 2019 que refiere que el mundo genera 2010 millones de toneladas de residuos sólidos anualmente. Para tener una idea de lo grande que es esa suma el “Wast a waste 2.0”, nombre del documento en cuestión, compara la cifra en peso a más 14 millones de ballenas. El tema es serio porque toda esa basura está “ahogando”, los océanos, lagos, ríos, está obstruyendo los drenajes, causando inundaciones, transmitiendo enfermedades, aumentando las afecciones respiratorias, en resumen, está convirtiendo el planeta en un basural, y el panorama no es alentador las estimaciones sugieren que esa cifra aumentaría a 3.400 millones de residuos sólidos al 2050.

En el caso de Bolivia, las cifras también han ido incrementando: según informes del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, hasta el año 2016 el país generaba dos millones de toneladas de residuos al año, el equivalente a 5.400 toneladas al día. De esos porcentajes, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) más del 70% provenían exclusivamente de las nueve ciudades capitales y El Alto. La generación de basura de estas 10 ciudades hace 10 años, según el diagnóstico de la Gestión de Residuos Sólidos en Bolivia, del Viceministerio de Agua Potable y Saneamiento Básico, incrementó en más del 20%

Bolivia genera 3.3 de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) por habitante, lo que equivale a 36.400 toneladas al año. Aunque es una cifra que ubica a Bolivia muy por debajo de otros países latinoamericanos, México es el primero generando 997.800 toneladas, en términos per cápita, Uruguay se encuentra a la cabeza generando 10.8 kg de RAEE por habitante, el panorama cambia cuando se considera los ingresos del país.

El Banco Mundial afirma que mientras más desarrollado es un país, sus patrones de consumo incrementan la generación de residuos sólidos. Asimismo, existe una correlación positiva entre el ingreso per cápita y la generación de basura. Es decir, a mayor ingreso, mayor generación de basura.

Sin embargo, si se compara la cantidad de RAEE que genera Bolivia según su nivel de ingreso, está muy por encima de los esperado. Según el Banco Mundial, Angola genera la misma cantidad de RAEE 3.3 kg por habitante, sin embargo, su PIB per cápita, es 23 veces mayor que el de Bolivia. Considerando los peligros al medioambiente y a la salud humana que los desechos electrónicos, producen, se debería tomar medidas urgentes.

El Censo de 2012 que es la última información actualizada de la cual se dispone muestra que, aproximadamente el 42% de los hogares en Bolivia, eliminan su basura mediante formas alternativas porque no cuentan con servicios de recolección o basureros públicos. Las formas usadas son quema 23%. Botar a la calle o algún terreno baldío 7%, botar al río 7%. Sin embargo, a pesar de que la cobertura de recojo de basura sea del 100% el problema de la basura continuaría ya que Bolivia recicla el 4% de las 5400 toneladas de basura que genera al día.

El estudio de Alejandra Gonzáles reafirma que datos del Diagnóstico de la Gestión de Residuos Sólidos generado a nivel nacional, la fracción orgánica representa el 55.2%, la reciclable (papel, plástico y vidrio) el 21% y el 22.7% se considera como residuos no aprovechables. Esto significa que aproximadamente el 75% de los residuos podrían ser aprovechados, según el Ministerio de Medio Ambiente y Aguas. Además, datos del INE, 83% de los residuos provienen de los hogares, 10% de los mercados, 4% de la industria y mataderos, 2% de áreas públicas y 1% de hospitales. Lo que quiere decir que el cambio se encuentra principalmente en los hábitos y decisiones de los hogares, además de política que promuevan la reducción, re uso y reciclaje.

Ejemplos como Suiza y Suecia los cuales llegan a reciclar o reusar más del 96% de sus residuos, muestran que la solución al, problema de la basura está en nuestras manos. Ambos países, presentan una separación bastante exhaustiva, la misma que les ha permitido que más del 90% de envases de vidrio vuelvan a las fábricas para ser reusadas, generar energía mediante basura, e incluso a llegar a importar residuos sólidos entre otros.

Alejandra Gonzáles concluye su estudio, señalando que en Bolivia la situación es bastante crítica y con tendencia al alza. A pesar que no se vea basura en las calles, no significa que el tema de desaparecerá. Debe hacerse lo posible y lo imposible para implementar un buen manejo de los residuos sólidos generado, tato para el bienestar de la población como del medioambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *