Proyecciones desalentadoras para la construcción

Proyecciones desalentadoras para la construcción

En el ámbito actual, muchos han sido los sectores golpeados por la emergencia sanitaria, entre ellos la construcción. Mediante un comunicado oficial, la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco) dio a conocer las proyecciones para el sector y la preocupante situación por la que atraviesa.

Más de cuatro meses de confinamiento, inactividad y la poca liquidez de las empresas, ha dado como resultado una crisis casi generalizada. Muchos sectores fueron afectados. Varias empresas tuvieron que paralizar sus actividades, reducir personal, disminuir los salarios o hasta despedir a sus trabajadores.

Luego que el Banco Centra de Bolivia (BCB) diera a conocer un informe acerca de los sectores en mayor crisis, la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco), emitió un comunicado expresando su preocupación, ya que el resultado del documento refleja la grave la situación de las empresas que vienen exigiendo al Gobiernos nacional y a los subnacionales, honrar el pago de deudas por concepto de obras entregadas y en ejecución.

En el  Informe de Política Monetaria (IPM) de julio 2020, emitido por el BCB, se menciona que “el sector de la construcción registró un crecimiento negativo, relacionado con la menor inversión pública ejecutada en la gestión”.

Hasta abril de 2020, según este informe, registró una caída de 19,2% en el sector. “Asimismo, el presupuesto programado de inversión pública, en 2020, es menor en un 17,5% con respecto al de la gestión anterior y, a mayo de 2020, la ejecución se contrajo un 68,2% respecto a similar período de 2019”, es decir, el informe proyecta que la actividad sufrirá una contracción de un 18%.

“Las empresas requieren sus pagos, caso contrario el futuro de muchas de ellas, en el corto y mediano plazo, es el cierre inminente, habiendo agotado sus recursos de supervivencia”, dijo Luis Bustillo, presidente de la Caboco.

Anteriormente, tanto la Cámara de la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz), las empresas constructoras privadas y la Confederación Sindical de Trabajadores en Construcción de Bolivia (Cstcb) se declararon en estado de emergencia por la falta de pago de las Planillas de Avance de Obra de parte de las Administraciones Públicas (Gobierno Nacional, Gobernaciones y Municipios) porque, hasta julio de este año, la deuda asciende a los Bs. 2.500 millones, es decir más de 350 millones de dólares.

Datos

La Caboco informó que, luego de un repunte de la construcción privada en la gestión 2016, la actividad sufrió un debilitamiento en los posteriores tres años.

“El PIB registró el 2019 un crecimiento del 2,22% respecto al 2018, la construcción registró un crecimiento de 1,91%, por el desempeño del sector privado que creció en 3,08%, contrastando con el bajo aumento de la construcción pública en 0,84%”, señaló la institución.

Por otro lado, desde 2017, el sector está atravesando una crisis, pues según datos del Índice Global de la Actividad Económica (IGAE) del Instituto Nacional de Estadística (INE), del mes de abril de 2020, hubo una notable desaceleración del sector en 2017.

“La actividad disminuyó un 48%, en comparación con abril de la gestión pasada”, puntualizó Caboco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *