Oferta inmobiliaria se reactiva con precios más accesibles

Oferta inmobiliaria se reactiva con precios más accesibles

Después de varios meses complicados, el sector comienza a dinamizarse. Como consecuencia de la emergencia sanitaria, casi todo el movimiento se paralizó. Posterior a la  flexibilización de las medidas restrictivas,  en la urbe cruceña se comienzan a ver ofertas de inmuebles a precios más accesibles que antes.

La pandemia obligó al Gobierno a paralizar todo tipo de actividades económicas. Si bien la medida evitó que el virus se extienda más, afectó a varios negocios.

Los factores que perjudicaron, tanto a la oferta como a la demanda, de bienes inmuebles han sido la inestabilidad económica, el desempleo y la crisis que vive el sector de la construcción. A pesar de ello, las empresas inmobiliarias están reanudando sus actividades.

La Cámara Inmobiliaria de Santa Cruz (Caincruz) da fe de esto. Desde la institución que aglutina a todos los actores de este sector indicaron que, en la actualidad el mercado se está dinamizando positivamente.

“Hemos visto un gran repunte en alquileres para vivienda, oficinas y las ventas con crédito de vivienda social están en movimiento constante”, señaló la vocera de Caincruz, Alicia Yabeta, secretaria general de la institución.

Las reducciones

Entre octubre y la mitad de este año, el sector sufrió varios desequilibrios. Primero fueron los conflictos sociales generados en 2019 por las fallidas elecciones y segundo, la aparición del coronavirus.

“El año pasado tuvimos una desaceleración debido a varios factores, entre ellos la incertidumbre ante las elecciones nacionales de octubre. Luego vimos que a mediados de agosto estábamos bajando las ventas y transacciones en general, debido a que los compradores o interesados en un inmueble, preferían esperar los resultados de las elecciones para tomar sus decisiones. Ya sabemos cómo termino el año”, indicaron desde Caincruz.

Por su parte, las empresas inmobiliarias informaron que, durante los meses de enero a julio, hubo un decrecimiento en las ventas del 9% en relación a la gestión pasada. Las transacciones no se realizan con la misma premura que antes, la inestabilidad laboral, despidos y reducción de sueldos, han propiciado que el sector se mueva de manera lenta.

“En 2019, la situación era diferente, la gente tomaba la decisión de invertir más rápido que hoy en día. Si bien ya había una sobreoferta inmobiliaria, los compradores, inversionistas o inquilinos, tenían claras sus decisiones. Ahora hay muchos más inmuebles en oferta en el mercado inmobiliario, por lo tanto, las personas pueden tomarse su tiempo y buscar, para hacer una buena inversión”, dijo Emilio Prieto, Office Training Coordinator-OTC y Asesor Inmobiliario de Century 21.

Otras cifras que podrían ser beneficiosas para aumentar la demanda es la diminución en los precios de venta que bajaron un 12%, mientras que los alquileres disminuyeron un 8%.

La oferta y demanda

En la actualidad, la mayor demanda se inclina por las casas o departamentos en alquiler, con precios entre los 350 y los 700 dólares.

La incertidumbre que genera la inestabilidad laboral, provocó que el interés por los alquileres vaya en aumento pues, según la realidad económica, muchos no saben si podrán cumplir con las cuotas de un crédito de vivienda.

Aunque el índice de ventas todavía sea bajo (en relación a la gestión pasada), las empresas de bienes raíces considera que una propiedad siempre será una buena opción para invertir, porque el valor de la misma va en crecimiento con el tiempo.

Por otro lado, la zona norte de la ciudad, continua siendo la de mayor preferencia tanto para viviendas (en condominio cerrado) como locales comerciales u oficinas.

Respecto a los alquileres, Prieto señaló que “el alquiler, ayuda a medir cómo se va comportar el mercado de aquí a un corto plazo, un tiempo estimado de uno a dos años”.

Medidas de bioseguridad

La Caincruz informó que se elaboró un protocolo de bioseguridad, el cual fue aprobado por el SEDES-Santa Cruz con el objetivo de resguardar, tanto la salud de los propietarios, los agentes inmobiliarios y clientes.

Algunas de las medidas que las empresas inmobiliarias deben cumplir para no exponer la salud de las personas son, el uso obligatorio de barbijo en las visitas a los inmuebles; desinfectarse las manos con alcohol al 70%; igualmente, no se aceptan más de dos personas y tampoco la asistencia de niños.

En este contexto, algunos agentes han desarrollado dinámicas previas al recorrido por los inmuebles como el envío de fotografías y videos de las propiedades de interés para el futuro comprador o inquilino.

Respecto a financiamientos

Debido a las medidas de aislamiento, las transacciones de compra-venta, o aprobación de créditos, quedaron paralizadas. Con  la reactivación del sector, las entidades bancarias están analizando nuevamente los requisitos presentados de cara a una nueva realidad económica y según las medidas establecidas por el gobierno.

“Los bancos están siendo más cautos a la hora de revisar el nivel crediticio del comprador. Son celosos con el crédito de vivienda social. Porque si se da crédito, al 100%, a un comprador que no podrá pagar, solo se generará una fuerte oferta de inmuebles que el banco tendría que rematar y esto repercutiría en el mercado, porque podría provocar una caída de precios”, se dijo desde Caincruz

Ahora, solo se logra un financiamiento del 80%, el 20% restante debe ser cancelado en su totalidad.

Por su parte, Oliver Viera, presidente de RE/MAX Bolivia, expresó que “las personas más afectadas con el nuevo proceder del  sistema bancario son aquellas que tienen un crédito de vivienda social entre los 50.000 a 80.000 dólares, porque anteriormente se otorgaba un plazo de 20 años, ahora se redujo. También están teniendo cuidado en el desembolso, porque no saben si la persona podrá cumplir con el pago de cuotas o no”.

Ley de Diferimiento

Una de las medidas lanzadas por el Gobierno y que ayudarían a sobrellevar este momento de crisis es la Ley de diferimientos de pagos de créditos.

De manera oficial, la presidenta Jeanine Áñez promulgó la  Ley No. 1294, del 1 de abril de 2020, denominada ´Ley Excepcional de Diferimiento de Pagos de Créditos y Reducción Temporal del Pago de Servicios Básicos´, la cual establece la postergación en los pagos de créditos bancarios, hasta el 31 de diciembre de este año.

La medida se tomó para ayudar a las personas que, por efectos de la emergencia sanitaria, no tuvieron ingresos y tienen deudas con los bancos. La norma alcanza a todos los prestatarios del sistema financiero.

Repercusiones del sector constructor

Al estar vinculadas ambas actividades, la crisis existente en la construcción podría afectar a los bienes raíces.

La Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco) habló acerca de la crisis que vive el sector. Aseguró que “el proceso es lento, porque no se llega ni al 30% de un reactivación de empresas, el desempleo fue muy alto, entre los meses de abril y julio se cuenta con un aproximado de 200 mil personas que han dejado de trabajar en construcción, el PIB del sector al primer trimestre esta en -19.71%, cuando antes era uno de los más importantes en la participación del PIB”.

Proyecciones

“Creemos que los precios se van a ajustar hasta fin de año. Los cambios, después de las elecciones, serán fundamentales. Por ahora tenemos una incertidumbre referente a los incentivos que vaya a activar el nuevo gobierno, porque de ello dependerá mucho cómo podamos proyectar el año 2021, pero mantenemos una visión muy positiva de lo que pasará en el mercado inmobiliario de Santa Cruz”, indicó la vocera de Caincruz.

Por otro lado, se habla mucho sobre la brecha de precios que existía respecto al monto establecido por el vendedor y el que estaba dispuesto a pagar el comprador.

Ahora, como resultado de la crisis, ambas partes buscan encontrar un punto de equilibro que sea de beneficio para ambos, porque las mejores ofertas son las que  ayudan al cierre de ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *