• febrero 6, 2023

MONOPOL LLEVA LOS COLORES DEL MUNDIAL A LA ASOCIACION DE SORDOS SANTA CRUZ (ASOCRUZ)

El pasado viernes 9 de diciembre la empresa de pinturas Monopol se encargó de que hacer vivir la más intensa semifinal del mundial a aquellos que llegan a apreciar los colores con mayor intensidad.

En una búsqueda constante de brindar a la sociedad boliviana mejores soluciones de protección y belleza para su hogar, la empresa de pinturas no deja de lado su labor de responsabilidad social-empresarial, misma que aprovechando la fiebre del mundial buscó llegar a personas que lo viven intensamente a pesar de tener dificultades para oír.
La gente sorda informa que su visión periférica es más aguda, es capaz de reprogramar las áreas de su cerebro asignadas al oído para mejorar su visión, comenta el presidente de Asocruz, quien agradecido por la actividad realizada por iniciativa de la empresa, espera seguir teniendo contacto para que los asociados puedan tener mejores y mayores oportunidades laborales, a través de capacitaciones, cursos y también otras actividades similares; “acciones como ésta que estamos viviendo son las que se tienen que replicar por otras empresas públicas y privadas, para que vivamos una realidad más comprensiva e inclusiva” comentó.
Vivimos en una sociedad que tiene muchas limitaciones para aquellos que tienen capacidades diferentes, es por eso que Monopol quiso con ésta acción mostrar que no es difícil llegar a comunicarse; “es cuestión de tener la voluntad para también aprender y sumarse a que se pueda tener una educación, conseguir un trabajo y porque no, poder llegar con las pasiones que mueven el mundo como el futbol de forma más inclusiva; hoy junto con el personal Monopol, aprendimos un poco de la lengua de señas bolivianas y junto con ella lo importante que es poder compartirla con todos” indicó la encargada de marketing de la empresa.
Llena de juegos, una pantalla gigante que mostró a todo color los partidos, y con la amenización de la imagen oficial de Monopol , Romy Paz, los asociados de Asocruz y sus familias vivieron una tarde muy divertida, la cual demostró lo fácil que puede llegar a ser, convivir en una sociedad inclusiva.