La importancia de la huella digital de los líderes en el posicionamiento empresarial

La importancia de la huella digital de los líderes en el posicionamiento empresarial

Hace un par de semanas, los portales explotaron con la sorprendente noticia del crecimiento de las acciones de la compañía dueña de la canción viral “Baby Shark“, Samsung Publishing Co., tras algo tan simple como un tuit de Elon Musk brindando su apoyo a la exitosa canción infantil. Parecería una locura, pero es la realidad y un claro ejemplo del poder que puede tener la presencia digital, bien gestionada, de los líderes empresariales.

Cada vez es más frecuente escuchar cómo el mensaje de ciertos líderes, hasta el más breve y simple, puede generar repercusión global, positiva o negativa, según sea el caso. “La reputación es el mayor activo tanto del líder, como de la compañía que representa”, explica Ana Lía Mansilla, Managing Partner de Kreab Bolivia, “la ‘huella digital’ actualmente es un elemento diferenciador para el posicionamiento corporativo”.

Primero y principal: los stakeholders lo demandan

En esta era del llamado “capitalismo del stakeholder”, que reclama una sociedad cada vez más exigente, participativa e incisiva, son los propios colaboradores, socios, clientes, medios de comunicación, analistas e inversores, quienes demandan la presencia digital de los líderes empresariales en plataformas de discusión, conexión e interacción como LinkedIn o Twitter. La opinión pública necesita conocer su postura ante coyunturas cotidianas para tomar decisiones de compra o preferencias de usuario.

Los directivos son un activo digital de la compañía

Con la digitalización en auge, la conversación online sobre las acciones y decisiones de directivos y personalidades se produce de forma natural, aunque estos personajes carezcan de existencia digital. Ante esa realidad, es óptimo que el líder empresarial diseñe y gestione su propio posicionamiento, para influir en los espacios de conversación como realmente éste quisiera y no como las audiencias lo interpretan desde afuera. Esto representa, además, una oportunidad para el posicionamiento personal y una mejor proyección de la huella corporativa.

Es una oportunidad para generar relaciones

Las relaciones y conexiones offline entre directivos y líderes empresariales o entre empresa y consumidor, también se reflejan en el escenario digital, en el que se puede lograr una conexión 360°, no solo mediante diálogos, sino también con imágenes, videos, documentos, colaboraciones, eventos, entre otros. Lo anterior ayuda a generar reconocimiento como expertos en su área, y a potenciar la marca tanto personal como corporativa.

“La huella digital del líder de la empresa se puede empezar a crear en Linkedin, por ser la red de networking por excelencia en este momento, para después expandirse hacia otros espacios digitales”, recomienda Ana Lía Mansilla. “Construir esta marca personal online requiere de planificación y estrategia, pues un mínimo error puede ser lapidario”. Tres errores frecuentes que recomienda evitar en la actividad digital:

  • Contenido ´robótico´: las publicaciones muy estructuradas pueden terminar generando rechazo o aburrimiento.
  • Dispersión: como dice el dicho ‘el que mucho abarca, poco aprieta’, abordar muchos temas, puede reducir la credibilidad pues hoy lo que se busca es la ‘especialización’.
  • Postura política: es importante evitar el excesivo posicionamiento político del líder empresarial, porque ésta puede contaminar el resto de su actividad o declaraciones en redes.

“Es fundamental profesionalizar el uso de las plataformas digitales mediante estrategias, acompañamiento, planificación del contenido, identificación de oportunidades para participar, entre otros. Esto ayuda tanto a evitar crisis y riesgos, como a controlar la presencia”, finaliza la experta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *