“La ciudad de los 15 minutos” una opción post cuarentena

“La ciudad de los 15 minutos” una  opción post cuarentena

Desde 2015, el arquitecto franco colombiano Carlos Moreno (asesor de Anne Hidalgo, alcaldesa reelecta de la ciudad de París), desarrolló el proyecto de “la ciudad de los 15 minutos”, con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 de los automóviles, aumentar las vías peatonales y ciclistas. Ahora, esta es una opción para el reordenamiento urbano en una nueva realidad post pandemia.

La premisa para prevenir el COVID-19 es el distanciamiento social. Muchas personas optan por movilizarse en vehículos particulares, pero quienes utilizan el transporte público podrían exponer su salud, en caso que este no cumpla con todos los protocolos de bioseguridad. Una alternativa para facilitar el desplazamiento y evitar las aglomeraciones es la implementación del modelo de “la ciudad de los 15 minutos”; tendencia urbanística internacional, cuyo planteamiento es la cercanía a los servicios básicos, de fácil y rápido acceso.

“Esta es una buena opción. A causa de la pandemia por COVID-19, se abrió el debate sobre el futuro de las ciudades y la nueva teoría urbanística de la ciudad de los 15 minutos responde a los desafíos que enfrentamos como sociedad”, dijo Ruvi Suárez, directora de Planificación Integral y Coordinadora COEM  del Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra

Al respecto, José Luis Durán, presidente del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, aseguró que “el concepto plantea disminuir los desplazamientos forzados que suceden en las grandes ciudades, romper el círculo vicioso de las metrópolis en las que se produce un tránsito obligado de cientos de miles de personas, muy temprano en la mañana y al final de la tarde, aglomerados en el transporte público, algo de mucho riesgo en estos tiempos de pandemia”.

Una ciudad con estas características debe cumplir las seis funciones urbanas esenciales: habitar, trabajar, abastecimiento, acceso a la salud, educación, descanso o esparcimiento, es decir, que el habitante de un barrio podría llegar hasta estos lugares en un tiempo máximo de quince minutos.

El inconveniente se da en el segundo punto, porque es uno de los motivos por los que se recorre extensas distancias.

En cierta medida, esta situación ha cambiado gracias a la implementación del teletrabajo, pero todavía existen empresas que, por sus características y funciones, requieren la presencia de sus trabajadores.

Re ordenamiento

Existe una similitud entre la organización que se plantea con “la ciudad de los 15 minutos” y la estructura de unidades vecinales de la ciudad cruceña (establecidas en el Plan Techint, de finales de la década de los 50). Ambas tienen como premisa la proximidad y ciudad jardín.

En la capital oriental, esta organización no se ha desarrollado de manera efectiva, tanto por el mal uso de los espacios públicos como por la creciente oferta de terrenos urbanísticos, a muy bajos precios, en zonas alejadas de los servicios básicos (salud, educación, abastecimiento).

Por ello, Duran plantea que para implementar un plan como el de “la ciudad de los 15 minutos” en Santa Cruz “se debe generar una verdadera descentralización de la administración municipal, que ejerza un control efectivo sobre el crecimiento armónico de la mancha urbana, que respete las normas municipales y el medio ambiente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *