La ABC regional tiene el reto de rehabilitar las carreteras del departamento de Santa Cruz

La ABC regional tiene el reto de rehabilitar las carreteras del departamento de Santa Cruz

La Red Vial Fundamental entre Cochabamba–Santa Cruz forma parte del Corredor Bioceánico que permitirá la integración regional y nacional a través de la diversificación económica entre oriente y occidente, es por eso la urgente misión de tener este corredor en perfectas condiciones

Dentro de la vinculación y rehabilitación de vías, la ruta Cochabamba-Santa Cruz, que es uno de los proyectos carreteros más importantes para el desarrollo productivo de las distintas comunidades y municipios debe ser atendido prioritariamente. El primer tramo de “El Sillar”, considerado en uno de los más críticos dada su peculiaridad geológica, es un proyecto que está en construcción, consta de 30.03 km que implica utilizar ingeniería de punta para la construcción de 9 puentes, 19 viaductos, 2 túneles y obras de protección, lo que permitirán conectar con los proyectos en la construcción de dobles vías hacia Villa Tunari- Shinahota–Chimoré–Ivirgarzama. Asimismo, se vinculará con la doble vía concluida del tramo “Ivirgarzama–Ichilo” que consta de 63 km, siendo uno de los tramos más esenciales que conecta con el departamento de Santa Cruz. Las obras en construcción de las dobles vías hacia el oriente beneficiaran, entre otros, a los municipios de Colomi, Villa Tunari, Shinahota, Chimoré, Puerto Villarroel y Entre Ríos; tienen una enorme transcendencia en el desarrollo económico productivo y la apertura hacia el mercado local, regional y nacional.

Vías Regionales

Para David German Acebey Crespo Gerente Regional de la Administradora Boliviana de Carretera (ABC) regional Santa Cruz “el 2020 en términos generales no fue de los mejores años para la entidad, se presentaron muchas contingencias, sin contar la pandemia. Una de ellas es el abandono en las carreteras por la falta de mantenimiento que provocó un deterioro de las mismas y esto fue ocasionado por los problemas sociales, que acarrearon al descuido vial, a esto se sumó las cuarentenas rígidas decretadas en los departamentos de todo el país”, admitió.

En la parte administrativa, la ABC Regional Santa Cruz se encontró en evidencia que no se terminó de gestionar la dotación de recursos, para poder hacer el mantenimiento y la contratación respectiva evidenciándose descuidos de consideración en tramos con mucho conflicto como la vía Montero-Yapacaní, que se encontraba en total abandono.

En este balance del 2020, Acebey aseguró que hay muchos pagos pendientes con las empresas constructoras nacionales y extranjeras que desarrollan proyectos, construcción y mantenimiento. A diciembre las deudas de la ABC regional Santa Cruz bordearon los BS. 430 millones.

Prueba de ello es que muchos proyectos se han paralizado, por falta de inyección de recursos para continuar desarrollándose y cumplir con sus objetivos, “ha sido un año bastante difícil y la conclusión que llegamos con todo el plantel ejecutivo, es que en la anterior gestión fue evidente el abandono de las carreteras y la falta de pago a las empresas constructoras por los servicios prestados, ocasionando problemas en varios niveles, uno es el usuario que está perjudicado, otra a las empresas que están enfrentando una crisis sin recursos y con mucha inversión”, añadió Acebey.

El pago a las constructoras se lo está ejecutando, dependiendo del financiamiento, si es por cooperación o si proviene de fondos propios del TGN, la primera se está pagando según inspecciones de avance de obra, las segunda que son fondos del Estado, se está liquidando según antigüedad de trámite, pero todo sujeto a verificación de planilla.

Necesidad de rehabilitación de carreteras

Dentro del conglomerado de vías que tiene el departamento de Santa Cruz de la Sierra, se pudieron detectar tres rutas que fueron particularmente las más perjudicadas en la gestión pasada, ahí se tiene el tramo Montero – Yapacaní, cuyo presupuesto de rehabilitación de vía que no fue considerada dentro del Programa Anual de Contrataciones (PAC).

Esta carretera ya cumplió su ciclo útil con más de 26 años de servicio, su estado actual es de completo deterioro, se realizaron trabajos de bacheo y rehabilitación por sectores esos son los tramos más estables, pero hay secciones muy puntuales como la Zona del Zohal que se encuentra entre Santa Fe – San Carlos, un tramo totalmente derruido y que hace imperiosa su rehabilitación de los 10 kilómetros que se extiende, “se ha trabajado haciendo el bacheo, pero el día siguiente cae una lluvia y nuevamente retorna a su estado deteriorado y se multiplican los lugares afectados por el tiempo y el tráfico vehicular”, afirmó Acebey.

Dentro del recuento se tiene la zona de la Arboleda – Palometillas, este tramo se encuentra deteriorado y el tratamiento que se está aplicando es el de bacheo en lugares puntuales, con estos trabajos se tendrá estable esta sección de la carretera.

En la ruta Santa Cruz – Trinidad, donde se tiene el programa CRECE, dirigido a la rehabilitación de carreteras y el mantenimiento y control por estándares para su mejor ejecución se lo dividió en cinco tramos, que reciben el nombre de Mallas y, cada uno de los mismos se licitó de manera independiente.

El tramo más crítico de Pailón – Cuatro Cañadas fue licitado tres veces, dos fueron anuladas y la tercera salió adjudicada el 30 de octubre del 2020, una de las ultimas de la gestión y la firma se consolida luego de mucho tiempo de proceso, mientras las otras Mallas y la que pertenece al departamento de Beni ya estaban ejecutando.

“Dentro los informes del 2015 y 2016 que recomendaban que se haga un mantenimiento de manera inmediata a esta carretera, ya que estaba totalmente deteriorada, esa es la razón por la cual se consigue el financiamiento para la rehabilitación de toda ruta”, señaló Acebey.

En octubre se recibió la orden de proceder a la conformación de Asociación Accidental Carreteras del Oriente, que está compuesta con una empresa boliviana y otra argentina, según contrato tienen 90 días para presentar su proyecto a diseño final, incluye todo los que se ejecutará en el tramo en una carpeta desde el cálculo estructural hasta las respectivas recomendaciones de acuerdo al tráfico que se tenga ese momento y los puntos más críticos donde necesitan alguna alcantarilla, que se basará en un estudio hidrológico e hidráulico de la zona, para poder incorporarlo dentro del  presupuesto. Una vez estudiado y aprobado, las empresas podrán ejecutar en 24 meses, para la rehabilitación de todo el tramo desde la salida de Cotoca hasta Cuatro Cañadas.

Los transportistas de los diferentes gremios, sindicatos y asociaciones, pidieron a la Administradora un compromiso de la intervención urgente de 10 kilómetros, que es el área más afectada y luego se continuará con el resto que es Cotoca – Pailón – Cuatro Cañadas.

El resto de los tramos como las Mallas dos ya están al 100 % la carpeta asfáltica, con la entrega de la señalización tanto vertical como horizontal de esta parte de la carretera permitirá su funcionando en plenas condiciones, La Malla tres se está trabajando, pero como empezó con demoras tiene sus retrasos y la Malla cuatro hay un avance optimo sin ninguna demora, esperando terminar en plazos establecidos por los contratos.

Otro tramo que se encontraba sin intervención  es el de la carretera antigua a Cochabamba, más precisamente Angostura – Comarapa, se procedió con una  división de la carretera en cuatro secciones, el tramo Bermejo – La Angostura está completamente rehabilitado con una señalización excelente para poder transitar en horas de la noche, se incorporaron alcantarillas, mantenimiento de cunetas y estabilización de taludes, en este momento se encuentra en la etapa de mantenimiento por estándares requeridos.

En este tramo se puede evidenciar que hay algunos lugares de inestabilidad geológica de la zona, con una problematización en puntos críticos que necesitan una intervención para prevenir aludes, estos ocasionados por torrenciales lluvias que dejen a la carretera colapsada, “Estos puntos ya se encuentran identificados y están en plena ejecución”, añadió Acebey.

En la vía Mairana – Comarapa, se cuenta con dos empresas mexicanas Coconal Sapi de C.V. Sucursal Bolivia y Calzada Construcciones S.A. de C.V. Sucursal Bolivia, que están realizando la rehabilitación de este tramo, el año pasado por consecuencia de la pandemia no se tuvo un buen avance. A esta altura del año los constructores se encuentran haciendo obras de drenaje de alcantarillas y algunos tramos ya prestos para la carpeta asfáltica.

“La vía Mataral – Comarapa, se habilitó la empresa Urrutia, a la cual su contrato fue rescindido por problemas en la construcción de la vía y ahora se está modificando los términos de la licitación de los trabajos que quedaron pendientes en ese tramo. Esta es la situación de los tramos que tienen la necesidad de rehabilitación de manera urgente y tener una transitabilidad de vehículos normal”, expuso Acebey.

Inversiones

Para el 2021 las políticas de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), tienen como prioridad no descuidar el mantenimiento rutinario que se tiene que hacer a las carreteras, producto de la mala programación de conservación vial el año pasado.

Se destinará recursos para hacer mantenimiento durante ocho meses, llegando a su finalización en agosto y septiembre, por esta razón la ABC partir del mes de mayo tiene que empezar a buscar los recursos para garantizar la conservación de las rutas, eso significa incorporar mayor cantidad de presupuesto, con licitaciones que cubran una gestión completa y se tome las previsiones en la época de lluvias.

Dentro de otra rama de lo proyectado por la ABC Regional, se continuará con las construcciones y rehabilitaciones, en los tramos Montero – Yapacaní – Puente Ichilo, las que serán concluidos en esta gestión, hasta mediados de año se entregará esta obra y estará completamente transitable.

Se reactiva después de año y medio el proyecto carretero Charagua – Boyuibe, por falta de la contraparte comprometida por la Gobernación de un 15% para este proyecto, eso causó que el inversionista que es el Eximbank no desembolsara la totalidad de los recursos necesarios llegando a mantener una deuda que ronda los Bs 270 millones con a la empresa de constructora.

Este caso en especial, llama mucho la atención que una empresa que se encontraba con un poll de equipos que oscila las trecientas unidades en maquinaria, con una planta de asfáltica, el Chip para producir la carpeta asfáltica, contar con una fábrica de tubos y de puentes y todo el cemento para la construcción de la obra, se encontrara a la espera del desembolso.

“La ABC comprueba esta situación, a través de inspecciones donde se ve que el proyecto se encuentra parado por cuestiones de inoperancia administrativa de una mala ejecución presupuestaria”, admitió Acebey.

Se realizan las gestiones ante el Ministerio de Obras Públicas, para que se apliquen las cláusulas respectivas que permitían que esos recursos de la Gobernación puedan ser inyectados a este proyecto, a través de lo que se conoce como “Débito Automático de los fondos de la Gobernación”, lo que va a permitir que a partir de este mes de marzo la empresa esté nuevamente en operaciones.

“Con el compromiso de los chinos y demostrar sus ganas de ejecutar la obra con la predisposición de tener toda la maquinaria, para superar el 80% de avance en esta ruta hasta fin de año la ABC se pone al frente con la búsqueda de recursos para el bien de la vinculación carretera nacional”, comentó el gerente regional de la ABC.

Los otros proyectos van a continuar y los recursos de financiamiento están disponibles, para que estos se desarrollen de manera efectiva. Se realizará los controles de calidad para verificar que los avances de obra sean los correctos y se cumpla con el cronograma que se está estableciendo, habrá sanciones si se diera el incumplimiento de un cronograma de la calidad de la obra.

“Santa Cruz necesita muchos proyectos grandes, se ha trabajado en una lista para tener perfiles de proyecto en lugares donde aún no se ha intervenido como el proyecto Las Cruces – Buena Vista, se pueda completar el estudio que se dividió en tres tramos, se espera que hasta fines de año se pueda licitar el primero con eso ya tendríamos iniciando una nueva carretera” admite Acebey.

Hay necesidades urgentes como Cotoca – Pailón – Cuatro Cañadas, que sean doble vía, y la pavimentación de la obra inconclusa Okinawa – Los Troncos y se está buscando los financiamientos para hacer la tercera vía en el tramo Santa Cruz – Warnes – Montero, es una necesidad tener esta vía habilitada por el tráfico de transporte pesado que colapsa las dos vías actuales, manifestó el funcionario.

Dentro los proyectos en carpeta está Santa Rosa – Remanso, este un camino totalmente abandonado y conecta con el Brasil, se necesita la pronta intervención para mejorar la transpirabilidad de los 350 km, es una inversión de $us 400 millones.

Se tiene proyectado Mineros – Villa Rosario y La Doble Vía la Guardia – El Torno – La Angostura, este último, es un proyecto urgente para Santa Cruz. Para finalizar Acebey señaló “que en algunos casos ya se tiene los proyectos en otros están en elaboración, buscar los recursos y hacerlos a diseño final, para poder obtener financiamiento”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *