• marzo 1, 2024

Itacamba, primera cementera que certifica su compromiso con la sostenibilidad

Itacamba es la primera empresa fabricante de cementos de Bolivia en recibir el Sello de Sostenibilidad que otorga la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (FEPSC) en alianza con el Programa de las Naciones Unidad para el Desarrollo (PNUD). Este reconocimiento se basa en el proyecto de eficiencia energética que implementó este año la empresa en el proceso de molienda de cemento de la planta de Yacuses.

El Sello de Sostenibilidad es otorgado desde el 2022, a partir de un exhaustivo proceso de evaluación, basado en indicadores y criterios estándar aplicados internacionalmente para impulsar la eficiencia energética y transición hacia el uso de energía renovable en la empresas e industrias, logrando establecer políticas y prácticas transversales en sus actividades y gestionando los impactos de su negocio. 

El galardón está enfocado en el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible 7, que busca garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna. La FEPSC prepara un evento para oficializar el reconocimiento. 

“Itacamba está comprometida con la eficiencia energética. Nuestro proyecto en la planta de Yacuses demandó una importante inversión enfocada principalmente en mejorar el desempeño de la molienda de cemento y nos permitió, en un corto plazo, la reducción de consumo energético de 1,5 kwh/t de cemento producido y una reducción de 0,30% de CO2 en las emisiones globales, a tan solo 5 meses de la implementación”, explicó Marcelo Morales, Gerente General de la cementera.

Además, la cementera está desarrollando su propia Hoja de Ruta 2030 enfocada en siete pilares que establecen indicadores y acciones concretas para garantizar la sostenibilidad en la industria: ética; salud y seguridad; energía y cambio climático; eficiencia operacional; medio ambiente y naturaleza; economía circular y responsabilidad social.

Compromiso con la sostenibilidad

Itacamba trabaja para preservar el medioambiente. La empresa implementa acciones para monitorear y controlar el consumo de agua, reducir el impacto ambiental de sus actividades, detectar y reducir la emisión de gases, el uso de la energía y la preservación de la biodiversidad. 

Como parte de su compromiso con la sostenibilidad, Itacamba ha implementado diversas iniciativas de gestión ambiental en los últimos años, incluyendo la medición de la huella de carbono, que se ubica un 30% por debajo de los estándares de la industria del cemento. 

Un proyecto destacado de la empresa es el tratamiento térmico de sus residuos propios, que actualmente se lleva a cabo con algunos de los residuos sólidos inorgánicos generados en sus operaciones y que ahora se propone extender para apoyar en la disposición responsable de residuos generados por terceros, reduciendo así el consumo de gas natural y contribuyendo a soluciones sostenibles en su entorno.

La gestión de responsabilidad social de la empresa la ubica como una de las referentes en el país. Su programa de RSE contempla diversas iniciativas en los pilares de salud, educación, dinamismo económico, infraestructura para el desarrollo social y medio ambiente. Hasta la fecha, este programa ha desarrollado más de 100 proyectos impactando positivamente en la vida de al menos 40 mil personas. 

De igual manera, la empresa se encuentra en proceso de iniciativas en el marco de su estrategia de sostenibilidad, que aportarán al cuidado del medio ambiente, desarrollando nuevos tipos de cemento mediante la optimización del clinker y el uso de modernos aditivos para reducir el impacto de CO2 en las construcciones del país. Estos productos serán lanzados al mercado una vez sea actualizada la norma del cemento, de acuerdo con los nuevos estándares desarrollados en conjunto con entidades gubernamentales, representantes de la industria, constructores y la academia.