Surge controversia por elevación de aranceles para importar cerámica y vidrio

Surge controversia por elevación de aranceles para importar cerámica y vidrio

La emisión del Decreto Supremo 45414 que instruye la elevación de los aranceles de importación de cerámica y vidrio, causó una serie de reacciones en círculos allegados a ambas industrias y a la discusión casual y académica sobre la adopción de una medida que tiende a proteger la industria nacional, según el Gobierno a incrementar los niveles de contrabando para otros.

El decreto en cuestión aplica un incremento a los aranceles de importación para placas y baldosas de cerámica al 25% y al 35% a diferencia del 10% y 15% que estaba vigente. La decisión gubernamental obedece a que en 2019 Bolivia importó más de 31 millones de dólares y en 2020 22,4 millones de dólares en cerámica. “Existiendo en el país varias industrias que confeccionan esos materiales con alto nivel de calidad y reinvierten sus utilidades en la mejora continua de sus industrias”, dijo el Ministro de Desarrollo Productivo Néstor Huanca.

Reacciones y opiniones sobre ese instrumento legal

El gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez sostuvo que la motivación para la emisión del decreto surge como un pedido de los subsectores involucrados en la construcción que entienden que con esta subida tendría como objetivo encarecer la internación de producto extranjero habida cuenta que Bolivia se ha convertido en un mercado apetecible por la debilidad del dólar.

La elevación de los aranceles podría, en su caso, disminuir la importación legal de cerámica y vidrio en favor de la sobreprotección del mercado interno y pueda ayudar a recuperar espacio en el mercado interno a la industria nacional de la cerámica y el vidrio, pero también podría ser contraproducente porque abriría puertas al contrabando que es quita empleo y sabemos que la mejor receta para proteger el mercado es la lucha contra el contrabando.

“Normalmente un aumento de la protección en frontera a través de los aranceles podría alentar la internación ilegal de toda serie de productos. Es bueno proteger lo nuestro y consumir lo que se produce en el país, pero, la recuperación del mercado solo se logra luchando contra el contrabando y ofreciendo condiciones a los empresarios para su mejor desenvolvimiento y competitividad”, sostuvo el experto.

Aseguró que el sector productivo nacional en general enfrenta una feroz competencia tanto por la vía legal como ilegal habida cuenta de la política de la bolivianización de su moneda o la apreciación del dólar. “La administración de Evo Morales congeló el boliviano desde 2011 mientras que todos los países de alrededor o devaluaron o depreciaron sus monedas, de tal suerte que en la actualidad tenemos un boliviano fuerte y un dólar “débil”, sostuvo.

Esta debilidad impulsa la importación de productos, tanto por la vía legal como por la ilegal Bolivia es un mercado apetecido para todas las líneas de productos mellando la producción nacional. Producir en Bolivia se hace cada vez más difícil por la subida de costos que se traduce en la escalada de precios y la pérdida de competitividad frente al producto extranjero formal o informal.

La subida de los aranceles no es una solución permanente, además que Bolivia tiene tratados internacionales bilateral, multinacionales, regionales, y no puede elevar aranceles de forma indefinida. Lo que se requiere es una solución estructural, no la sobreprotección del mercado que al final del día derive en un castigo al consumidor, se requiere soluciones estructurales, institucionales y de normas como la ley laboral. Proteger el mercado de las agresiones de las grandes importaciones, del contrabando y otros males está bien, pero subir aranceles en forma indefinida es una medida muy coyuntural.

Gladymar: Invertir para hacer crecer la industria nacional

Consideramos que el DS 4514 es un buen aliciente para toda la Industria Cerámica Boliviana, que viene siendo fuerte amenazada no solo por la menor actividad registrada en el sector de la construcción en los últimos 3 a 4 años, sino por el desmedido crecimiento de productos importados registrado en los últimos 5 a 7 años.
Es importante mencionar que la subida de aranceles no alcanza a los países del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay), ni tampoco a los países de la Comunidad Andina de Naciones.

“Nuestras industrias nacionales, como Gladymar, vienen haciendo grandes inversiones en los últimos años, con el fin de competir en precio, calidad y diseño con el producto importado.  Sin embargo, las constantes devaluaciones en otros países como China y Brasil, principales productores mundiales junto con la India, les vienen favoreciendo en términos de los intercambios comerciales con nuestro país, donde tenemos un tipo de cambio fijo hace ya muchos años”, señaló Gonzalo Alejandro Taborga Tejada  gerente general de Gladymar.

Se espera que esta medida nos permita aumentar nuestros volúmenes de producción, recuperar la participación de mercado de nuestros productos nacionales, y de esta manera poder salir de la coyuntura ya desfavorable que se venía dando antes de la pandemia del Covid-19, y que fue agravada por esta crisis de salud. La industria Cerámica Boliviana, tiene una capacidad instalada suficiente para atender el mercado boliviano, así que se alcanzaran mejores niveles de eficiencia de nuestras plantas al aumentar nuestra producción.

Reactivará la economía

Sin duda, en la medida que la industria nacional salga adelante y mejore, se garantizan empleos dignos directos e indirectos que en el sector se estiman que están por encima de las 15.000 personas, aumentan los impuestos para el estado, se minimizan las salidas de divisas al exterior que generan las importaciones, y todo eso beneficia positivamente a la economía de nuestro país. Con medidas como estas absolutamente vamos a un camino de reactivar las industrias y por consecuencia mejores condiciones para los bolivianos.

Las empresas importadoras son actividades comerciales, y pueden seguir llevando a cabo sus operaciones dependiendo menos del producto importado y participando más activamente en la comercialización de nuestros productos Hechos en Bolivia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *