Gobierno plantea tres ejes para mejorar la planificación urbana

Gobierno plantea tres ejes para mejorar la planificación urbana

En el marco de la VII Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz (BASC), se realizó el conversatorio “La política de ciudades: la visión desde Santa Cruz”, donde autoridades nacionales y locales analizaron la situación de las ciudades y los desafíos que deben enfrentar.

La mancha urbana crece a pasos desmedidos en Santa Cruz y otras regiones del país, ante esta situación el viceministro de Vivienda y Urbanismo Vladimir Ameller, en representación del Gobierno, planteó tres dimensiones para mejorar la planificación urbana: proteger un sistema de ciudades; fortalecer los espacios urbanos y proyectarlos a un largo plazo de, por lo menos, 30 años.

La propuesta surge como una alternativa ante la falta de políticas urbanas claras en los últimos años y al crecimiento desorganizado de los centros urbanos de Bolivia.

La autoridad lanzó esta propuesta en el conversatorio denominado “La política de ciudades: la visión desde Santa Cruz”,  en el marco de la VII BASC realizada del 20 al 27 de julio, en la ciudad oriental, organizado por el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz.

Las principales temáticas abordadas fueron las falencias de las urbes, en cuanto a urbanismo, infraestructura y la falta de obras seguras. En el conversatorio coincidieron que esta situación se podría revertir con una política de ciudades que plantee soluciones estructurales.

Ameller lanzó el desafió de lograr la construcción de urbes modernas, saludables y seguras, ya que “el objetivo de la política es impulsar un desarrollo urbano inclusivo y sustentable que promueva ciudades con espacios seguros de convivencia y oportunidad para todos y todas”.

En su intervención, Ruvi Suárez Subirana, Directora de Planificación Integral del Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra, coincidió con la autoridad nacional. También reconoció la importancia de una relación entre instituciones (como Derechos Reales, el INRA, Catastro), esto garantizaría los derechos de los ciudadanos y sus propiedades.

Frente a las falencias desnudadas  durante la emergencia sanitaria que vive el país, Suárez planteo la teoría de “la ciudad de los 15 minutos”, tendencia internacional que propone un urbanismo de pequeña escala, donde  el ciudadano pueda acceder a los servicios básicos con el menor desplazamiento posible y en un tiempo reducido.

Propuso también impulsar la transformación de los lotes baldíos en huertos urbanos, de este modo se trabajaría en la sostenibilidad alimentaria. El trabajo podría dar inicio en el núcleo barrial, para tener una mejor organización.

Por su parte,  José Luis Durán Saucedo, presidente del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, puntualizó que existe una necesidad de estructuras urbanas y lugares saludables, amplios, amigables con el  medio ambiente y ecológicos.

Esta idea fue secundada por Sergio Blanco, coordinador ONU-Habitat Bolivia, quien profundizó en la salubridad ambiental, ya que todavía existen barrios sin alcantarillado, agua potable o servicio de recojo de basura, factores que pueden repercutir en la salud de los ciudadanos.

Otro punto planteado fue el trabajo colaborativo entre municipios, es decir que los más desarrollados podrían cooperar a aquellos más pequeños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *