Fundaciones

Fundaciones

Es el término que se usa para definir a elementos constructivos, en su mayoría de hormigón armado, que tendrán la importante misión de soportar todo el peso de la estructura del nuevo edificio y repartir sus cargas al terreno natural.

El tipo de cimentaciones y su dimensionamiento obedece a estudios y cálculos preliminares que necesariamente deben ser elaborados por un ingeniero civil. Tienen que contemplar la capacidad portante del suelo de fundación, el tipo de terreno, así como la participación de diferentes tipos de cargas, ya sean estáticas y dinámicas, vale decir el propio peso, sobrecargas de diseño, acción del viento e inclusive ocurrencia de sismos.

La ejecución requiere de mano de obra calificada o especialistas como maestros albañiles, encofradores y otros. De la misma manera, es esencial el empleo de maquinaria como mezcladoras de cemento, vibradores de inmersión y fundamentalmente una minuciosa dirección, control de calidad y cantidad de los materiales empleados para así tener un producto final con la resistencia esperada.

Para volúmenes importantes y mucho más en situaciones complicadas, por la altura y difícil accesibilidad se recomienda elaborar fundaciones con concreto premezclado cuya dosificación responde a controles rigurosos en planta con el apoyo de laboratorios capaces de realizar pruebas de eficiencia previas y ulteriores al vaciado de la fundación. (Ingeniero Carlos Alberto Gutiérrez)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *