Formas peculiares se apoderan del diseño arquitectónico de los hoteles

Formas peculiares se apoderan del diseño arquitectónico de los hoteles

La imaginación no tiene límites. En los últimos años, los estudios de arquitectos reconocidos y galardonados a nivel mundial han optado por dar un vuelco a los rostros de lujosas hosterías, a través de figuras en sus estructuras tan impresionantes como atractivas.

Con el ingenio y la creatividad de combinar figuras geométricas, diseño, tecnología y elementos culturales, hoy en día, las obras hoteleras muestran una cara diferente a la construcción convencional. Aquellas edificaciones de una sola forma, rectangulares en su mayoría, comenzaron a ser remplazadas y complementadas por círculos, cuadrados o hasta tallados e incrustados, lo que da paso a una nueva manera de crear y concebir espacios.

Ejemplos hay muchos en diferentes países del mundo y no solo en hospedajes ostentosos, asimismo en edificios residenciales, de oficinas comerciales, incluso algunos integran los servicios en su infraestructura. La tendencia cobra importancia, porque los arquitectos han apostado por desarrollar proyectos con diseños diferentes, no convencionales, que destaquen por sus fachadas en el exterior y en el interior por sus características arquitectónicas únicas.

En ese sentido, presentamos una selección de cuatro hoteles, una descripción de su proceso de construcción y las cualidades de cada estructura. Los artífices de estas obras son profesionales reconocidos en el mundo e incluso galardonados con el premio Pritzker.

Un hotel en forma de guitarra eléctrica

La imponente estructura, de 137 metros de alto (450 pies) y revestida de vidrio azul verde, tiene la apariencia de la caja de resonancia de una guitarra, única en el planeta con esta singular forma. El Seminole Hard Rock Hotel and Casino está ubicado en Fort Lauderdale, Florida, Estados Unidos, y es resultado de un proyecto de expansión y remodelación, con un costo de más de 1.500 millones de dólares.

El hotel es el principal atractivo del paisaje, resalta por ser la obra más alta de la zona y ser visible desde 24 kilómetros a distancia. Tiene la figura del instrumento musical porque permitió el diseño como edificio y también porque el centro de atención es precisamente la música. Todos los ambientes del consorcio de restaurantes, de juego y de entretenimiento, a nivel internacional, se caracteriza por mostrar colecciones de recuerdos de la industria, especialmente guitarras de cantantes y bandas reconocidos.

El diseño estuvo a cargo de DeSimone Consulting Engineers, en colaboración con Klai Juba Wald Architects. Cuenta con 35 pisos, incluye 638 habitaciones y suites, además de un spa y restaurantes. El mástil de la guitarra se extiende a casi 23 m sobre el techo con cañones ligeros que atraviesan la superficie. La torre de la guitarra se completó poco más de un año después de que se vertieron los cimientos y cada losa se cimentó en cuestión de días.

Está construido con losas postensadas de nueve pulgadas de espesor en los niveles cuatro al 28. El sistema postensado permitió placas de piso más delgadas que facilitaron la instalación del muro cortina y el diseño en forma de guitarra. Incluso con las losas postensadas más delgadas, la conexión entre el muro cortina curvo y los bordes de la losa planteaba varios desafíos. Las incrustaciones de muros cortina se ubicaron con precisión en el borde de la losa y requirió resoluciones a menudo costosas y que llevaban mucho tiempo.

El equipo de DeSimone tuvo que diseñar de manera única las losas para resistir las fuerzas de empuje, producidas por la pendiente de las columnas más extremas. Dependiendo del piso y de la dirección de la pendiente, las columnas crearon una fuerza de tracción o compresión en la losa. Se proporcionaron pernos de refuerzo y cizallamiento adicionales en las losas para resistir estas fuerzas. La losa también se reforzó como parte del sistema lateral, que permitió paredes de corte más delgadas y una gran pared de corte que se abría en el vestíbulo.

La simplicidad fue la solución clave para mitigar la línea de tiempo acelerada del proyecto. En las placas del piso, solo las bahías finales variaban de piso a piso; los cables y el refuerzo no variaron significativamente. Las losas de hormigón postensado permitieron una construcción rápida, ya que las losas lograron una resistencia adecuada y de soporte de carga rápidamente. La simplicidad del piso también demostró ser una solución rentable.

Para la edificación se demolió el teatro para conciertos de música y el centro comercial al aire libre, lo que permitió ampliar y remodelar totalmente el casino. De igual manera, se modernizó el área de la piscina, convertida ahora en una laguna tropical rodeada de cabañas, chozas convencionales construidas por la tribu Seminole y ornamentada con plantas.

En cuanto a la curvatura de la guitarra, los profesionales crearon plataformas panorámicas a los costados, a fin de que los usuarios aprecien la vista desde las alturas; para el cuello del instrumento simulado, Hard Rock contrató a DCL, firma especializada en iluminación, que colocó luces LED como fachada del hotel. El sistema es programable, ofrece un espectáculo de colores y realiza animaciones, además, las cuerdas también tienen LED, las cuales rotan o brillan según la programación establecida.

Tres grandes torres sostienen la piscina más larga del mundo

El Marina Bay Sands, de cinco estrellas, es una de las obras icónicas del arquitecto israelí-canadiense Moshe Safdie, quien estuvo a cargo del diseño, y Arup y Parsons Brinkerhoff (MEP) de la ingeniería; pertenece a Las Vegas Sands Corporation. Se trata de un complejo de edificios localizado en Singapur, emplazado en una superficie total de 845.000 metros cuadrados en pleno paseo marítimo.

Según Safdie, “(…) Marina Bay Sands es realmente más que un proyecto de construcción, es un microcosmos de una ciudad arraigada en la cultura de Singapur, su clima y su vida contemporánea. Nuestro desafío fue crear un lugar público vital a escala de distrito urbano, es decir, hacer frente a un proyecto de megaescala e inventar un paisaje urbano que funcione a escala humana (…)”.

Cada torre tiene 55 plantas, su punto de conexión es en las alturas, a través del parque al aire libre Skypark, que alberga un mirador, jardines, una discoteca, un restaurante y la piscina más larga del mundo, de 151 m. El hotel cuenta con 2.560 habitaciones, centros de convenciones, de exposiciones, comercial, un museo de arte y ciencia, dos teatros arenas, seis restaurantes, dos pabellones flotantes y un casino.

El mayor reto técnico surgió en la construcción de las estructuras, por la conicidad de las bases debido a su forma asimétrica y las patas curvas apoyadas en las extremidades opuestas. Posee muros de hormigón reforzado, con variaciones de espesor: 28 pulgadas en la base y 20 en las plantas altas; los muros de corte funcionan como un sistema estructural primario vertical y transversal y se crearon núcleos adicionales con muros hormigonados ubicados en las patas.

Entre los muros de corte se extendieron losas planas postensadas, de 22 centímetros, método que prolonga la eficiencia estructural y ofrece una opción de piso simple que se construye velozmente. Asimismo, la losa plana facilita la flexibilidad en la distribución de la habitación, se adecúa a la altura y a la flexibilidad de la construcción en la repartición de servicios.

Por la inclinación de dichas patas, los muros de corte opuestos flexionan y derivan hacia los laterales de la edificación; por tanto, se consideró en el diseño la secuencia de construcción. Los profesionales a cargo de la ingeniería decidieron hacer un análisis de las etapas de construcción de los distintos escenarios de elevación al inicio del proceso y descubrieron que con la introducción de pretensado en los muros de corte verticales e inclinados, las tensiones se reducirían.

La inmensa plataforma apoyada sobre los bloques, a 198.11 metros sobre el nivel del mar, consta de 340 m de largo, 40 m de ancho y 1.2 hectáreas de superficie, se extiende además alrededor de 65 m en uno de los extremos. La denominada piscina infinita, con una capacidad de 3.900 personas, está construida con 181.6 toneladas de acero inoxidable, que requiere 1440 metros cúbicos de agua.

Hay cuatro juntas de dilatación bajo la alberca, diseñadas para hacerla compatible con el movimiento natural de las torres, y que permiten un desplazamiento de 500 mm. Además del viento, las tres estructuras están diseñadas para hacer frente a un posible asiento diferencial del terreno; los ingenieros construyeron e instalaron gatos hidráulicos para permitir el ajuste futuro en más de 500 puntos bajo el sistema.

El anillo levantado en medio del lago

El hotel Sheraton Huzhou Hot Spring Resort, diseñado por el arquitecto Ma Yansong, de MAD Architects y construido por Shanghai Feizhou Group, es considerado uno de los edificios más raros; fue construido en Huzhou, China, ciudad situada al oeste de Shanghái y al norte de Hangzhou. El entorno cultural y la favorable geografía de la urbe proporcionan elementos tradicionales y un ambiente moderno, que se distinguen por su diseño que integra el paisaje acuático del lago en su edificio.

Mide 102 m de alto y 106 m de ancho, por su peculiar forma ha recibido varios denominativos: un dona ya mordido, una herradura, una luna o un anillo; sin embargo, es un óvalo completo, tomando en cuenta los dos niveles subterráneos que se unen en la parte de abajo. Está emplazado en un área de 59.686 m2 de parque con un estilo occidental, tiene 27 pisos y alberga 321 habitaciones, que incluyen 44 suites y 39 villas, con balcones privados.

La forma de anillo transparente, que tiene la idea de unidad y de infinito, planteó un desafío para el diseño estructural: se implementó un tubo central de hormigón armado con alta capacidad, peso ligero y excelente resistencia a terremotos, para reducir a la vez la contaminación ambiental durante la construcción.

La estructura de superficie curva hace que el edificio sea más sólido y es esta solidez la que se ve robustecida por la estructura de acero de refuerzo en forma de puente que se conecta con la estructura de doble cono en el piso superior. La fachada está cubierta con capas de anillos de aluminio blanco de textura fina y vidrio, que provoca la ilusión y el drama a escala.

En cuanto a su decoración, las paredes están cubiertas de varios tipos de jade y el techo del vestíbulo con lámparas de cristal, formando de tal manera ondas con 20.000 cristales Swarovsky. El suelo está pavimentado con jade blanco y ojo de tigre, además, tiene pórticos y techos con incrustaciones de citrino, un tipo de jade, y creolita rojiza, para ornamentar algunos frentes y mobiliario.

Su forma anular permite que todas las habitaciones tengan vistas panorámicas al tiempo que aumenta la luz natural en todas las direcciones. El espacio público en forma de arco en la parte superior tiene excelentes vistas abiertas y puede actuar como un “sitio en el aire” para actividades. El Sheraton Huzhou tiene el objeto de realzar la armonía del hombre y la naturaleza y mejorar las experiencias sensuales y espirituales de los visitantes.

El hotel aprovecha la costa, al integrar directamente la arquitectura en la naturaleza. El circular edificio se refleja en el agua, crea así una imagen surrealista y una conexión entre lo real y lo ilusorio. Debajo de la luz del sol y del reflejo del lago, la forma curva del edificio es cristalina. Cuando cae la noche, se alumbra por su iluminación interior y exterior LED; la luz lo envuelve y el agua, asemejándose a la luna brillante que se eleva sobre el lago, combina lo clásico y lo moderno a través del reflejo.

Una estructura de cristal inspirada en el tallado de jade

El hotel Morpheus, erigido en un área de 147.860 m2, está ubicado en Cotai, Macao, China y fue diseñado por Zaha Hadid Architects (ZHA). Destaca como una de las hosterías con forma extravagante por su retorcida fachada geométrica y tres orificios que atraviesan la estructura por el medio. Fue galardonado con tres premios a la excelencia por el Council on Tall Buildings and Urban Habitat (Ctbuh).

Su diseño está relacionado con las formas fluidas dentro de las ricas tradiciones de talla de jade de China; combina espacios públicos dramáticos y habitaciones generosas con ingeniería innovadora y cohesión formal. Una serie de vacíos se talla a través de su centro para crear una ventana urbana que conecta los sitios comunales interiores del hotel con la ciudad y genera las formas escultóricas que definen las áreas públicas del Morpheus.

Alberga 770 habitaciones, suites y villas en el cielo, e incluye espacios cívicos, instalaciones para reuniones y eventos, salas de juego, atrio en el lobby, restaurantes, spa y piscina en la azotea, así como amplias áreas de servicio e instalaciones auxiliares. El estudio ZHA lo concibió como una simple extrusión de los cimientos abandonados existentes; usó esta huella rectangular para definir un edificio de 40 pisos de dos núcleos internos de circulación vertical conectados en el podio y los niveles del techo.

Dicha extrusión generó un bloque monolítico, que aprovechó mejor su envoltura de desarrollo, restringida a una altura de 160 m por los códigos de planificación locales; el bloque fue “tallado” con huecos. El diagrama subyacente del diseño del hotel es un par de torres conectadas a nivel del suelo y del techo. El atrio central entre estas torres recorre la altura del hotel y está atravesado por huecos externos que unen las fachadas norte y sur. Los vacíos crean la ventana urbana que une los espacios comunes interiores del hotel con la ciudad.

Tres vórtices horizontales generan los vacíos a través del edificio y crean dramáticos espacios como suites de esquina únicas, con espectaculares vistas tanto del atrio como de la ciudad. La disposición maximiza el número de habitaciones con vistas externas y garantiza una distribución equitativa a ambos lados del lugar. Entre los vacíos de forma libre que atraviesan el atrio, una serie de puentes crean ambientes para restaurantes, bares y salones de invitados.

Los doce ascensores de cristal brindan a los huéspedes vistas notables del interior y el exterior mientras se desplazan entre los vacíos del edificio. El exoesqueleto de la infraestructura optimiza los interiores al crear zonas ininterrumpidas con muros o columnas de soporte. El primer exoesqueleto de gran altura, su rico patrón de miembros estructurales en niveles más bajos, progresa hacia arriba a una cuadrícula menos densa de miembros más ligeros en su cumbre.

Morpheus se basa en los 40 años de investigación de ZHA en la integración de interiores y exteriores, cívicos y privados, sólidos y vacíos, cartesianos y einsteinianos. El espacio está entretejido dentro de la estructura para unir programas dispares y hacer conexiones constantemente. Viviana Muscettola, directora del proyecto de ZHA explicó que combina su disposición óptima con integridad estructural y forma escultórica. El diseño es intrigante, ya que no hace referencia a las tipologías arquitectónicas tradicionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *