Excavaciones

Excavaciones

Esta es una de las etapas o tareas preliminares que el ingeniero debe planificar y encarar de manera adecuada. Inicia inmediatamente después del replanteo aprobado por el ingeniero fiscal de obra y es la parte en la que se acondicionan los cimientos o fundaciones de la nueva edificación.

La excavación es una actividad que puede ser encarada directamente con herramientas livianas y mano de obra para condiciones menores o poco profundas, que pueden abarcar hasta un metro y medio. Pasada esa medida y cuando los suelos son inestables y con poca cohesión, como las arenas, se debe adoptar las precauciones necesarias para prevenir accidentes que puedan tener consecuencias fatales, tanto para el personal como para la estabilidad del propio proyecto, obra o edificaciones vecinas y contiguas.

La labor propiamente dicha consiste en la extracción de tierra del lugar destinado al diseño de ejecución con los elementos que constituirán las fundaciones de la nueva edificación que pueden ser vigas T, plateas, cimientos corridos u otros reguladas con antelación por los estudios elaborados previamente.

En excavaciones semiprofundas se suele utilizar mano de obra no calificada, empero, para las de gran envergadura con volúmenes considerables de longitudes mayores a un metro y medio, se sugiere emplear maquinaria pesada, excavadoras y retroexcavadoras. También se debe recurrir a elementos de soporte del terreno natural, llamados “entibados” y en algunos casos contemplar la posibilidad de agotamiento y bombeo, porque es común que después de varios metros aparezcan aguas subterráneas, situación que dificulta enormemente los trabajos de prospección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *