• junio 14, 2024

Espacios de cowork: una nueva tendencia en arquitectura con calidad espacial y diseños adecuados para el trabajo

Los espacios de cowork llegaron para quedarse y con ellos trajeron una respuesta a la necesidad de optimizar recursos, flexibilizar las estructuras y facilitar el networking (red de contactos). A nivel arquitectónico, ha generado un nuevo estilo de oficinas donde el diseño va de acuerdo con la necesidad común del usuario, se genera espacios diferenciados con la idea de darle mayor conformidad al espacio de trabajo, es decir, nueva tendencia con espacios y diseños adecuados al uso común.

“Se le presenta al arquitecto el reto de diseñar espacios que respondan a estas necesidades, siendo uno de ellos la capacidad de cambiar y adaptarse constantemente al cambio de funciones, dimensiones y dinámicas de los distintos tipos de coworkers. Estos espacios, a su vez, se conciben como segundas casas para quienes trabajan y por lo tanto, deben ser espacios sanos que permitan una mejor calidad de vida. Así se empieza a desarrollar una arquitectura del trabajo también dinámica, flexible, inclusiva y abierta”, explicó la arquitecta Daniela Alvarado.

El uso masivo de nuevas tecnologías del Internet, la telefonía celular o el wifi, transformó las interrelaciones laborales a través del trabajo remoto, sin la necesidad de la presencia física, y que, junto a la necesidad de espacios de oficinas con servicios de conectividad de alta calidad y espacios accesibles, fueron el inicio del concepto del coworking, según especificó el arquitecto Juan Pablo Martínez Saucedo. Así se cubre la demanda de un nicho específico como son los trabajadores autónomos o FreeLancer.  

“El cowork, como aporte en la arquitectura y en el ámbito de las actividades humanas como es el trabajo, complementa los espacios de oficinas, los cuales hasta fines del pasado siglo se consideraban áreas de plantas libres y solo cubrían las necesidades de pequeñas, medianas, o grandes empresas que podían pagar instalaciones, y otros servicios que demandaban su trabajo específico, aquellos profesionales, emprendedores, trabajadores independientes o FreeLancer”, agregó.

Por su parte, la arquitecta Alejandra Iriarte destacó que estos sitios se están convirtiendo en una mercancía que radica en una economía compartida, en la que las ganancias intangibles cobran importancia, como lo son las relaciones interpersonales a través del networking, que se gesta en dichos espacios y las conexiones que permiten integrar a los profesionales de diferentes áreas.

Los elementos que hacen la arquitectura del trabajo eficiente

Para Martínez, los principales elementos arquitectónicos que se contemplan están referidos a la calidad espacial, en cuanto a las oficinas o cubículos interiores como también a los espacios comunes, accesos, áreas de ocio y otros.

Las oficinas deben contar con mobiliario modulares moderno de oficinas, sillas ergonómicas, conexiones tecnologías de última generación, muchas iluminación artificial o natural mejor si se puede; cerramientos transparentes combinados con separación de opacos con aislamiento acústico, alfombras modulares en pisos y aire acondicionado individual; las áreas comunes como pasillos, de descanso y de compartir.

“Podríamos resumir en espacios más escenográficos, con arte en iluminación, vegetación, materiales cálidos, imágenes modernas, y equipamiento mobiliario de descanso y de compartir modernos. Todo ello hace que las personas se sientan cómodas y productivas, al no haber una temática corporativa el diseño de estos espacios tiene mucha creatividad”, añadió.

Desde su perspectiva, el Hub40 resaltó que, como en todo proyecto, lo importante siempre será la relación forma y función, es decir, la importancia del estilo en el diseño arquitectónico relacionado con la funcionalidad o su uso, ambas están ligadas y deben tener una fusión equilibrada.

En un ejemplo especifico, la arquitecta Mónica Ruiz contó que los elementos contemplados como empresa Brocha Gorda SRL para hacer el cowork Capital fueron tener espacios con movilidad y flexibilidad que se puedan transformar en diferentes ambientes, las áreas de descanso dieron el movimiento de unión entre salas, la dinámica la armonía que se estaba buscando.

Además, los muebles modulares de tonos claros fueron clave para lograr interactuar con todos ambientes para que se pueda jugar en armonía con la luz, los detalles decorativos están inspirados en los cuatro elementos de la Tierra.

Alvarado resumió los elementos así:

  • Espacios libres y materiales que permitan cambios en la distribución rápidamente, sin necesidad de intervenir con grandes obras.
  • Luz natural y en lo posible ventilación natural.
  • En lo posible, acceso a espacios al aire libre o por lo menos contacto con material verde natural.
  • Espacios que favorezcan el encuentro y la interacción entre coworkers.
  • Algún espacio amplio que permita el desarrollo de actividades grupales de pequeña y mediana escala, para reuniones, talleres o conferencias, etc.
  • Buen aislamiento acústico en las áreas que por privacidad así lo requieran.

Los materiales de construcción adecuados para el espacio

“El empleo de materiales aislantes, tanto para el calor como para la humedad son clave para la construcción en nuestro medio. Pero por sobre todo el criterio a la hora de diseñar es determinante para el correcto empleo de dichos materiales”, adelantó Alvarado.

En ese sentido, Hub40 señaló que el uso de madera es ideal por el tipo clima de Santa Cruz, porque genera una sensación de frescura, combinado con materiales tradicionales como ladrillo o entablonados de cerámica con tonos variables de madera. Por último, para contrarrestar los tonos de estos materiales es importante la aplicación de paredes o pisos de colores claros.

“Los materiales que usamos son duraderos para el clima cálido como madera, fierro, telas de algodón para los sillones y sillas. El ingreso de aire y luz a las salas fueron uno de las prioridades en el diseño. Los muros claros, con papel en tonos crema con detales dorados muy sutiles para dar la sensación de frescura”, explicó Ruiz en el caso del cowork Capital.

Martínez, quien formó parte deOffice to work, expresó que en este punto aparece el conocimiento y experiencia de los diseñadores para resolver con estos materiales disponibles el acondicionamiento ambiental para el clima de Santa Cruz. “Inicialmente, había dos condicionantes muy fuertes en el proyecto, mantener la mayor cantidad de espacios de estacionamiento, y construir un edificio capaz de desmontarse en el futuro”, dijo.

El edificio está diseñado con el concepto industrial, sustentable y reversible. Se trata de un edificio construido en estructura metálicas 100 % desmontables, materiales secos modulares incluyendo los pisos. El concepto de la reversibilidad nace de la premisa de que, en un futuro, el terreno por sus características y ubicación posee un alto índice de aprovechamiento, lo que hace la necesidad del desmontaje, recuperación y reutilización de un 85 % de los materiales con el que está construido, estructura, cerramientos, instalaciones divisiones, y acabados etc.

En el interior todas las instalaciones (eléctricas, iluminación, datos, A.A. desagües etc.) se diseñaron expuestas a modo industrial para que el mantenimiento sea rápido y sencillo de realizar, y en el futuro permitir su recuperación y reutilizado. Se implementó un sistema de recolección de aguas de condensación de los A.A., la cual se almacena y reutiliza en el sistema de provisión de agua para el módulo sanitario. La cubierta tiene todas las condiciones para colocar paneles fotovoltaicos para la provisión de energía solar.

“En cuanto al exterior la fachada principal queda orientada hacia el oeste, la peor orientación en nuestro clima tropical. Además, se requería una superficie transparente hacia este frente, se planteó resolver este problema con ayuda de la naturaleza que fue la que la completara y resolviera el asoleamiento del oeste a través de implementar una ‘cortina verde natural’ con enredaderas trepadoras en una malla separada de la fachada de vidrio, que actualmente protegerá del sol en verano. Ello conformó un telón visual natural del exterior e interior, ingresando lo verde en el interior, solo una impronta arquitectónica completa la imagen un paralelepípedo recortado que sobresale, marcando el ingreso y resaltando la marca corporativa de Cowork”, expuso.

El paisajismo como herramienta integradora

“Generar espacios de uso común con bastante vegetación es importante para contrarrestar la estructura de diseño de las oficinas y darle un contraste con la naturaleza que puede ser lograda de diferentes formas en arquitectura ya sea natural o artificial”, rescató Hub40.

El paisajismo juega un papel importante en la creación de un entorno de trabajo agradable y productivo en los espacios de coworking, en el caso de Hub40 tiene la vista hacia el Urubó, lo que mejora el entorno visual, fomenta la creatividad y la inspiración, reducción del estrés y aumento del bienestar. Es por eso que el Cowork de Manzana40 fue diseñado para que los espacios colaborativos, la cafetería que es un espacio de tertulia y networking, salas de reunión y otros, tienen vista al Urubó para que los clientes puedan trabajar, tomar un café, conversar, teniendo vista hacia la naturaleza.

“La calidad de vida mientras uno trabaja está fuertemente influenciada por el contacto que se tiene con el espacio al aire libre y el material verde natural, lograr esta integración en la que la eficiencia de recursos es fundamental, constituye un reto. Aparte, solo puede ser logrado con atención especial al diseño de estas áreas, por lo tanto, el paisajismo es una herramienta importantísima a la hora de completar el diseño de un espacio de estas características”, manifestó la arquitecta Alvarado.

Martínez adicionó que el paisajismo no se refiere a uso del verde como plantas ornamentales o jardines verticales decorativos y nada más, como algunos piensan, si no es concebir un paisajismo totalmente integral y sustentable.

“Debemos contemplar tanto en el interior como en el exterior que, la combinación de vegetación y materiales constructivos para lograr un determinado paisaje, imagen o espacio utilice vegetación fácil de mantener, materiales reciclados o que se puedan reciclar, no utilizar materiales constructivos onerosos como estética”, aclaró.

Es notorio el incremento de coworks en empresas para establecer equipos de trabajo

Según Martínez, el cowork, un término anglosajón conformado por dos palabras co: comunidad y work: trabajo, apareció a fines del siglo pasado y principios de este, y conceptualmente está referido a trabajar en conjunto compartido en comunidad o cooperación.

No se refiere específicamente a una misma actividad laboral, sino que cada individuo realiza su propia actividad en un mismo espacio físico, ya sea individual o en conjunto, donde comparte servicios y espacios comunes, dando así al concepto de conjunto y que a la vez crea una comunidad de colaboración y cooperación entre personas, quienes normalmente crean nuevas relaciones de negocios o de fraternidad al compartir a través del coworking.

Mientras que Alvarado complementó señalando que si bien el concepto surgió en el mundo hace más de 10 de años, en Bolivia empezó a desarrollarse hace unos seis años aproximadamente.

“Es notorio el incremento de grandes empresas que comienzan a utilizar esta opción para establecer equipos de trabajo fuera de la sede central por el tiempo que lo requiera el proyecto en curso. Así también se volvió una alternativa para empresas establecidas en otras ciudades y requieren armar un equipo en otra ciudad, ya que les permite mayor ahorro de tiempo y recursos para activar el nuevo equipo de forma remota”, destacó.

Hub40, cowork de la Manzana40, contextualizó que el primer espacio de coworking formalmente reconocido fue fundado por Brad Neuberg en San Francisco en 2005. Neuberg combinó la idea de trabajo independiente y la creación de una comunidad colaborativa en un solo espacio, y lo llamó “Hat Factory” (La Fábrica de Sombreros). El lugar permitía a los profesionales independientes y emprendedores trabajar juntos en un ambiente compartido.

El término coworking fue popularizado por el autor de libros de negocios, Chris Messina, quien utilizó el hashtag #coworking en un mensaje de Twitter en 2006. Desde entonces, el concepto ha crecido y evolucionado, dando lugar a una industria global de espacios de trabajo compartidos que ofrecen una amplia gama de servicios y comodidades para profesionales y emprendedores.

Su boom se dio tras la pandemia y evolucionó por completo

Para Hub40, el concepto de coworking ha experimentado una evolución significativa en los últimos años, especialmente desde que la pandemia aceleró la transición hacia el trabajo remoto. Aquí hay algunas formas en las que ha evolucionado:

  • Mayor flexibilidad y adaptabilidad: los espacios de coworking han tenido que adaptarse para satisfacer las necesidades cambiantes de los profesionales. Muchos ofrecen opciones de membresía flexibles, incluyendo pases diarios o por horas, así como membresías mensuales o anuales. Esto permite a las personas elegir cuándo y cuánto utilizan el espacio.
  • Enfoque en la seguridad y salud: con la pandemia, han implementado medidas de seguridad y salud más estrictas, como distanciamiento social, protocolos de limpieza mejorados y acceso limitado para garantizar la seguridad de los miembros.
  • Expansión de servicios y comodidades: han ampliado sus ofertas más allá del simple alquiler de escritorios. Muchos proporcionan servicios adicionales como salas de reuniones, espacios de eventos, servicios de recepción, acceso a impresoras y escáneres, áreas de descanso y mucho más.
  • Enfoque en la comunidad: los espacios de coworking han mantenido un fuerte énfasis en la construcción de comunidades colaborativas. Se organizan eventos, talleres y actividades para fomentar la interacción entre los miembros.
  • Innovaciones tecnológicas: con el auge del trabajo remoto, los espacios de coworking han invertido en tecnología para facilitar la colaboración y la comunicación entre miembros, así como para brindar soluciones de trabajo en línea.
  • Espacios híbridos: algunos espacios de coworking han evolucionado hacia un modelo híbrido que combina elementos de oficina física con herramientas y plataformas para trabajo remoto, permitiendo a los miembros alternar entre trabajar desde casa y el espacio de coworking según sus necesidades.
  • Globalización y diversificación: la industria del coworking ha continuado expandiéndose a nivel mundial, ofreciendo una amplia gama de espacios adaptados a diferentes nichos, desde espacios especializados para industrias específicas hasta espacios enfocados en creatividad o bienestar.

En resumen, la evolución del coworking ha estado marcada por la adaptación a las nuevas necesidades y circunstancias de los profesionales, así como por una mayor diversificación de servicios y enfoques para satisfacer las demandas de una fuerza laboral cada vez más dispersa y diversa.

Iriarte, a su turno añadió que este concepto ha evolucionado de manera estratégica cuando se entendió que hablan de una comunidad de profesionales que se reinventa, porque engloba emprendedores, FreeLancer y empresas pequeñas que requieren espacios a precios accesibles, en donde exista la posibilidad de hacer networking con otros profesionales en entornos de trabajo cooperativo que permitan compartir lugares y todo tipo de recursos en zonas estratégicas de la ciudad.

Ruiz mencionó que si bien el cambió empezó para el empresario, incluso alumnos de universidades que cuentan con un espacio provisional donde puede crear, sentir libertad y poder moverse con liviandad los ha llevado a recurrir a los cowork.

Se construyeron edificios exclusivos de cowork

“Antes de la pandemia, el teletrabajo estaba referido a distancias entre países o distintas ciudades, muy poco a trabajadores de un mismo lugar, para entonces estábamos construyendo Office to Work y la pandemia nos agarró entre medio, lo que maximizó el trabajo remoto, pero también creó una incertidumbre en cuanto a cómo serían los lugares de trabajo pospandemia”, narró Martínez.

Contó que se tuvo que replantear muchas cosas, como el sistema de aires acondicionados, la individualización de cubículos, implementar sistemas de renovación de aire fresco, diseñar instalaciones de fácil acceso para mantenimiento y generar espacios flexibles y áreas comunes para compartir al aire libre.

“Logramos terminar la obra a principios del 2021 y también pudimos advertir que,  medianas empresas buscaban espacios de oficinas con todos los servicios, porque necesitaban gente trabajando en oficinas, así como de forma remota, por lo tanto pasada la pandemia, el cowork era una opción para ellas, para que puedan acceder a espacios de oficinas para sus distintas jerarquías y a la vez conectarse remotamente, con sus otras áreas y que además no tienen ningún inconveniente en compartir un espacios físico con otras empresas o individuos labores”, indicó.  

Ahora que la pandemia ya ha terminado, las empresas están volviendo a tener a su personal en oficinas, ya que la falta de diciplina laboral remota ha causado que dejen de lado este tipo de trabajo, en cuanto a una misma ciudad, y que vuelvan a los tradicionales esquemas laborales.

“Lo que sí está claro es que ahora ya no solo son solo personas autónomas, profesionales o FreeLancer los que demandan estos espacios, sino empresas con trayectoria, en el caso de Office To Work, hay farmacéuticas, petroleras, de logística y transporte, etc.”, expuso. 

El único cowork, diseñado concebido y construido para este concepto es Office To Work, OTW, que actualmente está en proceso de ampliación por la demanda que existe. Pero además existe Gowork o Capital, y cada uno de ellos tienen sus propias características por sus ubicaciones y servicios que prestan, y que en definitiva está referido a la demanda de espacios, estacionamientos, servicios tecnológicos y áreas comunes que ofrecen para que estén demandados por los individuos.

También se implementaron en edificios de departamentos y centros empresariales

Según el arquitecto Martínez, la diversidad de individuos laborales y de empresas que no pretenden poseer oficinas propias, que significa gastos directos, inversiones en activos sin retorno, además del tiempo que les lleva los procesos constructivos, etc., hacen que elijan los cowork.

“Es una consecuencia lógica en el caso de Manzana40, porque tiene todas las condiciones para ofrecer, calidad espacial, estacionamientos, ubicación y accesibilidad, y en cuanto a la posibilidad de implementarlos transformando otros edificios de otros usos, es necesario evaluar lo siguiente en el caso de Santa Cruz, sin ubicación y estacionamiento es difícil su éxito, existe un viejo dicho americano “no parking, no business”, sin parqueos no hay negocio. Lastimosamente, vivimos en una ciudad donde el automóvil individual sigue siendo en medio de transporte masivo”, señaló.

En cuanto a la Manzana40, la plaza empresarial y centro de negocios ícono de Santa Cruz, ubicado en el corazón del centro empresarial de Equipetrol Norte, la zona de mayor valoración comercial y residencial de Santa Cruz de la Sierra, fundó Hub40 en el año 2022, con la visión de crear un espacio colaborativo de trabajo, único en el país, con una infraestructura bajo estándares internacionales, garantizando espacios cómodos y versátiles que permiten a las startups, emprendedores y empresas alcanzar sus objetivos de negocios, con servicios adaptables a las necesidades y la oportunidad de formar parte de una comunidad activa y dinámica.

En hub40 constantemente idealizan nuevas iniciativas que contribuyan al crecimiento y desarrollo del concepto coworking en Bolivia, para que este estilo de trabajo pueda ayudar a todos, desde los trabajadores independientes hasta las empresas, a estar más motivados, ser más productivos y felices.

“En Manzana40 creemos en la economía colaborativa y la dinámica emprendedora. Por eso, ofrecemos una propuesta con valor agregado para quienes necesiten los espacios y servicios de oficina sin complicaciones y con la posibilidad de cerrar negocios con otros emprendedores, que les aporte valor y crecimiento”, resaltó la plaza empresarial.

La metodología empleada en Hub40 se enfoca en la complementariedad y no en la competitividad, es decir, establecer una comunidad donde todas las personas que forman parte de ésta se sientan cómodas y complacidas.

¿Qué les depara el futuro a los espacios de cowork?

Martínez concluyó destacando que la tendencia hacia el futuro de espacios de oficinas cowork es la de mayor demanda en la actualidad, y para que un emprendimiento en este nicho tenga éxito tiene que tener ciertas condiciones:

  • Excelente ubicación en cuanto accesibilidad y cerca de otros servicios referidos a oficinas en la ciudad.
  • Triplicar su superficie construida 1×3 para estacionamientos.
  • Construcción versátil y flexible que se adecue rápidamente a cambios de espacios y nuevas tecnologías, o capaz de reinventarse en el tiempo.