EMBOL asume el compromiso “Race to Zero”: llegar a cero emisiones netas de dióxido de carbono

EMBOL asume el compromiso “Race to Zero”: llegar a cero emisiones netas de dióxido de carbono

EMBOL se ha comprometido a convertirse en una empresa libre de emisiones de dióxido de carbono en el marco de la campaña Global Race to Zero, promovida en Bolivia por la Embajada Británica, en base a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26) que se celebró entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre en la ciudad de Glasgow, Escocia.

En ese sentido, EMBOL participó de la Feria “Race to Zero” – organizada por Embajada Británica en Bolivia, el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP) y la plataforma Piensa Verde – que tiene como objetivo promover la campaña Race to Zero en el país, para que más empresas, instituciones, ciudades, regiones e inversionistas se sumen al objetivo de neutralidad de carbono hasta la década de 2040, para lograr una recuperación del medioambiente saludable y resiliente que prevenga amenazas futuras, cree empleos y permita un crecimiento inclusivo y sostenible.

“Como Embol, hace unos años hemos iniciado nuestro camino hacia la neutralidad de carbono y ahora reafirmamos nuestro compromiso sumándonos al desafiante objetivo de Race to Zero. Trabajamos continuamente para cumplir con nuestros objetivos medioambientales planteados a través de nuestra Fundación Coca-Cola de Bolivia; es por ello que estamos muy orgullosos de formar parte de este grupo de empresas e instituciones comprometidas en lograr un cambio e impacto real en nuestras comunidades y en nuestro medioambiente” manifestó el Gerente Nacional de Asuntos Públicos y de RSE, Luis Lugones.

La empresa hace unos años ya ha empezado a reducir sus emisiones netas de CO2. A través de la plataforma GreenCloud demostró que, de 2017 a 2020, redujo el 28,23% de sus emisiones netas. Para esto ha llevado a cabo medidas como el consumo de energía fotovoltaica, gracias a la instalación paneles en su centro de distribución de Sucre que generan hasta el 80% de su energía.

Asimismo, en el marco de su compromiso de lograr Un Mundo Sin Residuos, trabaja de manera continua para rediseñar envases, perfeccionar procesos industriales e involucrar a la comunidad – especialmente a su cadena de valor – en un Plan Integral de Reciclaje, que hoy en día se traduce en envases retornables, botellas 100% hechas de resina reciclada y más de 1300 contenedores instalados en más de 50 municipios del país para que el consumidor pueda reciclar de una manera eficiente y práctica.

Además, a través de la Fundación Coca-Cola de Bolivia trabaja en proyectos de recuperación y protección de las fuentes hídricas del país; cumpliendo el compromiso global de la compañía de devolver al planeta el 100% del agua que utiliza en la elaboración de sus bebidas. Un hito del que Bolivia forma parte activa a través de los proyectos desarrollados en los departamentos de Santa Cruz y La Paz, en alianza con Gobiernos Municipales, Autoridades Regionales, y organismos sin fines de lucro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *