• septiembre 24, 2022

Constructora Acrópolis realizó proyectos de envergadura en Santa Cruz

La empresa viene trabajando en proyectos de construcción desde el año 1997, abarcando obras urbanísticas y de vivienda para personas particulares, con más de 20.000 metros cuadrados construidos hasta la fecha. Los proyectos de mayor envergadura fueron:

  • La urbanización Palma Dorada ubicada en la zona sur con 135 casas y terrenos comercializados
  • El condominio Sierra Alta en la zona este con 150 casas y terrenos comercializados
  • El Edificio Orange en la zona norte con 10 departamentos comercializados
  • La urbanización Palma Verde con 50 casas unifamiliares
  • El condominio Villa Orange I y II, con 22 viviendas unifamiliares comercializados.

Carlos Alberto Roca, Gerente General de la Constructora Acrópolis, dijo que la constructora está proyectando un edificio de departamentos en la zona sur que se desarrollará el 2023, tendrá departamentos de dos dormitorios para una clase económica. “Nosotros  vivimos los desafíos actuales del país, siempre respondiendo con propuestas inmobiliarias a corto y mediano plazo, por el momento estamos centrados en estos desarrollos que son los objetivos de la constructora para coadyuvar al crecimiento y desarrollo de la región”, sostuvo.   

Los mayores aciertos de la constructora fue ingresar al mercado de desarrollo inmobiliario, porque Santa Cruz al tener un déficit habitacional demandaba proyectos urbanísticos para satisfacer las necesidades debido al crecimiento interno y la migración continua hacia el departamento.

“Entre los desaciertos no tenemos la decisión corporativa de trabajar en proyectos públicos o estatales solo trabajamos en proyectos privados, pudo ser un elemento que no se desarrollo para potenciar la empresa; sin embargo, los éxitos de la empresa en el ámbito privado fueron importantes y colmaron las expectativas”, manifestó Roca.

Por otro lado comentó, una anécdota curiosa, fue la compra de un terreno para un desarrollo inmobiliario. En ese terreno, el cual se veía prometedor, por una situación ajena a la empresa, no se pudo ingresar al mismo para verificar su estado antes de adquirirlo, solo se veía que estaba totalmente amontado y una vez comprado y limpiado se detectó que el terreno que parecía de una superficie plana, tenía una pendiente significativa de más de 10 metros entre las dos distancias más largas, esto en construcción afecta en el diseño como en la inversión económica del mismo, este pequeño detalle afectó todo el proyecto y su necesario cambio.