Construcción de la avenida Costanera en la mesa del debate

Construcción de la avenida Costanera en la mesa del debate

El turbión del 18 de marzo de 1983 marcó un punto de inflexión sobre la vulnerabilidad de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. La riada del Piraí arrastró a su paso de 100 kilómetros y 10 km de ancho, barrios enteros, desapareció caseríos, comunidades y un saldo de 3.000 familias quedaron sin hogar. A pesar que desde esa época se ha reforzado los sistemas de prevención con construcción de diques y defensivos, una catástrofe siempre está latente.

Una de las tareas que está decidido a impulsar en su gestión como presidente del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz de la Sierra (Cascz), José Luis Durán, es la construcción de la avenida Costanera, una vía que además de desahogar el tráfico vehicular en el área hegemónica del cuarto anillo, avenidas San Martín, Roca y Coronado y el ingreso a El Urubó, refuerce la protección de la ciudad de un eventual turbión que rebase los defensivos construidos a lo largo de la cuenca del río.

Desde que se autorizara la construcción de puentes entre los municipios de Santa Cruz de la Sierra y Porongo, más son las voces que claman por una autopista que tenga varias funciones, que sea una circunvalación sobre el cordón ecológico, otras voces prefieren que se cree el Gran Parque Metropolitano y la zona del Piraí sea el área de recreo más importante de la ciudad. Se asegura que la protección de la ciudad está garantizada permanentemente.

Santa Cruz de la Sierra es una de las pocas metrópolis mundiales que da la espalda a su río, tal vez sea el momento que se lo incorpore como parte de un patrimonio metropolitano y no mantenerlo como un fenómeno natural que puede estallar en cualquier momento y que su utilidad solo sirva para la extracción de áridos y para la expansión de la ciudadanía el tiempo de calor.

Con el afán de dilucidar la factibilidad de esa infraestructura, algunos especialistas, arquitectos y planificadores hicieron conocer sus posiciones.

Urzagasti: la construcción sería parte de una gran red metropolitana

El actual vicepresidente del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz (Cascz), Ernesto Urzagasti enfatizó que esa avenida como tal de forma tácita y palpable, aún no existe, se le llama “costanera” al trecho del cuarto anillo que bordea el cordón ecológico, pero etimológicamente una avenida “costanera” es aquella que va paralela a un cuerpo de agua, ya sea un río, un lago o el mar.

Sobre la versión de que el trecho que lleva ese nombre es una vía inacabada que, pese a estar a un kilómetro de la llanura de inundación no resistiría una riada, Urzagasti manifestó que el 4to anillo responde a la lógica radio concéntrica de la ciudad, que fue visualizada a partir del diagrama que hace la consultora Techint a partir de 1958. No tiene nada que ver con el turbión de 1983 después, con la inundación de 25 años después.

Volviendo a la construcción de una avenida Costanera, Urzagasti dijo que la propuesta de José Luis Durán “que es un deber hacerla”, es correcta porque, aunque, muchas veces se ha hablado del tema. Hay posiciones que manifiestan que apoyan la ejecución de una vía en el borde del cordón ecológico que colinda con la cuenca misma del río Piraí. Sin embargo, aseguró, solo son propuestas o ideas enunciadas que no han aterrizado en un plan o proyecto concreto. “Una avenida Costanera a estas alturas ya implica una connotación metropolitana porque uniría a tres municipios en una banda del río (La Guardia, Santa Cruz de la Sierra y Warnes) y a través de puentes se vincularía directamente al municipio de la banda opuesta del río, Porongo.

Añadió que, hipotéticamente, al consolidarse una avenida sobre el borde del Rio Piraí, esta deberá ser necesariamente construida sobre un terraplén que debe tener una altura ideal para garantizar la vía vehicular y toda la franja de equipamientos que vienen con ella. Eso implicaría por inercia que al hacerse una avenida costanera se puede consolidar el frágil borde costero que se tiene sobre el Rio Piraí.

“En realidad cuando la cooperación alemana crea el Searpi, entidad que durante varios años fue construyendo las dos líneas de diques que ahora protegen la ciudad, se tuvo la previsión de que ambos estén construidos y consolidados a una altura que supere la cota de inundación histórica más alta que se tenga referencia. Entonces, estamos cercanos a cumplir 40 años de aquel desastre y en ningún momento el dique 1 fue rebasado, si ello sucediese existe un dique 2 que ofrece una altura mayor de protección. Eso quiere decir que la ciudad ha quedado protegida y segura·, argumentó.

Una avenida Costanera sobre la franja del cordón ecológico, implicaría una gran vía que interconectaría varios Municipios y que ofrecería la posibilidad de desplazarse rápidamente sin tener que sufrir por el actual tráfico vehicular que tiene al 4to anillo saturado. Su creación seria parte de una red metropolitana que articularia cuatro municipios y le daría otra faceta al cordón ecológico.

Como se ve es un tema complejo, en el sentido que, para proponerla debe hacerse un somero análisis ambiental, topográfico, paisajístico y físico espacial para generar un proyecto integral que cumpla con todos los aspectos que implica intervenir en una zona de inundación y en un lugar que tiene un bosque de protección. “En mi criterio es totalmente perfectible y realizable y su posible concreción sería un gran aporte al Área Metropolitana de la Gran Santa Cruz.”, aseveró el especialista.

Gracias a la traumática experiencia del turbión de 1983, Santa Cruz le está dando la espalda al río Piraí, siendo una de las pocas ciudades en el mundo que niega la vista hacia su río. Entonces pensar en una avenida Costanera, bien diseñada, podría complementar la idea de crear un gran parque metropolitano en el actual cordón ecológico. Soñar con tener más de 1.500 hectáreas convertidas en un gran pulmón verde y recreativo puede complementarse perfectamente que podría ser parte de este sueño en beneficio de la ciudad.

Cedure: es incompatible con esa zonificación Urbana

Para el director del Centro de Estudios para el Desarrollo Urbano y Regional (Cedure), Fernando Prado Salmón, no existe una avenida Costanera, lo que si hay es un proyecto de una vía secundaria, de paseo, con ciclovías y veredas arborizadas, no para tráfico pesado y solo para el cordón ecológico. Ese mismo planteamiento está en el plan de La Guardia y figura en el PLOT 2005.

Lo que llaman Costanera es el 4º anillo oeste, más allá está el defensivo cuya altura ha sido calculada por el Searpi para proteger a la ciudad, además de que también hay unos gaviones. La protección está asegurada y nada tiene que ver con el tema vial.

Consultado sobre las voces que reclaman la construcción de una avenida Costanera, Prado Salmón manifestó que entienden por costanera. Si es una vía diseñada por el arquitecto Mundi Farah, hace algunos años con accesos limitados y para tráfico pesado es decir pensada como el “by pass”, oeste Santa Cruz, es decir circunvalación, “debo decir que, hasta el momento, esa solución no ha sido aceptada por el Gobierno Municipal, que ha propuesto, más bien, el potenciamiento del 6º anillo y la tangencial oeste, comparto ese criterio”, acotó el especialista en planificación.

Prado Salmón sostuvo que no hay que confundir las cosas ni las utilidades, una cosa es una autopista o avenida y otra un defensivo. La vía secundaria que se propone obviamente puede servir como defensivo, depende como se la diseñe y dimensiones bajo las normas del Searpi. No necesariamente debe ser autopista, que en términos de ingeniería vial es una cosa mucho más compleja que incluso la Agencia Internacional de Cooperación del Japón (JICA), no se ha animado a proponer en su informe.

Una autopista mal diseñada puede ser rebasada ¿Pero que tiene eso que ver?. La altura de la autopista o de la vía de paseo se definirá en base a ese criterio y dimensionada por el Searpi, pero reitero para proteger no debe ser necesaria una autopista.

Además, una avenida con las características protocolares internacionales llevaría gran cantidad de vehículos y tráfico pesado a una zona que queremos que sea el desahogo del mar de tráfico y hormigón. El Gran Parque Metropolitano del Piraí debe ser un lugar tranquilo. “Una autopista, avenida o vía es incompatible con esa zonificación urbana”, concluyó el director del Cedure.

Rony Fenney Krause: es necesaria una autopista o avenida en ese sector

El consultor Rony Fenney Krause dijo que La urbe cruceña requiere solucionar su movilidad urbana de norte a sur y el rio Pirai viene siendo un obstáculo serio para su crecimiento planificado en “anillos y radiales”, por lo que requiere atravesar este cuerpo de agua con dos puentes a la altura del octavo anillo, unidos por una autopista, esto significa crearle una circunvalación a la zona del Urubó, pero, al mismo tiempo estaría solucionada su movilidad urbana para transporte pesado.

A su vez el Municipio de Porongo debe crear la avenida “Costanera” del Rio Pirai y que interconectaría todos los puentes que se hagan a lo largo de sus 40 km que tiene vecindad con este rio. Esa avenida costanera debe incluir una Alameda con parques, ciclo vías y diversas áreas recreativas que interactúan con el rio y protejan sus riberas.

Por su parte el Urubó, que en la próxima década completara más de 300.000 habitantes, debe estar conectado por cuatro puentes: El actual puente denominado “Mario Foianini”, el puente Bicentenario con acceso a la final avenida Bush de Santa Cruz de la Sierra, el puente URubó  Village de la avenida Roca Coronado y un último puente con salida a la radial del canal Isuto.

Este es el proyecto de infraestructura en movilidad urbana que todos anhelamos para Porongo y para el área Metropolitana, el Rio Piraí no es una frontera entre cruceños, la metrópoli merece una mejor planificación y sus habitantes una óptima vinculación.

Hay un plan para un parque lineal y una ciclovía de 64 kilómetros

Santa Cruz de la Sierra está totalmente protegida, nada hay que temer, el Searpi con la cooperación alemana reforzaron íntegramente la cuenca, entonces el cordón ecológico tiene que tener una función y es por eso que, con la Cooperación del Banco Mundial, se construirá un parque lineal, que evitará congestionamiento vehicular, servirá para que lo cruceños de todas las edades y condición lo disfruten. Es un proyecto que ya estaba incluido en el programa de Gobierno de Percy Fernández desde hace dos gestiones, sin embargo, otras prioridades impidieron su consolidación dijo Sandra Velarde, ex Secretaria Municipal de Planificación.

DE ese modo, la arquitecta Velarde vetaba una avenida que causaría más tráfico del que se tiene, generaría más caos por una zona que debe ser de esparcimiento. “Las nuevas autoridades son las que ahora tiene la palabra”, dijo.

Los asentamientos urbanos ilegales con personas de diferentes estratos del submundo, hace que se deba adoptar medidas que protejan a la ciudad de sus propios cohabitantes como de los posibles fenómenos naturales y antrópicos, provocados por el humano, como la degradación de la vegetación por asentamientos clandestinos.

El cordón ecológico ya tiene un plan definido aprobado y solo falta ejecutarlo, una autopista no está en los planes. Concluyó

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *