Consideran viable construir estacionamientos con muros pantalla

Consideran viable construir estacionamientos con muros pantalla

El Parque automotor de Santa Cruz de la Sierra cuenta con más de 700 mil vehículos, es el más grande del país y con mayor número de problemas, desde la imposibilidad de contribuir a una urbe ordenada y con un tráfico fluido, hasta generar la necesidad de búsqueda de soluciones para la edificación de garajes y parqueos subterráneos

El director de la empresa constructora Incotec, Mario Terceros describió estos elementos como muros que se construyen en el suelo desde la superficie del mismo, es decir sin excavar previamente. Se los clasifica básicamente por el método constructivo. puede ser tipo CSM (Cutter Soil Mixing) con almejas mecánicas, almejas hidráulicas, hidrofresa, etc. Tiene la misma función que cumplen los muros después de la excavación, es decir, sostener el suelo circundante. Se fabrican de hormigón armado. También se construyen muros con pilotes, secantes o tangentes, y se los llama muros de pilotes.

En la tecnología CSM se mezcla el suelo con una lechada muy rica en cemento, y al final se insertan las armaduras. Este método no necesita construir juntas especiales. En los métodos de reemplazo, se excava el suelo con ayuda, o no, de bentonita, luego se colocan las armaduras y finalmente se rellena con hormigón fluido. Estos métodos se necesitan construir juntas especiales entre elementos. Son los típicos muros construidos con almejas mecánicas o hidráulicas.

Con referencia a cuándo o dónde deben implementarse, Terceros manifestó que, como en todo proyecto, conviene usarlos cuándo resultan más económicos o técnicamente mejores que otras soluciones.

Como cualquier otro sistema de sos-tenimiento, hay que conocer las condiciones de empuje, tipo de suelo, posi-ción de nivel freático, etc. Se recomienda enfáticamente el uso de dilatómetro o presiómetro para el estudio de suelo y diseño de los sistemas de sostenimiento.

Los muros pantalla ingresan en la categoría de soluciones ingenieriles que ya tienen muchos años en el mercado, pero que en nuestro medio no son muy comunes, hay muy pocos proyectos construidos con muros pantalla de muros de pilotes desde la superficie. Y esto se debe, sobre todo, a que los sótanos profundos son cada vez más necesarios.
Al ser consultada su opinión sobre la masificación de estacionamientos con la tecnología de muros pantalla, tomando en cuenta la escasez de sótanos urbanos y el aumento del parque automotor, Mario Terceros afirmó que, la respuesta debería surgir de un análisis económico, porque dependiendo de las condiciones del suelo y de la posición del nivel freático, la construcción a mayor o menor profundidad puede tener costos muy diferentes, además hace falta equipos especiales para la construcción de cualquiera de las tecnologías que se usan en muros pantalla.

Sobre las ventajas y desventajas de esta tecnología de construcción, manifestó que es un sistema muy ventajoso y que debe estar sujeto al análisis correcto. El análisis económico final debe incluir también el beneficio económico de un menor plazo lo mismo que la ventaja financiera de una calidad adecuada. Él considera que para dos niveles de sótanos o más, en Santa Cruz es necesario construir los muros del sótano desde la superficie para posteriormente excavar e ir anclando el muro según sean las condiciones del proyecto.

En el país hay mucha tecnología disponible, los proyectos deben ir modernizándose para aprovechar todos los beneficios de éstas. Los controles de calidad son claramente mucho mayores cuando se utiliza tecnología de vanguardia respecto de los sistemas antiguos. Además, no sólo en la construcción, los proyectos diseñados con métodos y sistemas nuevos exigen estudios de mucho mejor calidad con lo cual la seguridad es mucho mayor en todos los órdenes.

ESPECIALISTA EXPONE OTRAS ALTERNATIVAS

La construcción de estacionamientos en sótanos de los edificios es una solución económica y muy recomendada siempre y cuando estos sean diseñados y construidos adecuadamente, sostuvo enfáticamente Roberto Soto, miembro del Consejo Nacional de Ingeniería.

Santa Cruz de la Sierra se caracteriza por tener muchas áreas con muy poca pendiente o muy planas lo que dificulta la construcción de sistemas de colectores enterrados de drenaje pluvial. Esto se ha solucionado en parte con la construcción de sistemas de drenaje urbano sub-superficial. Como ejemplos podemos citar Barrio Norte, Ciudad Jardín, y otros barrios construidos en áreas de muy poca pendiente. Esta falta de pendientes hace que los colectores de aguas pluviales no tengan gran capacidad y se sedimenten disminuyendo así aún más su capacidad, agregó.
Otro problema que se encuentra en algunas áreas de la ciudad es su alto nivel freático que requiere diseños especiales por los especialistas en geotecnia para su manejo adecuado.

“Un estacionamiento bien diseñado debe mantenerse con muy poca humedad y tener la capacidad de hacer que las aguas pluviales que lleguen a dichos sótanos puedan ser drenadas con facilidad. Esto no es muy fácil en áreas donde el nivel freático es muy alto o donde no existe un sistema de drenaje pluvial adecuado o, si es que existe, el sistema no está bien mantenido para que funcione durante las tormentas más intensas. Desafortunadamente, en Santa Cruz de la Sierra existen muchas áreas urbanas que tienen estos dos problemas”, aseveró.

Si estas dos condiciones de humedad y fácil drenaje pluvial de los estacionamientos en sótanos se pueden satisfacer al diseñar y construir dichos sótanos; entonces el sistema de incluir estacionamientos en sótanos es el mejor en términos de ocupación de espacios y para minimizar áreas construidas expuestas directamente a la precipitación pluvial. Las áreas construidas en la ciudad incrementan las áreas impermeables de la ciudad lo que a su vez incrementan los caudales que llegan a los canales de desagüe pluvial. Es decir, estos canales necesitan ser cada vez más grandes

El Gobierno Municipal debe cumplir con su rol

El Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra (GAMSC) es la entidad encargada de dar las aprobaciones de todo tipo de construcciones incluyendo las aprobaciones de edificios con y sin estacionamientos en sótanos y al hacerlo, certifican que los diseños cumplen con todas las reglas de altura, retiros, tipo/calidad de los materiales de construcción, etc.; para asegurar a los futuros ocupantes que la estructura y calidad de construcción de su edifico tendrán un buen funcionamiento.

Esta aprobación incluye la construcción de estacionamientos en sótanos, pero por los problemas que muchos edificios han tenido, aparentemente no han analizado si estos edificios mantendrán un sótano seco y libre de inundaciones. Por lo tanto, la solución se inicia con la aprobación de estructuras que certifique su cumplimiento con todos les requisitos y normas para que estas tengan un buen funcionamiento

El manejo de la humedad en áreas de alto nivel freático se soluciona con diseños que reduzcan los niveles freáticos o con estructuras que permitan impermeabilizar completamente dichos sótanos sin comprometer la estabilidad estructural de los edificios.

Los problemas de inundación de sóta-nos por aguas pluviales normalmente se solucionan mediante obras y medidas incluyendo: Evitar que toda agua pluvial que caiga sobre los techos de los edificios llegue hasta el sótano. Es decir, desaguar las aguas pluviales de los techos en las calles antes de que estas lleguen al sótano.

Diseñar entradas a los sótanos que estén por encima de los niveles de agua máximos que históricamente se hayan visto en el área donde se encuentra el edificio o, mediante un pequeño estudio hidrológico/hidráulico, determinar la altura máxima que las aguas pluviales llegarán durante eventos críticos con periodos de retorno iguales o mayores a cinco años.

Diseñar un sistema de bombeo automático que sea capaz de desaguar (mantener seco) el fondo de los sótanos, hacia la calle. Para lograr esto se requiriere que la calle tenga un buen drenaje pluvial por su calzada o que exista un sistema de conductos (canales superficiales, sub-superficiales, o tuberías enterradas), que permitan el desagüe de toda el agua pluvial de la zona. Normalmente las calles o las calles en combinación con su sistema de colectores de agua pluvial deberían ser capaces de mantener los niveles de agua por debajo de los bordes de las aceras durante tormentas críticas o de diseño con periodos de retorno de 2 años.

En caso de que estos requisitos no se puedan cumplir, por la topografía del área, sus altos niveles freáticos, o por la falta de un drenaje pluvial adecuado, se podría modificar la norma para aumentar la altura de los edificios de manera tal que se permita la construcción de estacionamiento por encima del nivel de la calle donde están ubicados, sin afectar el número de unidades de vivienda o comercio previstas inicialmente.

MODIFICACIÓN DE LOS PLANES MAESTROS DE DRENAJE

Según Roberto Soto, los planes maestros de drenaje pluvial solo tienen que proponer canales que permitan la evacuación efectiva de las aguas pluviales considerando la topografía del área, su grado o porcentaje de impermeabilización, la intensidad de la precipitación actualizada durante periodos críticos o tormentas de diseño, y los cuellos de botella que pudieran existir y que hagan que su capacidad se vea disminuida. Al hacerlo, las aguas pluviales que llegan a los estacionamientos en sótanos, estarían tomadas en cuenta. Existe mucho por hacer en el manejo de los sistemas de drenaje pluvial de Santa Cruz de la Sierra y, en realidad de toda su Área Metropolitana.

No existe un plan maestro actualizado que tenga una topografía actualizada y exacta, no existen estudios de hidrologías ni hidráulica actualizados, ni existen criterios de diseño que unifiquen los diseños de sistemas de drenaje pluvial en todos los municipios del Área Metropolitana de Santa Cruz, ya sean estos diseñados por entidades privadas (urbanizaciones) o públicas, manifestó “Para empezar, se tiene que invertir en un plan maestro serio y actualizado. Hasta hace poco los sistemas de drenaje pluvial se diseñaban con fórmulas desarrollada por el estudio realizado por la empresa consultora DHV de Holanda como parte de sus diseños de los defensivos para control de inundaciones del Río Piraí”, aseguró

Estas fórmulas fueron desarrolladas sobre los datos de las estaciones pluviométricas que existían hasta 1986 con datos históricos hasta el año 1985, la mayoría de las cuales tenían solo 15 o 20 años de datos históricos. Desde entonces, los nuevos datos históricos muestran un gran incremento en las intensidades de las precipitaciones, principalmente por los efectos del cambio climático y la deforestación de las cuencas alta y media del Rio Piraí.
Recordó que hace unos tres o cuatro años, el Departamento de Drenaje Pluvial del GAMSC, en algunas presentaciones públicas, dijo haber hecho una actualización de las fórmulas de DHV con nuevos datos meteorológicos, pero, sin presentar ningún artículo o publicación científica indicando la metodología de trabajo, los datos utilizados, ni los resultados finales que pudieran ser utilizados por los diseñadores ajenos al Gobierno Municipal.

Por lo expuesto, se requiere urgentemente la elaboración de Manuales de Hidrología, Hidráulica, y Criterios de Diseño para toda el Área Metropolitana de Santa Cruz y, en base a estos manuales, la elaboración de Planes Maestros Actualizados para cada Gobierno Municipal del Área Metropolitana de Santa Cruz.

Los Planes Maestros actualizados y los criterios de diseño para los sectores público y privado, que propone urbanizaciones y edificios, facilitaran los nuevos diseños de, entre otras estructuras de importancia, los estacionamientos en sótanos, mencionó.

“Ya que se tocó el tema de actualizar los Planes Maestros con estudios de hidrología e hidráulica sobre la base de datos históricos actualizados que tomen en cuenta los efectos del cambio climático, me gustaría llamar la atención al hecho que las estructuras que se diseñan en el Río Pirai, incluyendo los nuevos puentes, están siendo diseñado con la hidrología desarrollada en el Plan Directivo de la Cuenca del Rio Pirai, dentro del marco del “Programa de Protección Contra Las Inundaciones – Santa Cruz” que fue publicado en junio de 1991 y que se desarrolló con dados históricos existentes hasta el año 1989, es decir, existen más de 30 años de datos históricos meteorológicos que no se están tomando en cuenta en los diseños de estructuras que seguramente durarán por 200 a más años”, concluyó Roberto Soto. Un geólogo expresa su criterio.

El ingeniero geólogo Efraín Pérez Chavarría dijo que La ciudad de Santa Cruz tiene diferentes formaciones geológicas, existen lugares que permiten realizar la construcción de sótanos sin mucha dificultad, pero en algunas zonas es posible realizar sótanos con mayor dificultad por la presencia aguas freáticas, pero utilizando las tecnologías actuales se puede construir sótanos, pero a mayor costo.

Como los suelos son variables y como también el nivel de la presencia de agua en el subsuelo, durante la construcción se puede abatir los niveles de agua a las profundidades requeridas, utilizando sistema de drenes durante la etapa constructiva, uno de las soluciones prácticas es el uso de muros pantallas.

Pérez Chavarría considera que la solución al problema de estacionamientos es solución, se puede construir sótanos como estacionamiento u otra ejecución viable puede ser edificios adecuados pero que cumplan los requisitos de las normas establecidas para este tipo de edificaciones y se debe realizar la educación vial de los habitantes de ciudad.
Efraín Pérez es gerente de “Ingeniería y Servicios Insepe”, en esa calidad dijo que geotecnia es parte de la mecánica de suelos y está relacionada con la geología, se ocupa del estudio de todos los materiales que están sobre la corteza terrestre para aplicarlos en ingeniería y en la construcción de edificios, puentes, silos, áreas petroleras, enterramiento de ductos, etc.

Para la materialización de un proyecto sólido se debe conocer la tipificación de los suelos, es decir el sitio donde estará emplazada la obra, su finalidad y las cargas que debe soportar. Para determinar la calidad del terreno se recuperan muestras y se las clasifica en dos ítemes; alteradas e inalteradas que son las más confiables y que determinarán si los cálculos subsiguientes, como de estructuras o materiales serán compatibles.

Para que sea apto debe resistir cargas eólicas (vientos) y naturales, la dinámica de las personas que trajinarán o permanecerán en la obra y la carga muerta que es el peso mismo del edificio. Esas condicionantes garantizarán la estabilidad y la seguridad estructural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *