• mayo 25, 2024

¿Cómo trabajar en una  arquitectura sustentable?

Carlos Alberto Morales, presidente del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz,  sostuvo que para realizar una arquitectura sustentable primero hay que escoger los materiales correctos  y deben ser amigables con la naturaleza y que  hayan sido producido industrialmente con los estándares respetando el medioambiente y el habitad, es decir, se puede usar barro, materiales reciclados y una serie de productos.

Posteriormente, escoger un buen proyecto de arquitectura, lo cual implica manejar los asolamientos, cruces de vientos, cambios de aire internos del hogar, romper con la relación entre luz y calor, para respetar los ventanales de manera que la casa tenga un microclima especial; por ejemplo, de día sea más fresca y de noche cálida aprovechando la trasmisión de calor que tiene cada uno de los materiales y por último apoyarse en la tecnología, ya que está avanzando para hacer edificios y casa eco sostenibles.

“En este último podemos  reutilizar el agua, captura y reconducción del agua en ciertos lugares del baño, para que no sea preciso utilizar el agua potable. Hay máquinas que sirven para cambiar el aire de la casa de una forma mecánica sin necesidad de tener aire acondicionado o equipamiento que nos consuma mucha energía”,  indicó Morales.

 En comparación a otros años el incremento de hacer una arquitectura sustentable fue sustancioso  por dos razones: El municipio ya implementó en el Código de Urbanismo y Obra  que da beneficios a edificios que sean eco sostenibles y por último la madurez de la población que utilizará esos espacios de habitad, porque entendemos que se debe realizar respetando la naturaleza.

Espacios que contribuyen un ambiente saludable

Morales afirmó que, el primer paso es la eficiencia energética, lo cual implica que se debe producir utilizando energía turbinas que alivian al medioambiente y el segundo elemento, las viviendas ya vienen con habitad especial y que todo los materiales que se están utilizando en estas obras que se puede clasificar vienen de producción que respeta el medioambiente. 

En Santa Cruz se observa edificios sustentables, recién se dio una mención al Majo Hamacas, que es un edificio que logró un reconocimiento del  Green Building Council Bolivia (GBCB) y del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz por haber alcanzado el estándar de diseño de edificio ecosostenible para la obtención de la certificación LEED.

Majo Hamacas  está ubicado en la zona Norte de Santa Cruz de la Sierra, es un proyecto inmobiliario ecosostenible de Eleva Green, cuenta con 51 unidades de apartamentos. Entre los criterios tomados en cuenta se encuentran sistemas avanzados de renovación de aire, tratamiento de aguas grises para la reutilización en el sistema sanitario, y la implementación de paneles solares que alimentan la totalidad de los equipos de las áreas comunes, desde los ascensores hasta la iluminación, garantizando así un consumo energético eficiente y responsable.

La envolvente del edificio está diseñada para optimizar el confort térmico y visual, mediante fachadas ventiladas, cortinas de vegetación, celosías móviles, doble muro y vidriado en ventanas, así como techos verdes, favoreciendo la reducción del consumo energético y promoviendo la armonía con el entorno natural.

La iluminación y ventilación natural son protagonistas en la mayoría de los espacios interiores y áreas comunes, y gracias a su diseño lumínico, no solo ofrece comodidad al usuario, sino que también respeta y preserva la biodiversidad del entorno.

Diseño funcional y compacto es también un medio para abordar preocupaciones ambientales y promover espacios de viviendas más inclusivos y asequibles en el mercado.

Durante la fase de construcción, se implementaron prácticas responsables de gestión de residuos, con la separación y derivación adecuada hacia centros de reciclaje, mientras que materiales como la madera fueron reutilizados en la fabricación de mobiliario para las zonas comunes, reflejando así un compromiso integral con la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente.

Algunas  técnicas y pilares básicos de la Arquitectura Sostenible:

1. Estudiar las condiciones del entorno: A la hora de construir una vivienda sostenible es importante tener en cuenta el entorno donde se va a realizar mediante un análisis exhaustivo del territorio, la ubicación, las condiciones climáticas de la zona, la ventilación, los árboles u edificios de alrededor que puedan impedir la entrada de luz natural, etc.

2. Tener en cuenta su diseño y orientación: Una orientación óptima es un aspecto muy importante para minimizar el consumo de energía. Es decir, que la dirección por la que entran la luz y la radiación solar sea la más idónea posible para aprovechar esta fuente de calor natural. Un diseño alineado con la orientación solar permite aprovechar la posición del sol para captar la mayor cantidad de luz durante el día.

3. Determinar cómo se usará y conservará la energía: Además de procurar obtener un excelente aislamiento, el uso de celosías y persianas orientables contribuye a la eficiencia energética actuando como enfriadores de construcciones pasivas. También es importante considerar el uso de energías renovables como placas solares y paneles fotovoltaicos, generadores de energía eólica, biogás, leña, etc. Actualmente son varias las opciones respetuosas con el medio ambiente.

4. Usar materiales naturales, reciclados o reciclables: Es importante contar con materiales sostenibles con el fin de minimizar el impacto ambiental de los edificios, por ejemplo, seleccionando materiales naturales como revestimientos de techos, fachadas y cubiertas. Utilizar materiales reciclados para la fabricación de nuestros sistemas de celosías nos permite reducir gastos, ahorrar en recursos y disminuir nuestra huella ambiental minimizando las emisiones de CO2.

5. Reducir, reciclar y reutilizar residuos: Muy relacionado con el punto anterior, la reducción o eliminación de residuos del entorno es un punto clave de la arquitectura sostenible, que ha empezado a incorporar cartón y metal como elementos fáciles de reciclar y reutilizar mediante procesos de fabricación y así poder volver a integrarlos dentro de la cadena y disminuir su impacto ambiental. También es importante evitar materiales contaminantes que puedan ser un riesgo para la salud los ocupantes.