• mayo 28, 2022

Biodigestor Autolimpiable Rotoplas

Más soluciones de agua, mejor calidad de vida.

  • Para Tratamiento de efl­uentes cloacales urbanos y suburbanos.
  • Previene contaminación del suelo y agua.
  • Evita fugas, olores y agrietamientos.

El sistema de tratamiento de e­fluentes cloacales Rotoplas es una solución integral para la depuración de aguas residuales domésticas.

El diseño del Biodigestor Rotoplas permite resolver necesidades de saneamiento a través de diferentes capacidades de caudal, respondiendo así a los requerimientos de las diferentes obras.

Incorpora la estructura de doble pared. La pared interior con su construcción esponjosa le otorga mayor resistencia y aislación térmica. La pared exterior otorga una perfecta terminación lisa; esta pared contiene aditivos para evitar el envejecimiento al estar a la intemperie. El equipo completo se compone de tanque séptico, cámara de contención de lodos estabilizados, sistema de extracción de lodos y esferas Biolam.

Beneficios:

  • 5 años de garantía Rotoplas
  • Tapa click con cierre perfecto.
  • Fáciles de instalar, no se necesitan herramientas especializadas.

Ventajas:

  • Más eficiente que una fosa séptica.
  • Autolimpiable y de mantenimiento económico y sencillo ya que sólo se necesita abrir una llave una vez al año para extraer los lodos.
  • Hermético, construido en una sola pieza.
  • Liviano y fácil de instalar. Con todos los accesorios incluidos.
  • No se agrieta ni fisura.
  • Fabricado con polietileno de alta tecnología.

Funcionamiento:

La depuración se realiza en tres etapas sucesivas:

Primera Etapa: El Biodigestor Rotoplas retiene y digiere el material orgánico, los sólidos.

Es un tanque hermético que funciona siempre lleno, por rebalse, o sea que a medida que entra agua residual desde la casa, una cantidad igual sale por el otro extremo.

Segunda Etapa: Los llamados campos de infiltración distribuyen los líquidos en un área determinada del suelo.

El agua residual que sale del Biodigestor se distribuye por el terreno a través del campo de infiltración, filtrando el e­fluente por las micro perforaciones ubicadas en sus paredes.

Tercera Etapa: El suelo, por debajo del campo de infiltración, filtra y completa la depuración del agua.

El suelo funciona como un filtro que retiene y elimina partículas muy finas. La ­flora bacteriana que crece sobre las partículas de tierra, absorbe y se alimenta de las sustancias disueltas en el agua. Después de atravesar 1,20 m de suelo, el tratamiento de agua residual se ha completado y se incorpora purificada al agua subterránea.

Ámbito de aplicación:

El sistema de tratamiento de e­fluentes cloacales Rotoplas puede ser utilizado en viviendas unifamiliares, en zonas urbanas, suburbanas, rurales y barrios cerrados, que no están conectados a la red cloacal, resolviendo así la descarga cloacal dentro del mismo lote.

En viviendas con sistemas tradicionales desbordados, cámaras sépticas y pozos absorbentes, reemplazando la cámara séptica por el Biodigestor Rotoplas, a mediano plazo se puede recuperar la absorción del pozo saturado.

En plantas industriales, se puede reemplazar las plantas de tratamiento de efl­uentes cloacales por biodigestores. En estos casos se utilizan equipos de gran capacidad o se colocan batenas de biodigestores en paralelo.

En redes cloacales existentes que han quedado obsoletas por la creciente densidad de población, se puede poner en régimen dicha planta conectando biodigestores en el excedente antes de la red, enviando a la red eñuente tratado. Por ejemplo, una planta diseñada para 100 viviendas en donde hay conectadas 250 se deben instalar biodigestores en el excedente, es decir, en 150 viviendas de esta forma se envía a la red sólo el eñuente crudo de 100 unidades asegurando el perfecto funcionamiento de la misma.

Mantenimiento:

El período de extracción de lodos estabilizados se realiza preferentemente en períodos estivales. La primera extracción de lodos estabilizados se realiza a los 12 meses de la fecha de inicio de utilización. De esa forma será posible estimar el intervalo necesario entre las operaciones, de acuerdo con el volumen de lodos acumulados en el biodigestor.

Dependiendo de la cantidad de habitantes de la vivienda y del diseño de la instalación, se podrá decidir el tamaño del biodigestor a colocar.

El Biodigestor Autolimpiable Rotoplas realiza un tratamiento de agua primaria beneficiando el cuidado del medio ambiente y evitando la contaminación de los mantos freáticos. Aporta puntos para la certificación LEED al ser un producto sustentable, además de que cumple con la Norma NOM-006-CONAGUA-1997 “Fosas sépticas prefabricadas y especificaciones y métodos de prueba”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.