• abril 22, 2024

Arabia Saudita construye su megaciudad futurista de 170 km de largo

The Line, una enorme metrópoli una ciudad futurística que Arabia Saudita ha proyectado en medio del desierto que ha empezado a construirse. En realidad, se trata de un rascacielos que tendrá 170 metros de largo, alcanzará medio kilómetro de altura y 200 metros de ancho. La idea es que vivan nueve millones de personas para crear un centro económico mundial.

El elemento principal de la ciudad será el edificio mirror line, una estructura poco peculiar donde los promotores tendrán que construir un armazón a lo largo de 120 kilómetros de extensión para ofrecer cimentos planos y horizontales para levantarlo, además, se tendrá que compensar con la curvatura de la tierra porque se encorvará 20 centímetros por kilómetro.

Cada uno de los dos bloques paralelos medirá 488 metros de altura y unirán el desierto con el golfo de Aqaba mediante una cadena montañosa. Por otro lado, la ciudad no tendrá coches ni contaminación, pero sí un aeropuerto futurista que enlazará al edificio con el resto del mundo.
Una vez terminada la primera fase, los constructores deberán levantar los muros, que estarán protegidos por los cuatro costados por gigantescos espejos que protegerán la ciudad de las tormentas de arena del desierto y reducirá el impacto visual de la construcción: todo lo que se reflejará en la ciudad será el propio desierto.

La ciudad ofrecerá un sistema de trenes de alta velocidad que permitirán cruzar en 20 minutos de un extremo a otro la línea de 170 kilómetros, las zonas naturales, los comercios y servicios. El proyecto ya se comprometió a que todos los residentes tengan todas las instalaciones necesarias a tan solo cinco minutos andando desde sus casas.

Albergará a nueve millones de personas

El proyecto es un plan sin precedentes, especialmente si lo comparamos con ciudades reales. Hablan de muros de 500 metros y el Empire State tiene 381. Albergará nueve millones de habitantes y Madrid tiene tres. Hablan de 170 kilómetros, más distancia de la que hay entre Sevilla y Málaga y prometen recorrerla en 20 minutos.
Además, los residentes podrán moverse en tres dimensiones: arriba, abajo y transversalmente. A esto lo han llamado urbanismo de Gravedad Cero, que com-binará, parques públicos y áreas peatonales, escuelas, hogares y lugares de trabajo de modo que uno pueda moverse sin esfuerzo para satisfacer las necesidades diarias en cinco minutos.

Climatización

La climatización de ese monstruo será completamente natural y ecológica, pero teniendo en cuenta que el proyecto original también mostrará árboles moviéndose sobre plataformas voladoras. Arabia Saudita confirma que The Line es, oficialmente, una obra real.
The Line es diseñada por NEOM, una empresa propiedad del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salman, The Line será una ciudad sostenible e inteligente. Ahora, el proyecto busca financiación. El objetivo es que la ciudad esté operativa en 2030. Los impulsores han lanzado un anuncio internacional para atraer fondos con los que crear esta futurista metrópoli.