10 años de Contacto Construcción 100 ediciones de información, crecimiento y vigencia

10 años de Contacto Construcción 100 ediciones de información, crecimiento y vigencia

“La mayor parte de los emprendimientos nace con el objetivo de satisfacer las diversas necesidades de una comunidad, como respuesta a los problemas que más le aqueja. En esta ocasión, y luego de un concienzudo estudio, nace Contacto Construcción, con la finalidad de promover, acompañar y difundir los diversos emprendimientos del rubro que se generen a niveles local, departamental y nacional; pero además y principalmente para coadyuvar al desarrollo de emprendimientos que conlleve a solucionar las problemáticas por las que atraviesa gran parte de la población boliviana”, estas fueron algunas palabras que se plasmó en el primer editorial de la revista.

En 2010, se concretó el sueño de crear una publicación especializada en el rubro, apuntada a constituirla en una importante herramienta de consulta para los profesionales y, para ello, entablar relaciones interinstitucionales pertinentes, a fin de desarrollar una sinergia que facilite encontrar soluciones al problema habitacional, de infraestructura vial y otros aspectos en Bolivia. Hoy, 10 años después, la revista se ha consolidado como el máximo referente de información en el sector, con un crecimiento y una evolución constantes; 100 ediciones ininterrumpidas son el reflejo del esfuerzo y dedicación del equipo que a través de los años ha buscado la noticia y las últimas novedades en el sector, además de acompañar el progreso de las empresas de la industria.

Con motivo de la celebración de los 10 años y las 100 ediciones del medio, mostramos una línea de tiempo de las publicaciones, las portadas, el contenido y la transformación que tuvo durante este tiempo.

2010

La primera edición se publicó en abril de 2010, durante ese año se realizaron cuatro publicaciones, en las cuales destacaron la construcción de los pasos a desnivel en la avenida Banzer de la capital cruceña, la inversión de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) en vías del país, el auge de las empresas constructoras con proyectos de todo tipo y el aporte del rubro para el crecimiento de la economía nacional.

2011

Para ese año, la revista comenzó a publicar ediciones bimensuales, lanzó seis números con un contenido variado según las áreas del sector. La tragedia del edificio Málaga que conmocionó al país entero y puso en duda los permisos de construcción, las nuevas tendencias estéticas y conceptuales de la arquitectura cruceña y la importancia del uso del suelo y su calidad para construir un edificio fueron los reportajes principales.

Por aquellos años, las viviendas en altura surgieron como una nueva modalidad, la urbe comenzó a crecer de forma vertical; asimismo, las inversiones inmobiliarias se incrementaron y dinamizaron el sector, barrios como Equipetrol y Urbarí o zonas como la norte, la sur y la noroeste resaltaron bastante para hacer negocios; además, la proyección del crecimiento de la construcción se concretó, debido al efecto multiplicador que conlleva al intervenir diferentes insumos en la actividad.

2012

La gestión comenzó con nuevos desafíos para Contacto Construcción, ya que el objetivo era pasar a ser una revista mensual, meta que se cumplió a mediados de año. También fue desafiante para el contenido, debido a que hubo muchos temas de qué hablar e informar.

Las empresas constructoras empezaron a especializarse para competir ante la gran demanda de obras tanto públicas como privadas, los materiales prefabricados cobraron importancia por su habilidad de edificación rápida en viviendas, y a la vez, el incremento de inmuebles ocasionó una informalidad en el mercado, por lo que, incluso hasta hoy, el asesoramiento legal es fundamental.

2013

Desde ese año, la revista empezó a publicarse de forma mensual a partir del mes de febrero. Se presentaron 11 números con artículos sobre construcción, arquitectura, diseño y otras áreas que fueron tendencia ese tiempo y que poco a poco se constituyeron en secciones fijas.

En 2013 se aprobó la Ley de Servicios Financieros, que permitía acceder a un crédito de vivienda, y el crecimiento de condominios era imparable en Santa Cruz de la Sierra. Una nueva propuesta por la que Contacto Construcción apostó fue el anuario, en el que se plasmó el contenido usual más información especial de los clientes y sus emprendimientos o corporaciones.

2014

El diseño de diversos ambientes del hogar fueron algunos temas desarrollados en las ediciones de la revista. Por ejemplo, la distribución correcta de los espacios de la cocina, las consideraciones para construir una piscina, la iluminación, los muebles y los colchones para un dormitorio cómodo y funcional, y los materiales para el baño soñado.

El crecimiento del rubro iba como viento en popa, en ese sentido, los pasos de la construcción de un edificio fueron de gran interés, una temática que se tocó a profundidad, además de la maquinaria con soluciones tecnológicas para optimizar la exploración y transporte en el sector minero. Durante la gestión, proyectos como el viaducto del 5° anillo y la avenida Banzer, el cambódromo, la avenida G77 y otras obras complementarias resaltaron por su aporte en infraestructura.

2015

Artículos con temas innovadores fueron portadas de la revista como las casas hechas de contenedores, la prueba hidráulica previa a la construcción de puentes, los empapelados para la decoración del hogar y las pérgolas ideales en jardines tanto de viviendas como condominios para dar sombra.

Las ediciones especiales de septiembre, por los aniversarios de Cochabamba, Pando y Santa Cruz, y diciembre, por el anuario, tuvieron una gran acogida en el sector constructor por el contenido informativo como los 100 años de la Catedral Metropolitana, un icono arquitectónico cruceño, y la participación de empresas que compartieron el trabajo realizado en la gestión y sus proyecciones.

2016

Una innovación que realizó la revista fue la primera edición de la Guía Empresarial, en la que participaron compañías del rubro para informar sobre su misión, visión, productos y servicios. El proyecto fue tan exitoso que se convirtió en el sello de la revista, un número especial que se publica en julio de cada año; hasta ahora se han realizado cuatro versiones de la guía y se agregaron nuevos ítems de información como precios y fecha de aniversario.

Además, la importancia del material para instalación eléctrica, el control de la construcción de edificios en el país, el auge de la construcción de edificios y viviendas en Santa Cruz y La Paz, y la arquitectura sostenible o los edificios verdes fueron temas tocados en los distintos números.

2017

Los diseños de mobiliario de oficina, las viviendas en módulos habitacionales o containers, la grifería para el uso eficiente del agua y el avance tecnológico en maquinaria y equipo pesado fueron algunos de los reportajes centrales de la revista.

Otros temas que marcaron la agenda del rubro fueron las últimas tendencias en pintura, en diseño y en decoración, además de la cultura de seguridad industrial para con los obreros, que hasta en la actualidad se sigue tratando para prevenir pérdidas humanas y mantener las operaciones en un flujo normal.

2018

La revista comenzó con una serie de cambios como parte de su transformación. Más temas de análisis y de coyuntura se desarrollaron, como el estudio de suelos para la construcción, la infraestructura deportiva ejecutada para los Juegos Suramericanos Cocha 2018, el avance en puentes para seguir conectando el país y el aporte del rubro siendo el que más empleos ha generado en los últimos años, pese a la marcada desaceleración. También se analizó la situación sísmica de Santa Cruz, su preparación para un fuerte suceso y la construcción adecuada para afrontar el acontecimiento.

El año concluyó con una edición diferente, una revista de doble portada, es decir en un cuerpo el anuario 2018, que recopilaba los hechos más destacados de la gestión en el sector, y en el otro la publicación mensual con información extra de aranceles, precios de materiales de construcción y otros.

2019

El proceso de reinvención siguió siendo el horizonte del medio, por lo que se continuó con el cambio de formato, es decir, artículos de interés y diseño de la revista. Bajo el concepto de que menos es más, las portadas comenzaron a ser más limpias, y se refrescó la imagen del diagramado, siendo más prolija y ayudando a la lectura por la simpleza visual.

La agenda estuvo marcada por varios temas: una nueva normativa tributaria para bienes inmuebles puso en jaque al sector, el crítico estado de la infraestructura hospitalaria cuando se anunció el Sistema Único de Salud (SUS) y la construcción de puentes largos y altos como tendencia en Bolivia. Asimismo, la metropolización irrefrenable que es más evidente en el eje troncal, las ciudades intermedias y el proceso migratorio campo-ciudad, el análisis reológico de asfaltos y el papel de la mujer en el sector fueron motivo de reportajes.

2020

Debido a los acontecimientos que el país vivió en los últimos años por las inundaciones, los incendios y los deslizamientos, la revista realizó un reportaje publicado en tres ediciones sobre la Gestión del Riesgo de Desastres (GRD) y el manejo por parte de los niveles de gobierno. Hace décadas y aún ahora, Bolivia se centra en la atención de la emergencia, cuando lo ideal es que se trabaje en la reducción de riesgos y se construya una infraestructura resiliente que permita a la población conservar sus viviendas, por lo que el tema de fondo repercute en la planificación territorial.

Otros reportajes abordaros fueron las políticas de suelo para un urbanismo adecuado y los asentamientos informales con repercusión en viviendas ilegales y falta de regularización. Además, se resaltó en el contenido la sustentabilidad como un modelo de negocio rentable, las finanzas sostenibles en el mercado bursátil y la urgencia de una seguridad vial para evitar accidentes en carreteras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *