Edición 89

El transporte público se debate entre el modernismo y arcaísmo con el BRT 

La Ley de Movilidad Urbana, Integral, Sostenible y Segura promulgada por el Gobierno Municipal Autónomo de Santa Cruz de la Sierra y el sistema de Buses de Transporte Rápido (BRT) fueron rechazados por los actores directos del tránsito colectivo, especialistas en planificación urbana e instituciones como la gobernación, que negó la licencia ambiental para el inicio de las obras civiles.

La mayoría de las voces disonantes proviene de empresarios de micros y sindicatos que desean mantener el statu quo vigente con unidades obsoletas, insalubres, inseguras, atravesando la ciudad a su albedrío, sin controles ni paradas. A ellos se suman ejecutivos que el último año han renovado su flota con una exorbitante inversión pero que quedará remplazada, sin más ni menos, por los requeridos de la alcaldía.

Pese a que se hicieron explicaciones técnicas y didácticas del plan, no tuvieron el eco de un análisis imparcial y objetivo, las amenazas terminaron por acorralar, por lo menos temporalmente, la puesta en marcha del programa. Es en este punto que existen opiniones divididas, ya que algunas personas están de acuerdo con su aplicación y otras no, el proyecto, con sus eventuales fallas, pretende introducir un modelo efectivo, empero no soluciona la gran problemática de trasladar a la gente que habita en la zona periurbana hasta el centro.

La ejecución del BRT ha sido postergada, influyeron las observaciones a su forma de implementación, el recojo de pasajeros por la izquierda o derecha, el uso adecuado del camellón y hasta el equipamiento de los buses con acondicionadores de aire, wifi y otras. Las reformas de fondo como la agilidad, competitividad, unidades vehiculares grandes y revolucionarias, además de ahorro significativo de tiempo, quedaron anuladas.

La situación de la metrópolis cruceña es crítica, durante las últimas gestiones se ha estado debatiendo entre la monotonía o el progreso, el avance o retroceso, sin tomar hasta la actualidad una decisión puntual, ocasionada no solo por el tema político que complica la construcción de obras, sino también por las influencias superestructurales de grupos de poder como los choferes.

Aunque esa es la coyuntura que se vive en la ciudad, no se puede dejar de pensar en tres factores: el BRT es una respuesta positiva para el transporte, lo ejemplifican diversos países y es preciso adaptarlo correctamente al contexto local; el nivel de educación vial en el país es pésimo, si se piensa cambiar el sistema, los habitantes deben poner de su parte; y finalmente priorizar el medioambiente, utilizar buses que no contaminen la atmósfera y que no estén más de 20 años en circulación. 

La Gerencia

Los puentes bolivianos superan expectativas de construcción, 15 sobrepasan los 200 metros de longitud

El Banegas y una veintena más son ejemplos de que los viaductos tienen una enorme importancia en el desarrollo de la infraestructura vial del país, un sólido y cualitativo impulso tecnológico los está tornando más eficientes, resistentes y funcionales Según últimos datos publicados por la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC),… Continuar leyendo

El SIN prorrogó por 30 días la aplicación de la nueva norma tributaria

Ante reiteradas solicitudes por parte de los instituciones del rubro, el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) accedió a entablar conversaciones y analizar las observaciones presentadas sobre el nuevo reglamento. El resultado fue la ampliación del plazo, sin embargo, el sector de la construcción sigue tomando medidas para llegar a un… Continuar leyendo

El BRT queda en suspenso; los transportistas y la población se oponen a su implementación

Los trabajos de adecuación para el nuevo modelo de transporte quedaron truncados porque el proyecto no cuenta con un requisito indispensable. Diversas protestas se han realizado durante el mes de abril en la capital porque se refuta el diseño, implica la compra de buses para cambiar la flota existente y… Continuar leyendo

Las urbes latinoamericanas de 2030 oscilan entre apocalípticas y primitivas urbanas

Las proyecciones estadísticas anuncian para la mitad del siglo XXI un 68% de población mundial urbana con la incorporación de 2.500 millones de personas que precisarán, ineludiblemente, vivienda, movilidad eficiente y servicios básicos. La prosperidad de las urbes dependerá de la capacidad de brindar transporte, empleo y solucionar los problemas… Continuar leyendo

Un comentario

  1. Juan Pablo Mendoza Cabrera

    Muy buena revista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *